Salud y sistemas de salud

Cómo aprovechar el poder de los datos para mejorar la atención sanitaria

Si utilizados eficazmente, los datos pueden mejorar la atención sanitaria.

Si utilizados eficazmente, los datos pueden mejorar la atención sanitaria. Image: Unsplash

Judith Moore
Head, Healthcare Access & Outcomes, World Economic Forum
Yasmin Dias Guichot
Project Lead, Health Systems Transformation, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Salud y sistemas de salud??
La visión global
Explora y monitorea cómo La salud mundial afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

La salud mundial

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • A pesar de la asombrosa cantidad de datos que genera el sector sanitario, el 97% de ellos no se utiliza.
  • Aprovechada eficazmente, esta enorme masa de datos sanitarios podría conducir a tratamientos y curas más eficaces y racionalizar recursos escasos.
  • Una nueva iniciativa del Foro Económico Mundial aúna la transformación digital y la atención de alto valor para mejorar la atención a los pacientes.

La cantidad de datos que genera el sector sanitario cada segundo es casi incomprensible. Se calcula que hasta 2020 el sector generó en todo el mundo 2,3 zettabytes de datos, es decir, 2.300.000.000.000.000.000.000 bytes. El equivalente a 2,3 billones de DVD de datos.

Nos encontramos en medio de una revolución mundial de la sanidad digital. La capacidad de aprovechar esta enorme masa de datos sanitarios ofrece la promesa de tratamientos y curas mejores y más eficaces, racionalizando los escasos recursos de sistemas sanitarios ya de por sí al límite de sus posibilidades. La tecnología digital podría ser una palanca clave para alcanzar la meta 3.8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) -lograr la cobertura sanitaria universal (CSU)- uno de los tres temas sanitarios abordados en una reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada este año.

¿Has leído?

En el cambiante panorama de la sanidad mundial, la necesidad de sistemas sanitarios eficientes y orientados al valor es primordial. El aumento de la complejidad, la falta de coordinación y estandarización, y el enorme potencial de los datos sanitarios subrayan la urgencia de un cambio transformador. Las naciones líderes, incluidos el G7 y el G20, reconocen la importancia de los datos sanitarios y hacen hincapié en la cooperación internacional para la salud digital y la utilización de datos. La colaboración de Japón con la UE sirve de modelo para los flujos transfronterizos de datos sanitarios, en consonancia con las normas mundiales de protección de datos.

A pesar del crecimiento exponencial de los datos sanitarios, el 97% de ellos no se utiliza, lo que representa una oportunidad única para mejorar el rendimiento de los sistemas sanitarios. La clave reside en la creación de vínculos sostenidos, la transformación de grandes cantidades de información no estructurada en perspectivas clínicamente procesables y, en última instancia, la mejora del flujo de datos para apoyar la atención óptima y las intervenciones más allá de la clínica. Los datos y las soluciones digitales tienen el potencial de actuar como "multiplicadores de fuerza" para lograr sistemas sanitarios más sostenibles, resilientes y eficaces.

Cuestiones clave relacionadas con el acceso a los datos sanitarios

La pandemia de COVID-19 nos enseñó muchas lecciones digitales. En una crisis mundial, la capacidad de recopilar y comprender rápidamente enormes cantidades de datos sanitarios para gestionar la propagación de un virus es fundamental. El aumento de la utilización de la telesalud, el rastreo de contactos, el seguimiento de brotes, las pruebas de detección de virus y la investigación médica generaron más datos sanitarios de los que muchas organizaciones preveían o para los que estaban preparadas. Pero al mismo tiempo, las organizaciones sanitarias a menudo tenían dificultades para encontrar la información básica que necesitaban para apoyar la atención al paciente.

Surgieron tres temas críticos: el enorme volumen de datos; la preocupación por la privacidad de los datos; y la necesidad de interoperabilidad, o sea, la colaboración sin fisuras de distintos sistemas. También quedó claro que estos tres factores pueden a veces entrar en conflicto entre sí, por lo que es crucial encontrar el equilibrio adecuado.

Con más de 2,3 zettabytes de datos sanitarios mundiales, la accesibilidad a los datos adecuados es crucial para innovaciones como la inteligencia artificial (IA). Sin embargo, la naturaleza aislada y altamente regulada de los datos sanitarios plantea retos. Equilibrar la privacidad de los datos y encontrar formas de compartir información anónima es clave para fomentar la innovación.

¿Has leído?

    Mejorar la recopilación, el intercambio y la utilización de datos

    Según un análisis reciente del Foro Económico Mundial, un hospital típico produce 50 petabytes al año. Esta masa de información se compone de notas clínicas, pruebas de laboratorio, imágenes médicas, lecturas de sensores, genómica y datos operativos y financieros. Sin embargo, el 97% de todos los datos globales producidos por los hospitales cada año no se utiliza. Los datos son la savia de la investigación impulsada por la IA, reduciendo los riesgos de las fuentes de datos y diluyendo la potencia del análisis.

    La tecnología wearable, los smartphones y las aplicaciones móviles también aportan valiosos datos sanitarios generados por los usuarios. Estos datos generados por el usuario pueden complementar los datos clínicos existentes, permitiendo a las personas controlar las enfermedades crónicas en casa y mejorar la atención al proporcionar un acceso temprano a los datos que identifican los problemas antes de que se agraven. Pero esto también significa asegurarse de que el consentimiento, la seguridad, la transparencia y la rendición de cuentas estén integrados en cualquier sistema.

    Si se pueden superar los retos del volumen de datos y la privacidad, entonces entra en juego el tercer reto. La interoperabilidad requiere que los custodios de los datos compartan información precisa y oportuna de forma segura y controlada, utilizando un lenguaje común. Los usuarios autorizados de la información, como los proveedores, deben tener la capacidad de extraer (o agregar en algunos casos) datos de múltiples fuentes, integrar y aumentar esos datos y exponerlos como información agregada a un público más amplio. El problema es que faltan normas comunes para los servicios sanitarios conectados.

    Fomentar un ecosistema sanitario digital

    Pero, ¿cómo crear un sistema justo y equitativo que aproveche el potencial de este enorme volumen de datos para mejorar la salud de los pacientes?

    La creación de este ecosistema sanitario digital es una prioridad para los agentes mundiales. El proceso de tender puentes en el mundo digitalmente dividido de los sistemas de salud tiene un fuerte impulso, con numerosos organismos mundiales -como la Organización Mundial de la Salud, PATH y Transform Health, entre muchos otros- trazando el camino y dando pasos impresionantes. Pero sigue existiendo una necesidad crítica de acelerar y amplificar el impacto de estos esfuerzos.

    Solo se encontrarán las mejores soluciones si se reúnen organizaciones de todos los sectores y de todas las zonas geográficas. Esto significa unir a organizaciones públicas, privadas y civiles de la sanidad, los seguros, las ciencias, la tecnología, los sectores minorista y de consumo, las finanzas y muchos otros ámbitos. Esto es lo que mejor sabe hacer el Foro.

    Descubre

    ¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la salud mental?

    Sobre la base de su compromiso de larga data con la transformación de los sistemas, el Foro encabeza ahora una iniciativa centrada en la transformación de la atención sanitaria mediante la salud digital con un enfoque basado en el valor a través de una iniciativa denominada Transformación Digital de la Atención Sanitaria, una progresión natural de su labor fundacional sobre la atención sanitaria basada en el valor. Esta iniciativa aúna la transformación digital y la atención de alto valor con el objetivo de mejorar la salud de los pacientes.

    Los datos orientados al valor y la sanidad digital pueden marcar la diferencia a la hora de prestar una asistencia de alto valor, mediante el uso de datos y análisis a un nivel totalmente distinto. La capacidad de aprovechar y traducir esta enorme masa de datos sanitarios ofrece la promesa de tratamientos y curas mejores y más eficaces, al tiempo que libera recursos escasos, a menudo de sistemas sanitarios ya sobrecargados.

    En la reunión anual del Foro Económico Mundial de este año, los líderes se unirán para defender una colaboración mundial responsable en pro de la transformación de la asistencia sanitaria. Una sesión estratégica específica pretende centrar la voz de la industria mundial en foros internacionales clave como el G20, el G7 y la agenda de la UE. Al abogar por la uniformidad para evitar la fragmentación e impulsar enfoques de datos innovadores, esta alineación moviliza a las partes interesadas públicas y privadas de todo el mundo en favor de prácticas estandarizadas de intercambio de datos sanitarios, fomentando un panorama sanitario armonizado y dando prioridad a los resultados centrados en el paciente.

    Trabajemos juntos para establecer una norma mundial de gestión de datos sanitarios que garantice su uso seguro y ético, mejorando así la seguridad sanitaria mundial e impulsando la innovación sanitaria centrada en la mejora de los resultados sanitarios.

    Loading...
    No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

    Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

    Inscríbete de forma gratuita

    Licencia y republicación

    Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

    Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

    Temas relacionados:
    Salud y sistemas de saludForo InstitucionalBienestar y Salud Mental
    Comparte:
    World Economic Forum logo
    Agenda Global

    La Agenda Semanal

    Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

    Suscríbete hoy

    Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

    La desigualdad está impulsando la resistencia a los medicamentos antimicrobianos. Así podemos frenarla

    Michael Anderson, Gunnar Ljungqvist and Victoria Saint

    13 de junio de 2024

    Sobre nosostros

    Eventos

    Medios

    Socios y Miembros

    • Únete

    Ediciones en otros idiomas

    Política de privacidad y normas de uso

    © 2024 Foro Económico Mundial