• Siemens ha dado a sus empleados la oportunidad de trabajar a distancia dos o tres días a la semana.
  • La decisión se tomó después de que la compañía se vio obligada a trabajar a distancia durante la pandemia de COVID-19.
  • Los cambios se han asociado con un estilo de liderazgo diferente que se centra en los resultados, en oposición al tiempo que se pasa en la oficina.


La alemana Siemens ha decidido dejar que sus empleados trabajen desde donde quieran durante dos o tres días a la semana, en el último ejemplo de cómo el coronavirus está haciendo que las grandes empresas se replanteen cómo y dónde trabaja su personal.

El fabricante de software industrial de trenes con sede en Munich dijo que su junta había aprobado un nuevo modelo de trabajo que permitirá a los empleados trabajar desde donde sean más productivos, incluso en casa o desde un espacio de trabajo conjunto.

"El objetivo es permitir que los empleados de todo el mundo trabajen en movilidad durante un promedio de dos o tres días a la semana, siempre que sea razonable y factible", dijo Siemens en un comunicado.

"Estos cambios también se asociarán a un estilo de liderazgo diferente, uno que se centre en los resultados más que en el tiempo que se pasa en la oficina", dijo el nuevo director ejecutivo Roland Busch.

Las empresas de tecnología como Twitter Inc. han estado tomando la delantera en un cambio permanente que está ganando fuerza en otras industrias a medida que las empresas buscan reducciones de costos o la conveniencia de los empleados - o ambas cosas.

Siemens, que es la primera gran empresa alemana en hacer cambios permanentes en la forma de organizar el trabajo del personal, dijo que el nuevo modelo se aplicará a más de 140.000 empleados en alrededor de 125 lugares en 43 países.