Manifestantes de todo el mundo salieron a las calles el viernes, pese las advertencias por el coronavirus, en una ola de indignación por la muerte del afroamericano George Floyd en Estados Unidos y por el racismo contra las minorías en sus propios países.

La muerte de Floyd, después de que un policía blanco presionó la rodilla contra su cuello mientras lo detenía, ha convulsionado a Estados Unidos.

Los manifestantes asisten a una protesta contra la brutalidad policial y la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis, en Frankfurt, Alemania, el 6 de junio de 2020.
Los manifestantes asisten a una protesta contra la brutalidad policial y la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis, en Frankfurt, Alemania, el 6 de junio de 2020.
Imagen: REUTERS/Kai Pfaffenbach - RC2N3H9J1MK1

Marchas en las ciudades alemanas de Fráncfort y Hamburgo convocaron a más de 10.000 personas, según testigos de Reuters. Las personas levantaron sus manos, con pancartas con lemas como: “Tu dolor es mi dolor, tu lucha es mi lucha”.

Luego de que las autoridades en muchos países advirtieron del riesgo de infecciones por COVID-19 en eventos masivos, algunos manifestantes en Alemania usaron mascarillas con una imagen de puño cerrado.

Una pancarta en el mitin de Fráncfort rezaba: “¿Cuántos no se grabaron?”, en referencia al hecho de que el caso de Floyd fue captado por cámaras en Mineápolis.

Manifestantes con máscaras protectoras y cubiertas para la cara sostienen pancartas durante una protesta de Black Lives Matter en Parliament Square, tras la muerte de George Floyd que murió bajo custodia policial en Minneapolis, Londres, Gran Bretaña, el 6 de junio de 2020.
Manifestantes con máscaras protectoras y cubiertas para la cara sostienen pancartas durante una protesta de Black Lives Matter en Parliament Square, tras la muerte de George Floyd que murió bajo custodia policial en Minneapolis, Londres, Gran Bretaña, el 6 de junio de 2020.
Imagen: REUTERS/Henry Nicholls - RC2N3H9EESOO

En Trafalgar Square, en Londres, decenas de personas se arrodillaron en solidaridad con el movimiento Black Lives Matter (“Las vidas negras importan”).

Los carteles decían: “La gente blanca debe hacer más” y “Justicia por Belly Mujinga”, una trabajadora ferroviaria que murió de COVID-19 después de que un hombre que dijo que estaba infectado la escupió.

En Australia, manifestantes marcharon a la Casa del Parlamento en Canberra, según imágenes de las redes sociales. Los australianos también están protestando por el maltrato a la población indígena del país.

La gente marcha en la calle en solidaridad con las protestas contra la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis, en Seúl, Corea del Sur, el 6 de junio de 2020.
La gente marcha en la calle en solidaridad con las protestas contra la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis, en Seúl, Corea del Sur, el 6 de junio de 2020.
Imagen: REUTERS/Heo Ran - RC2L3H9MXVLX

La policía francesa prohibió una manifestación programada para el sábado frente a la embajada de Estados Unidos en París, aduciendo riesgos de disturbios y la pandemia de coronavirus.

El viernes también se organizaron manifestaciones en Países Bajos, Liberia, Noruega, Italia, Austria, Canadá y Grecia, y hay más marchas previstas para el fin de semana.