Este domingo 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, que busca contribuir a acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en ámbitos como el económico, social y sexual. Cientos de actos y eventos han sido organizados en distintas partes del mundo, muchos de los cuales deberán ser aplazados o cancelados por la epidemia del coronavirus.

Este año, Naciones Unidas, impulsores de la jornada, han puesto el foco en la lucha conjunta y unidad entre las distintas generaciones.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

El Foro Económico Mundial mide las brechas de género desde 2006 y presenta los resultados en su informe anual sobre la brecha global de género.

El informe sobre la brecha global de género realiza un seguimiento de los avances hacia la eliminación de las brechas de género en diferentes países. Con el fin de que los resultados de este informe se conviertan en acciones concretas y avances a escala nacional, hemos desarrollado un modelo de aceleradores para cerrar la brecha de género en el ámbito de la colaboración público-privada.

Se han creado aceleradores en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Panamá y Perú, en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo.

En 2019, Egipto se convirtió en el primer país de Oriente Medio y África en crear un acelerador para cerrar la brecha de género. Aunque actualmente hay más mujeres que hombres matriculados en la universidad, las mujeres solo representan poco más de un tercio de los trabajadores profesionales y técnicos en Egipto. Asimismo, las mujeres trabajadoras tienen menos probabilidad de recibir el mismo salario que sus homólogos varones por un trabajo equivalente o de alcanzar puestos ejecutivos.

Francia es el primer país del G20 que ha puesto en marcha un acelerador para cerrar la brecha de género, lo que indica que las economías desarrolladas también están desempeñando un papel importante a la hora de introducir esta estrategia para eliminar la brecha de género.

En estos países, los directores generales de las empresas y los ministros del Gobierno han iniciado una colaboración a tres años vista para la elaboración de políticas que contribuyan a seguir reduciendo las brechas económicas de género. Dichas políticas incluyen la ampliación del periodo de baja por maternidad/paternidad, ayudas para el cuidado de los hijos y la eliminación de sesgos inconscientes en la contratación, la retención y la promoción profesional.

Si su empresa pertenece a uno de los países que aplican aceleradores para cerrar la brecha de género, puede hacerse miembro del grupo local.

Si usted representa a una empresa o un gobierno de un país donde actualmente no tengamos ningún acelerador para cerrar la brecha de género, puede ponerse en contacto con nosotros para estudiar la posibilidad de crear uno.

En los últimos veinte años se ha conseguido avanzar en la igualdad de género en buena parte del mundo, aunque todavía queda un largo camino para que ellos y ellas tengan las mismas oportunidades y un tratamiento igual por parte de la sociedad.

En cuanto a la percepción de este fenómeno, no sorprenderá el hecho de que en muchos países ellas suelen mostrarse ligeramente más escépticas que los varones cuando se les pregunta sobre las mejoras hacia el fin de la discriminación de género, tal y como recoge una encuesta de Pew Research Center.