Medio ambiente y seguridad de los recursos naturales

¿Qué significa la nueva ley europea sobre deforestación para el cacao especial colombiano?

Un hombre recogiendo frutos de cacao amarillo.

El 95% del cacao colombiano se considera cacao especial, por su fino sabor y sus características genéticas. Image: Pexels

Julio Andrés Rozo Grisales
Founder and Director, Amazonía Emprende-Escuela Bosque
Estefania Liehr
Team Amazonía Emprende , Amazonía Emprende
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Medio ambiente y seguridad de los recursos naturales afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Medio ambiente y seguridad de los recursos naturales

  • El reglamento de la Unión Europea sobre deforestación (EUDR) entró en vigor el 29 de junio de 2023 para garantizar que las materias primas importadas, como el cacao, estén libres de deforestación.
  • Para ser considerado "libre de deforestación", el cacao debe haberse producido en tierras que no hayan sido objeto de deforestación después del 31 de diciembre de 2020.
  • Europa es el principal importador de cacao en grano del mundo, con más de la mitad de las importaciones mundiales. En las últimas cuatro décadas, la producción de cacao no ha dejado de crecer y la demanda de cacao de la UE va en aumento.
  • Colombia es uno de los principales proveedores mundiales de cacao fino o de aroma, y ocupa el quinto lugar en las exportaciones mundiales.

Cuando nos deleitamos con una buena tableta de chocolate, rara vez nos detenemos a preguntarnos de dónde procede su ingrediente principal, el cacao, o qué impacto tiene su producción en las personas, los bosques y la biodiversidad. La realidad suele ser triste. Ghana y Costa de Marfil (los dos mayores productores de cacao del mundo) han perdido el 94% y el 80% de sus bosques, respectivamente, en los últimos 60 años, y aproximadamente un tercio de esa pérdida se debe a la expansión de la producción de cacao. Y en 2021, se calcula que 1,5 millones de niños trabajaban en explotaciones cacaoteras de estos dos países. A medida que estos hechos se van conociendo, es comprensible que los consumidores demanden productos que no generen tales impactos negativos.

Para mejorar las condiciones en la cadena de suministro, entró en vigor un nuevo reglamento de la UE sobre deforestación (EUDR), que exige que los productos básicos importados en el mercado de la UE estén libres de deforestación y cumplan la legislación ambiental del país de producción. El Reglamento se aplica a varios productos básicos, como el ganado, el cacao, el café, la palma aceitera, el caucho, la soja y la madera.

¿Qué significa esto para el sector del cacao?

Las empresas que suministran cacao en grano o tabletas de chocolate al mercado de la UE son las principales responsables. Algunos requisitos clave son:

  • Los productos deben estar libres de deforestación, lo que significa que se han producido en tierras que no se han convertido de uso forestal a agrícola después del 31 de diciembre de 2020.
  • La producción debe ajustarse a la legislación pertinente del país de producción, incluidas las leyes sociales y ambientales.
  • Se debe aplicar la diligencia debida para demostrar el cumplimiento (incluidos sistemas de trazabilidad, recopilación de datos, verificación de los productores, evaluaciones del riesgo de deforestación, sistemas de seguimiento de la deforestación, etc.).

Es comprensible que esto suponga una carga adicional para proveedores y productores, tanto en términos de costes como de obstáculos burocráticos. Los efectos pueden sentirse de forma diferente en la cadena de suministro, pero es importante que la carga no recaiga únicamente en los productores, que ya luchan con altos niveles de pobreza, costes de producción cada vez mayores y muchos otros retos. Aunque se trata de un reto evidente, el nuevo EUDR representa una oportunidad no sólo de generar un impacto positivo al producir materias primas, sino también de acceder a un mercado que sigue una clara trayectoria de crecimiento.

Oportunidades de mercado

Europa tiene un mercado del chocolate diverso, con sólidas industrias de transformación y fabricación que requieren cantidades sustanciales de cacao en grano. El valor del mercado del chocolate de la UE se estimó en 42.000 millones de euros (44 700 millones de dólares) en 2022. Aunque estas industrias requieren volúmenes significativos de cacao a granel, está surgiendo una nueva demanda creciente: el cacao de especialidad. El cacao de especialidad es un tipo de cacao de mayor calidad con características específicas como buena genética, orígenes únicos, trazabilidad y buenas técnicas de cosecha y poscosecha. Es un mercado más pequeño y representa menos del 10% del mercado total del chocolate, pero actualmente es el segmento de más rápido crecimiento en Europa. Las habas y el chocolate ecológicos también han experimentado un crecimiento de la demanda en el mercado europeo, una tendencia que se espera que continúe.

Moxe Colombia

Hay una empresa que ya trabaja en consonancia con los valores que engloba la EUDR. Moxe es una empresa chocolatera colombiana que produce chocolate artesanal, especial y de alta calidad con sabores únicos, al tiempo que se centra en generar un impacto social y medioambiental positivo para sus productores. Centran su producción en tres pilares principales:

  • Responsabilidad social: Moxe paga una prima por las habas de cacao, lo que garantiza que los productores reciban una compensación justa y puedan mejorar sus medios de vida.
  • Gestión medioambiental: Moxe promueve activamente la producción de cacao en proyectos de restauración, empleando especies autóctonas y evitando los monocultivos. También se adhieren a prácticas de producción 100% orgánicas certificadas, alimentando la biodiversidad y salvaguardando el medio ambiente.
  • Salud y bienestar: Moxe crea productos distintivos con sabores únicos que ofrecen un valor nutritivo superior al del chocolate producido industrialmente, y sin ninguna exposición a sustancias químicas nocivas.

Los proyectos de restauración y agrosilvicultura que incluyen cacao aumentan significativamente la biodiversidad y la productividad al potenciar los nutrientes del suelo, mantener funciones ecológicas clave, prevenir la erosión del suelo y crear ecosistemas resistentes. De hecho, un estudio reciente ha descubierto que los sistemas agroforestales basados en el cacao son eficaces para restaurar la calidad del suelo de pastizales degradados, un hallazgo clave para la Amazonia colombiana, ya que la ganadería extensiva es el principal motor de la deforestación. Además de las ganancias de carbono y biodiversidad de tales proyectos, el cacao también mejora los medios de subsistencia (por ejemplo, empleos estables, mayores ingresos) de las comunidades rurales, lo que se traduce en un impacto social duradero y, si se hace bien, también aumenta la concienciación sobre los problemas medioambientales locales y las medidas de mitigación.

Por ello, Moxe se ha asociado con Amazonia Emprende, una organización de Caquetá que promueve la restauración de ecosistemas con especies forestales autóctonas a gran escala. El núcleo de esta asociación radica en la ambición conjunta de contribuir a la preservación y revitalización de la Amazonia colombiana. El modelo agroforestal integral de Amazonia Emprende incluye el cacao como elemento clave. De este modo, no sólo se rehabilitan los ecosistemas, sino que también se promueven prácticas agrícolas sostenibles y se proporcionan medios de vida económicos alternativos a la población rural.

¿Has leído?

Aunque esta normativa representa un importante paso adelante en el fomento de la sostenibilidad, puede plantear ciertos retos y provocar consecuencias imprevistas. Por ejemplo, las empresas podrían trasladar su actividad a mercados con normas medioambientales y sociales menos estrictas, mientras continúa la deforestación. Del mismo modo, la normativa puede excluir a productores ya marginados, sobre todo a los que carecen de derechos de tenencia claros. Y luego está la cuestión de quién asumirá el aumento de los costes asociados a la obtención de certificaciones, la implantación de sistemas de control, el fomento de la capacitación y la navegación por la burocracia necesaria para cumplir la EUDR.

Enfrentarse a esto tendrá que ser un esfuerzo de equipo. Los gobiernos y las grandes empresas deben invertir en la capacitación de los pequeños agricultores y en inversiones para cumplir los requisitos. Los costes de cumplimiento deben repartirse equitativamente entre las partes interesadas, garantizando que se aborda la causa fundamental de la deforestación (en muchos casos, la pobreza). Y, por último, es importante que los consumidores comprendan y aprecien el esfuerzo adicional realizado, a lo largo de toda la cadena de suministro, para ofrecerles un chocolate producido de forma sostenible que ayude a las personas y a la biodiversidad, aunque ello suponga mayores costes.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Medio ambiente y seguridad de los recursos naturalesBosquesClimate and NatureEuropean Union
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Riesgos Globales 2024: 3 riesgos de los que no se habla lo suficiente

Thea de Gallier

7 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial