Cadena de suministro y transporte

Las sequías están creando nuevos problemas en la cadena de suministro. Estas imágenes muestran el impacto

Sequía.

Los daños económicos causados por las sequías aumentaron un 63% en 2021 en comparación con la media de los últimos 20 años, según la Organización Meteorológica Mundial. Image: Reuters/Christian Kraemer

Ewan Thomson
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Cadena de suministro y transporte afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Cadena de suministro y transporte

Este artículo se escribió por primera vez en noviembre de 2022 y se actualizó por última vez en octubre de 2023.

  • El agua es vital para el comercio mundial, ya que el 90% de los productos circulan por océanos y vías navegables, pero en los últimos veranos las graves sequías han dejado intransitables varias rutas comerciales internacionales.
  • Según la Organización Meteorológica Mundial, los daños económicos de las sequías aumentaron un 63% en 2021 en comparación con la media de los últimos 20 años.
  • Estas imágenes muestran cómo cuatro ríos clave se vieron afectados por la sequía y qué se puede hacer para prepararse para el futuro.

El agua es vital para el comercio mundial, ya que el 90% de los productos circulan por océanos y vías navegables.

Pero los últimos veranos han puesto de manifiesto lo sensibles que son algunas vías fluviales clave a las sequías. En octubre de 2023, el importante puerto brasileño de Manaos alcanzó su nivel más bajo desde que se tienen registros. Y en 2022, los ríos Misisipi, Yangtsé y Rin sufrieron graves embotellamientos.

Se prevé que la prolongada sequía de Brasil continúe durante varios meses más, y el pronóstico para el futuro es de sequías más extremas en todo el mundo, y no sólo en las zonas áridas. En 2050, la sequía podría afectar al 75% de la población mundial, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esto tiene consecuencias potencialmente alarmantes para el comercio mundial: cuando el nivel del agua es demasiado bajo para facilitar el movimiento de los buques, la cadena de suministro se rompe. Y eso puede salir caro. Según la Organización Meteorológica Mundial, los daños económicos causados por las sequías aumentaron un 63% en 2021 en comparación con la media de los últimos 20 años.

Estas imágenes muestran cómo cuatro ríos clave se vieron afectados por la sequía y qué se puede hacer para prepararse para el futuro.

Sequía en el Río Negro en octubre de 2023
Sequía en el Río Negro Image: Observatorio de la Tierra de la NASA

Sequía en el Alto Amazonas

La grave falta de lluvias entre julio y octubre de 2023 ha sumido al estado brasileño de Amazonas en la sequía, y el nivel de los ríos en el puerto de Manaos ha alcanzado su punto más bajo desde 1902.

El Río Negro es uno de los mayores afluentes del Amazonas, y el nivel del agua bajó hasta 13,5 metros en octubre de 2023; un nivel más típico sería de unos 20 metros.

Manaos es el principal centro de transporte del Alto Amazonas y un importante punto de tránsito de mercancías, como carne de vacuno y pieles de animales. El estiaje ha llevado a algunas rutas de barcazas a reducir sus grandes cargas, mientras que el atraque de buques transoceánicos en Manaos también se ha visto afectado. Los costes de las rutas marítimas del norte del Amazonas se han disparado y existe el riesgo de que se interrumpa la cosecha de maíz de la región.

Sin embargo, la sequía no se limita al río Negro, ya que otros grandes afluentes también sufren estiaje y dejan a muchas comunidades de la cuenca del Amazonas aisladas y sin acceso al agua potable. También ha provocado la muerte de muchos peces y delfines de río.

La peor sequía de Europa en 500 años

Las sequías son cada vez más frecuentes y duraderas, lo que tiene consecuencias nefastas para el transporte en ríos clave como el Rin en Alemania.
Las sequías son cada vez más frecuentes y duraderas, lo que tiene consecuencias nefastas para el transporte en ríos clave como el Rin en Alemania. Image: ESA

El Rin nace en Suiza y recorre casi 1300 kilómetros hasta los Países Bajos, donde desemboca en el Mar del Norte. Es un enlace de transporte crucial para Europa, ya que mueve más de 300 millones de toneladas de mercancías al año.

El verano de 2022 trajo consigo un bajo nivel de las aguas del Rin que provocó graves retrasos en las llegadas y salidas de los buques. Algunos buques se vieron obligados a navegar con cargas a tan solo el 25% de su capacidad mientras Europa sufría su peor sequía en 500 años.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

Una sequía de 22 años en Estados Unidos

El río Misisipi alcanzó mínimos no vistos en una década.
Octubre de 2022: La falta de precipitaciones provocó que el nivel de las aguas del Misisipi alcanzara mínimos no vistos en una década, lo que ralentizó considerablemente el tráfico de barcazas. Image: NASA

El suroeste de EE. UU. atraviesa una sequía de 22 años, el periodo más seco de los últimos 1200 años. E incluso zonas menos áridas del este de EE. UU. están sintiendo los efectos de la sequía con más frecuencia.

El río Misisipi discurre desde el lago Itasca, en el norte de Minnesota, a lo largo de casi 3000 kilómetros hasta el Golfo de México, transportando cada año más de 450 millones de toneladas de importaciones, exportaciones y carga nacional.

Pero algunas rutas se cerraron en octubre debido al bajo nivel del agua, hasta que las operaciones de dragado profundizaron los canales de navegación para permitir que un retraso de más de 2000 barcazas llegara a su destino.

El coste fue de 20 000 millones de dólares en impacto en la cadena de suministro y daños económicos, según AccuWeather.

Loading...

Los niveles de agua más bajos de China desde 1865

El río Yangtsé en China, afectado por la sequía.
La sequía ha contribuido a que el río Yangtsé se reduzca visiblemente año tras año. Image: ESA

La cuenca del Yangtsé se extiende desde la costa de Shanghai hasta la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, e incluye el río más largo de Asia. Empequeñece los envíos por el Rin y el Mississippi, con cargamentos anuales de más de 3000 millones de toneladas.

Pero las escasas precipitaciones en la cuenca fluvial y las altas temperaturas aceleraron la evaporación, dejando los niveles de agua de agosto en la zona de drenaje del río Yangtsé un 60% por debajo de los niveles medios del mes.

China sufrió una sequía estival tan grave que los niveles de agua del Yangtsé alcanzaron su cota más baja desde 1865, lo que provocó escasez de energía hidroeléctrica y la paralización del transporte marítimo.

¿Un futuro de disrupciones por la sequía?

Las sequías son cada vez más frecuentes y duraderas a medida que el cambio climático aumenta las temperaturas globales y hace más impredecible la disponibilidad de agua. Las sequías han aumentado casi un 30% desde el año 2000, tanto en número como en duración, en comparación con el periodo anterior de 20 años, afirma la ONU en su informe Drought in Numbers (La sequía en cifras) de 2022.

Las soluciones a corto plazo para los cuellos de botella en las vías navegables que transportan mercancías son limitadas. El Gobierno alemán está estudiando la posibilidad de profundizar un tramo del Rin, una iniciativa similar al dragado realizado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense en el Mississippi. El Ministerio de Recursos Hídricos de China vertió al río más de 5000 millones de m3 de agua procedente de embalses durante los periodos más duros del verano.

A largo plazo, un informe sobre la sequía del Instituto de Desarrollo y Sostenibilidad de Alemania sugiere "invertir en mejores sistemas de alerta temprana de niveles bajos de agua", además de "pasar de un enfoque reactivo y basado en las crisis a un enfoque de gestión de la sequía más proactivo y basado en los riesgos".

En última instancia, sin embargo, las sequías más intensas son una consecuencia inevitable del cambio climático, y sólo se conseguirá reducir su gravedad restaurando los ecosistemas y limitando el aumento de las temperaturas.

"Recientes estudios científicos sobre la sequía apuntan a un futuro precario para el mundo y todos los Estados-nación, mucho más allá de los que se encuentran en regiones áridas. Esta llamada de atención es más fuerte y clara que nunca", advierte el informe de la ONU La sequía en cifras.

¿Has leído?
Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Cadena de suministro y transporteEl cambio climático
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Para los productores, la economía circular fortalece las cadenas de abastecimiento. Aquí te explicamos cómo.

Henrik Hvid Jensen

29 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial