Circular Economy

Para los productores, la economía circular fortalece las cadenas de abastecimiento. Aquí te explicamos cómo.

Los fabricantes que adoptan los principios de la economía circular se benefician de unas cadenas de suministro resistentes.

Los fabricantes que adoptan los principios de la economía circular se benefician de unas cadenas de suministro resistentes. Image: REUTERS/Giulio Piovaccari

Henrik Hvid Jensen
Chief Technology Strategist NEE, DXC Technology
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Cadena de suministro y transporte afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Circular Economy

  • Las cadenas de suministro de la industria de la manufactura son la base de la economía mundial.
  • Hoy en día, un número creciente de desafíos amenaza con debilitar esas cadenas de suministro de las que tanto dependemos.
  • Adoptar los principios de la economía circular en el sector manufacturero puede proteger el suministro y contribuir a la transición verde.

En una era definida por la globalización y la búsqueda de la eficacia, las cadenas de suministro se han convertido en redes esenciales pero vulnerables dentro de la economía mundial.

Esta vulnerabilidad, exacerbada por las tensiones geopolíticas, los retos medioambientales y los conflictos comerciales, subraya la necesidad crítica de resiliencia, no solo para mitigar los riesgos, sino como un requisito estratégico que puede servir de ventaja competitiva en un mundo incierto.

La integración de los principios de la economía circular ofrece una solución. Dichos principios refuerzan la sostenibilidad y transforman estas vulnerabilidades en ventajas. Los principios de la economía circular ayudan a las cadenas de suministro a adaptarse y mantener sus operaciones en medio de imprevistos, fomentando el crecimiento sostenible y la resiliencia en un mundo interconectado.

¿Has leído?

La economía circular puede fortalecer las cadenas de suministro

La economía circular representa un cambio de paradigma del modelo lineal tradicional de "tomar-hacer-desechar" a un enfoque regenerativo que hace hincapié en la restauración y regeneración de productos, materiales y energía. Desafía las métricas convencionales de creación de valor y alienta a los fabricantes a diseñar productos y modelos de negocio teniendo en cuenta la durabilidad, la reparabilidad y la reciclabilidad.

Mediante el reciclaje, la recolección de piezas y la refabricación, la reparación, el reacondicionamiento y el comercio de segunda mano, los principios de la economía circular pueden reducir la dependencia hacia recursos escasos y proveedores de componentes, creando cadenas de suministro adaptables y resistentes.

Para los fabricantes, esto significa garantizar que las piezas y los materiales bajo su control nunca salgan involuntariamente de su esfera de influencia. Al mantener el control sobre el ciclo de vida de los productos, materiales y componentes, los fabricantes pueden evitar la pérdida de recursos, garantizar una reutilización eficiente, permitir la capitalización de las prácticas circulares y reducir su impacto medioambiental.

Las 5 R de la economía circular: reciclado, refabricación, reparación, restauración y reventa.
Las 5 R de la economía circular: reciclado, refabricación, reparación, restauración y reventa. Image: DXC Technology

Al dar prioridad a la gestión y recuperación de materiales y componentes, los fabricantes pueden mantener cierto grado de control sobre sus recursos, garantizando que los insumos permanezcan en uso y bajo su control el mayor tiempo posible. Este enfoque no sólo ayuda a desvincular el crecimiento económico del consumo de recursos, sino que también fomenta una cadena de suministro más sostenible y resistente.

El enfoque circular obliga a los fabricantes a tener en cuenta la fase final de la vida útil de sus productos, lo que facilita una transición más fluida de los materiales de vuelta a la cadena de suministro, conservando así el valor y reduciendo el impacto medioambiental.

Estrategias circulares para la producción localizada

La incorporación de los principios de la economía circular se alinea con las crecientes presiones políticas para desarrollar capacidades de producción local. Este movimiento hacia la localización está impulsado por el deseo de resiliencia económica, creación de empleo y reducción de la dependencia de las cadenas de suministro mundiales.

La economía circular fomenta el desarrollo de mercados locales de proveedores de servicios circulares alentando el diseño de productos para que sean duraderos, reparables y reciclables. Este enfoque apoya a las empresas locales y fomenta el crecimiento de los servicios de reparación, las instalaciones de reacondicionamiento y los centros de reciclaje. Al invertir en ecosistemas locales que apoyan la economía circular, las regiones pueden reducir su dependencia de bienes y materiales importados, lo que conduce a economías locales más resistentes.

Los gobiernos de todo el mundo están empezando a aplicar medidas para animar a las empresas a adoptar estas prácticas. Esto incluye incentivos para el diseño de productos sostenibles, apoyo a las industrias locales de reciclaje y refabricación y normativas que favorecen el uso de materiales reciclados en los nuevos productos.

Este enfoque en la creación de mercados locales de productos y servicios circulares proporciona una respuesta estratégica a las vulnerabilidades de la cadena de suministro, fomentando la resiliencia económica, reduciendo el impacto medioambiental y apoyando la transición hacia economías locales más sostenibles y autosuficientes.

Superando las barreras de la economía circular

Las empresas que desean integrar los principios de la economía circular en sus operaciones deben sortear un complejo panorama de obstáculos normativos, comerciales y financieros.

Superar los obstáculos normativos

Las normativas relacionadas a los residuos, los estándares de producción y el movimiento fronterizo de materiales pueden obstaculizar de forma involuntaria los esfuerzos de reciclaje y reacondicionamiento. Por ejemplo, algunos materiales clasificados como "residuos" en la legislación vigente pueden enfrentarse a estrictos controles o prohibiciones sobre su reutilización o transporte, incluso con fines de reciclado o refabricación.

Lograr la aceptación del mercado

Tanto los consumidores como las empresas pueden tener algunas reservas sobre los productos fabricados con materiales reciclados o reacondicionados, por considerarlos inferiores a los nuevos. Superar esta percepción requiere esfuerzos sustanciales en educación y comunicación para demostrar los beneficios de los productos circulares.

Afrontar los costos

Los gastos iniciales asociados a la transición hacia modelos de economía circular pueden ser prohibitivos. Invertir en la infraestructura necesaria para el reciclaje, la reelaboración o la creación de modelos de productos como servicio requiere capital inicial. Además, los costos operativos de la recolección, clasificación y procesamiento de productos y materiales usados pueden ser más altos que el abastecimiento de materiales nuevos, al menos a corto plazo.

Fomentar cambios de mentalidad

La transición a una economía circular exige superar resistencias arraigadas en varios niveles. Internamente, las organizaciones pueden enfrentarse a la inercia de los procesos lineales establecidos, con la mentalidad predominante de "siempre se jozo asi", lo que supone un obstáculo importante para el cambio.

En las fases anteriores de la cadena de suministro, el cambio puede alterar las propuestas de valor de algunos agentes, lo que provoca la resistencia de aquellos que pueden perder con la transición de los modelos lineales. En sentido contrario, la modificación de los hábitos y preferencias de los clientes para que se adapten a las prácticas circulares exige un esfuerzo y un compromiso coordinados, ya que desafía lcomportamiento tradicionales.

Crear un mercado de servicios

Para crear un mercado de proveedores de servicios circulares es necesario crear una dicha demanda y garantizar una cadena de suministro que apoye la reparación, la renovación y el reciclaje de los productos. Establecer este mercado requiere superar el escepticismo de los consumidores, adaptar los modelos empresariales existentes y fomentar las alianzas entre sectores.

Navegar el mercado de partes y reciclado

Establecer un mercado competitivo para la recolección de piezas y el reciclado de materiales es crucial. Depender de entidades únicas en estas etapas puede debilitar la capacidad de recuperación. Es esencial cultivar un ecosistema diverso de socios para garantizar la flexibilidad y fiabilidad de los procesos de recuperación de la cadena de suministro.

Invertir en digitalización

La digitalización de la economía circular presenta retos como la integración de la tecnología en los sistemas tradicionales, la garantía de la seguridad de los datos y la gestión del complejo seguimiento de los productos y materiales a lo largo de su ciclo de vida. Una digitalización eficaz requiere una inversión sustancial en tecnología y desarrollo de competencias.

Los fabricantes y la economía circular: el camino a seguir

Los fabricantes, al adoptar los principios de la economía circular, tienen la oportunidad de liderar esta transformación, construyendo cadenas de suministro resistentes a los golpes y presiones del mercado mundial, y sostenibles y beneficiosas para la sociedad y el medio ambiente.

La adopción de tecnologías digitales como el Internet de las cosas, los pasaportes digitales de productos y la inteligencia artificial ofrece posibles soluciones innovadoras para los fabricantes, permitiendo cadenas de suministro transparentes, eficientes y flexibles que pueden apoyar las prácticas circulares.

El camino a seguir exige reimaginar cómo se diseñan, producen y consumen los productos. Para ello, los fabricantes deben comenzar con una auditoría exhaustiva de las prácticas actuales, desarrollando una visión estratégica de la circularidad y poniendo en marcha proyectos piloto para probar y perfeccionar las iniciativas circulares. Se trata de un proceso que requiere un cambio de mentalidad: pasar de ver los residuos y los productos al final de su vida útil como un problema a verlos como una oportunidad para la creación de valor y la innovación.

Superar esta resistencia requiere persistencia, liderazgo y una visión clara del futuro en el que los principios de la economía circular sean un pilar central de la estrategia de la cadena de suministro. Para los fabricantes dispuestos a liderar el camino, ofrece la promesa de un futuro en el que el éxito empresarial esté alineado con la gestión medioambiental y el bienestar de la sociedad. Ahora es el momento de actuar.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Circular EconomyCadena de suministro y transporte
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial