Geographies in Depth

La UE respalda estándares ambientales y de derechos humanos en las cadenas de suministro

El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia.

El Pacto Verde de la UE requiere que las empresas cumplan estándares de derechos humanos y medio ambiente. Image: Unsplash/Frederic Köberl

Kimberley Botwright
Head, Sustainable Trade, World Economic Forum
Spencer Feingold
Digital Editor, Public Engagement, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Geographies in Depth??
La visión global
Explora y monitorea cómo European Union afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

European Union

  • Las empresas europeas pronto tendrán que demostrar el cumplimiento de estándares ambientales y de derechos humanos en sus cadenas de suministro.
  • La Directiva sobre diligencia debida en materia de sostenibilidad corporativa exige que las empresas tomen medidas correctoras en caso de infracción.
  • La Directiva no solo completará el Pacto Verde de la UE, sino que también alineará la legislación europea a los estándares internacionales de diligencia debida en materia de derechos humanos y comportamiento empresarial.

A partir de 2029, las empresas europeas tendrán que demostrar que toman medidas para proteger el medio ambiente y los derechos humanos en toda su cadena de suministro.

Una nueva legislación sobre la auditoría de la cadena de suministro, la Directiva sobre diligencia debida en materia de sostenibilidad corporativa (DDDSC), ha recibido el respaldo de la mayoría de los gobiernos europeos. Se espera que sea votada por el pleno del Parlamento Europeo tras la aprobación de una versión revisada por la Comisión de Asuntos Jurídicos de este organismo.

¿Has leído?

La Directiva forma parte del Pacto Verde de la UE y se suma a otras nuevas normas, como la Directiva de la UE sobre informes de sostenibilidad de las empresas, que exige la presentación de informes de sostenibilidad.

Esto es lo que hay que saber sobre la nueva legislación.

¿Qué es la DDDSC?

La directiva obligará a las grandes empresas a auditar sus cadenas de suministro para detectar problemas como el trabajo forzado y los daños ambientales.

La diligencia debida será fundamental, ya que las empresas tendrán que demostrar que respetan los derechos humanos y la protección del medio ambiente en toda su cadena de suministro. Esto incluye tanto sus propias operaciones como las de sus proveedores. También tendrán que demostrar qué medidas correctoras están tomando para resolver cualquier problema que surja.

En virtud de la nueva legislación, las empresas deberán elaborar planes de acción preventivos y conseguir que sus socios comerciales directos se comprometan contractualmente a cumplirlos. Una vez establecidos estos acuerdos, las empresas europeas también tendrán que comprobar que sus proveedores cumplen los requisitos establecidos.

Medidas de diligencia debida.
Los seis pasos de la guía de diligencia debida del CSDDD. Image: Deloitte

¿A qué empresas afecta?

La aprobación por mayoría de la Directiva se produjo tras intensos debates en torno a la preocupación de que la legislación supusiera una importante "carga burocrática" para las empresas y situara a las compañías europeas en desventaja competitiva a escala internacional, según Reuters.

Otro obstáculo fue la definición de lo que constituye una gran empresa. Originalmente, la Comisión Europea había definido el umbral de una gran empresa como aquella con un volumen de negocios neto mundial de 150 millones de euros y 500 empleados, pero se ha revisado a un volumen de negocios neto mundial de más de 450 millones de euros (416 millones de dólares) y 1000 empleados. La ley se aplicará gradualmente a lo largo de un año, empezando por las empresas con una facturación de 1500 millones de euros (1400 millones de dólares) y más de 5000 empleados, según Reuters.

Con el tiempo, la ley se aplicará también a las empresas de países fuera de la UE con un volumen de negocios significativo en el bloque.

Alineación internacional

Aunque la iniciativa ha sido bien acogida por grupos de defensa de los derechos humanos y el medio ambiente, algunos han señalado que el último borrador de la ley deja fuera de su ámbito de aplicación a más de dos tercios de las empresas europeas. Temen que esta erosión le quite impacto a esta legislación seminal.

Sin embargo, la Directiva no solo completará la legislación de la UE sobre el Pacto Verde, sino que también adaptará la legislación europea a los estándares internacionales de diligencia debida en materia de derechos humanos. Entre ellas figuran los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y la Guía de la OCDE de Diligencia Debida para una Conducta Empresarial Responsable.

Loading...

La clave está en la aplicación

Según los expertos, para las empresas a las que se aplicará la Directiva, es vital determinar estrategias de cumplimiento y aplicación. Según la legislación propuesta, cada Estado miembro de la UE designará una autoridad supervisora para comprobar el cumplimiento de las empresas. Los Estados miembros también cooperarán a través de una Red Europea de Autoridades de Supervisión. Estos organismos podrán iniciar investigaciones e imponer sanciones por incumplimiento, incluidas multas de hasta el 5% del volumen de negocios neto mundial de una empresa.

En la práctica, las empresas tendrán que esbozar claramente sus políticas de diligencia debida y llevar a cabo evaluaciones de riesgos para priorizar los riesgos más significativos para los derechos humanos y el medio ambiente en sus cadenas de suministro. A continuación, deberán abordar estos riesgos por diversos medios, como la integración de códigos de conducta en los contratos con los proveedores, así como el establecimiento de un mecanismo de reclamación. También tendrán que ofrecer una solución en los casos en que hayan contribuido a un impacto.

El alcance de las obligaciones de las empresas, que ha sido objeto de intensas negociaciones en las últimas semanas, se aclarará en el texto final.

La Directiva, señalan los expertos, no exige específicamente la trazabilidad de la cadena de suministro, pero las empresas tendrán que prepararse con un conocimiento exhaustivo de las prácticas de sus proveedores. También deben establecer vías para la visibilidad de la cadena de suministro y las adquisiciones, establecer políticas de diligencia debida (si no existen ya) y formar a los equipos de adquisiciones y productos, entre otras acciones.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Geographies in DepthSupply Chains and TransportationStakeholder Capitalism
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Financiar la innovación en tecnologías verdes: Lecciones de China

Sha Song

10 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial