Forum Institutional

Es hora de poner freno a la ola de fragmentación

Una mayor cooperación global puede aportar soluciones a la actual sobrecarga de crisis.

Una mayor cooperación global puede aportar soluciones a la actual sobrecarga de crisis. Image: Getty Images/iStockphoto

Mirek Dušek
Managing Director, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Forum Institutional??
La visión global
Explora y monitorea cómo Riesgo y resiliencia afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Davos Agenda

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial

Listen to the article

  • Es necesaria una mayor cooperación mundial para hacer frente a la actual marea creciente de crisis.
  • Debemos responder a los choques actuales y, al mismo tiempo, sentar las bases de un mundo más resiliente y sostenible.
  • Identificar innovaciones prometedoras y llevarlas a escala será crucial.

En un mundo asediado por retos complejos e interconectados, existe una preocupante tendencia a la división. En los últimos años se observa una disminución de la colaboración a escala global y la doble crisis de la pandemia de COVID-19 y la guerra de Ucrania ha acelerado esa tendencia. Según el Informe de Riesgos Globales de 2023 del Foro Económico Mundial, cuatro de cada cinco expertos de una red internacional diversa afirmaron esperar una volatilidad sistemática en los dos próximos años.

¿Cómo podemos poner freno a esta ola de fragmentación? Debemos ponernos manos a la obra ahora mismo.

La Reunión Anual del Foro Económico Mundial de 2023, que tendrá lugar en enero, reunirá a más de 2500 líderes de Gobiernos, empresas y la sociedad civil para compartir ideas, esbozar planes y formar alianzas con el fin de hacer frente a los retos más urgentes del mundo. Este año se necesita claramente una doble visión: en primer lugar, ¿cómo respondemos a las crisis inmediatas que afectan a todos los rincones del planeta? Y, al mismo tiempo, ¿cómo sentamos las bases para crear un mundo más sostenible y resiliente para el final de esta década?

¿Has leído?
  • Reunión anual Davos 2023

Es crítico encontrar soluciones significativas para abordar las crisis superpuestas de los recursos globales de la energía y los alimentos, así como las débiles perspectivas económicas. Existe una urgente necesidad de tomar la iniciativa y encontrar maneras de relanzar el crecimiento, el comercio y la inversión frente a estos vientos en contra.

La actual crisis energética plantea graves problemas a los hogares, las empresas, la política y la economía. Los líderes del mundo tienen que tomar decisiones difíciles para proteger a los ciudadanos y para que las fábricas puedan seguir funcionando en el corto plazo, mientras al mismo tiempo se avanza hacia la transición al cero neto y se asegura la competitividad de las economías en el largo plazo. El alza de los precios de la energía también pone en peligro la seguridad alimentaria, ya que el número de personas que padecen una grave inseguridad alimentaria se ha más que duplicado desde 2019, lo que refleja lo interconectados que están nuestros sistemas internacionales.

Al mismo tiempo, el mundo tendrá que hacer frente a dificultades económicas en los próximos meses, pues la elevada inflación, el bajo crecimiento y el fuerte endeudamiento amenazan al empleo y a las empresas. Un reciente informe del Foro determinó que más de dos terceras partes de las pequeñas y medianas empresas (pymes) luchan por su supervivencia. Al mismo tiempo, la crisis del alza del coste de la vida está llevando a millones de personas de todo el planeta a una situación de pobreza.

Loading...

Mientras las crisis convergen, también deben hacerlo las soluciones. Debemos mantener el impulso a la transición energética, crear sistemas alimentarios sostenibles que respondan a las crecientes necesidades de nuestra población y asegurarnos de proteger a los más vulnerables de las perturbaciones económicas. Con este fin, los formuladores de políticas deben realizar reformas muy necesarias destinadas a reforzar la resiliencia económica y la sostenibilidad, además de subsanar las deficiencias sistémicas reveladas por las crisis actuales.

En esta tarea es crucial identificar innovaciones prometedoras e impulsar las tecnologías emergentes. En los últimos años, el progreso tecnológico trae esperanza para hacer frente a muchos de los retos de nuestro mundo, pero su desarrollo y adopción no ha ido a la par que la demanda. Comunidades como los New Champions, los Pioneros Tecnológicos y UpLink ofrecen proyectos para elevar y promover esta clase de innovaciones en una comunidad colaborativa.

Del mismo modo, el liderazgo sistémico ha sido un concepto más fácil de teorizar que de llevar a la práctica hasta la fecha. Conectar los puntos entre industrias y geografías es un reto complejo y a menudo sometido a fuertes tensiones y demandas conflictivas. Pero es esta complejidad la que requiere acción inmediata. Debemos adoptar un enfoque inclusivo para identificar y desarrollar soluciones y crear espacios para que los líderes compartan buenas prácticas y aprendan unos de otros a través del debate constructivo.

Uno de estos ámbitos es impulsar un cambio para crear empleos que apoyen una economía socialmente inclusiva, como cuidadores y profesionales de la salud, así como empleos que apoyen un cambio hacia una economía más verde, como ingenieros medioambientales. Al mismo tiempo, y a medida que las tecnologías transforman las industrias, debe producirse un esfuerzo global para invertir en la capacitación profesional de los trabajadores para que aprovechen al máximo las nuevas oportunidades económicas y respondan a la evolución de la demanda del mercado.

Como complemento a estos esfuerzos, debemos crear y fortalecer las alianzas público-privadas. Los Gobiernos miran cada vez más a las empresas en busca de conocimientos especializados, ideas e iniciativas que puedan recoger grandes ideas y ponerlas en acción de forma rápida e inclusiva. Por ejemplo, la First Movers Coalition, creada en colaboración con el presidente de EE. UU., Joe Biden, en 2021, une a empresas que trabajan en siete industrias de difícil descarbonización —el aluminio, la aviación, las sustancias químicas, el hormigón, el acero y el transporte marímo y terrestre — y trabaja para promover y hacer realidad las tecnologías bajas en carbono de aquí a 2030.

Responder a estos problemas globales no es un juego de suma cero. Juntos podremos navegar el complicado año por delante, al tiempo que invertimos en el futuro.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Forum InstitutionalGlobal RisksCrecimiento EconómicoGlobal Cooperation
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Construir una economía del cuidado: 4 líderes explican por qué invertir hoy creará un impulso positivo de prosperidad

Silja Baller and Julia Hakspiel

8 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial