Naturaleza y Biodiversidad

Cómo pueden los "aqua-emprendedores" ayudar a resolver la crisis global del agua

Los cambios climáticos en el ciclo del agua amenazan la seguridad hídrica mundial. Las nuevas empresas innovadoras pueden ayudar a resolver este problema urgente.

Los cambios climáticos en el ciclo del agua amenazan la seguridad hídrica mundial. Las nuevas empresas innovadoras pueden ayudar a resolver este problema urgente. Image: Pexels.

Roshni Nadar Malhotra
Chairperson, HCLTech
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Naturaleza y Biodiversidad??
La visión global
Explora y monitorea cómo Agua afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

UpLink

Listen to the article

  • Los cambios climáticos en el ciclo del agua amenazan la seguridad hídrica mundial.
  • Debemos encontrar soluciones para restaurar la calidad del agua y aumentar la resiliencia del agua dulce.
  • Las startups innovadoras y creativas pueden ayudar a proteger este recurso fundamental.

El agua toma la forma del recipiente en el que se encuentra, un hecho científico que también encierra una gran verdad filosófica. Hemos contaminado nuestros ríos, agotado gravemente las aguas subterráneas, hecho retroceder los glaciares y alterado las precipitaciones.

El estado actual del agua dulce en el mundo es un reflejo de nuestra incapacidad para gestionar nuestras necesidades fundamentales. En las últimas décadas, hemos conseguido amenazar el mismo recurso que hace posible la vida tal y como la conocemos en este planeta. Sin embargo, no todo está perdido y aún hay esperanza, pero necesitamos innovación y emprendedores centrados en el agua o "aqua-emprendedores".

¿Cómo está cambiando el ciclo del agua?

El ciclo del agua es un tema mucho más complejo de lo que se enseña en las escuelas, no es simplemente el movimiento del agua a través de los océanos, la tierra y la atmósfera - es también una de las principales razones para hacer de la Tierra un lugar habitable. La Tierra tiene 1,39 billones de kilómetros cúbicos de agua: el 96,5% de los océanos; el 1,7% de los casquetes polares, los glaciares y la nieve; la milésima parte del 1% restante es vapor de agua en nuestra atmósfera.

El vapor de agua es un gas de efecto invernadero (GEI) muy potente y uno de los principales impulsores del clima y el tiempo de la Tierra, ya que viaja por todo el planeta transportando el calor latente. El agua realiza un viaje en varias fases: no sólo interactúa con los elementos abióticos, sino que la biota del mundo desempeña un papel importante en él.

Por ejemplo, el polen de las flores viaja por la atmósfera y forma el núcleo alrededor del cual se condensa el agua y obtenemos las precipitaciones. Diversos ecosistemas, como los bosques, las praderas y los humedales, desempeñan un papel crucial a la hora de poner el agua a disposición de la vida y también ayudan a regular el sistema.

Los complejos y caóticos sistemas de la Tierra se están desplazando constantemente debido a las actividades antropogénicas que están provocando cambios en la variabilidad natural, incluida la variabilidad solar y el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero, lo que está afectando a las concentraciones de vapor de agua atmosférico, provocando cambios en las precipitaciones y tiene un efecto en cascada sobre las escorrentías y los patrones de flujo de los arroyos.

Se ha observado que una mayor concentración de vapor de agua está provocando un aumento de la frecuencia de las precipitaciones intensas, principalmente en las zonas terrestres. Además, debido a las temperaturas más cálidas, está cayendo más precipitación en forma de lluvia que de nieve.

¿Cómo afecta esto a la gente?

Todos estos cambios en el ciclo del agua han creado retos que la humanidad nunca había tenido que afrontar, desde la seguridad alimentaria hasta los refugiados ecológicos. UNICEF ha advertido que los niños del Cuerno de África y de la vasta región del Sahel podrían morir en cantidades devastadoras, ya que 16,2 millones de personas se enfrentan a crisis de agua en países como Etiopía, Kenia y Somalia.

Los datos de la OMS sugieren que 40 millones de niños se enfrentan a altos niveles de inseguridad hídrica. La falta de agua, y el hecho de que el agua disponible no sea segura, es un problema importante no sólo en África, sino en todo el mundo. Las cifras de las amenazas a la economía también son alarmantes. El cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la crisis del agua están relacionados, y si la humanidad tiene que sobrevivir y triunfar, es urgente encontrar soluciones a estos retos.

¿Cómo puede ayudar la tecnología?

Científicos y expertos en tecnología han desarrollado diversos productos para ayudar a conservar el agua. Algunos estudios sugieren que hasta el 30% del agua se pierde por fugas en las redes de distribución. Hoy en día existen tecnologías de control inteligente que utilizan sensores de presión y acústicos para controlar en tiempo real el sistema de suministro.

La agricultura es otro sector, según la OCDE el riego agrícola, que supone entre el 40 y el 70% del agua según el país. Ahora los agricultores pueden utilizar sistemas de riego de precisión que emplean algoritmos y modelos basados en la inteligencia artificial y el internet de las cosas para una agricultura eficaz que requiere mucha menos agua.

La ingeniería de aguas residuales ha avanzado mucho en las últimas tres décadas y existen muchas soluciones basadas en la naturaleza para garantizar el vertido cero y el reciclaje del agua. De hecho, ahora la tecnología promete el tratamiento del agua junto con la generación de energía a partir de las aguas residuales. Existen otras tecnologías, como las huellas de ADN y los análisis para identificar las fuentes de contaminación del agua, o las plataformas basadas en imágenes de satélite para el análisis predictivo.

¿Qué más se puede hacer?

Las soluciones son abundantes y no sólo vendrán de los científicos y los líderes mundiales, sino también de las mentes innovadoras y creativas de todo el mundo. Y es que lo que ocurre en una parte del mundo tiene el potencial de repercutir en la otra.

Loading...

Consciente de ello, HCL se ha asociado con Uplink en el Desafío Mundial del Agua Dulce -la plataforma de innovación del Foro Económico Mundial- para encontrar startups innovadoras con soluciones prometedoras para restaurar la calidad del agua, aumentar la resistencia del agua dulce y mejorar la toma de decisiones en torno a este recurso fundamental.

Las soluciones se centrarán en la conservación y restauración de los ecosistemas de agua dulce en todo el mundo. Esta iniciativa tiene el potencial de cambiar el mundo de una manera y redefinir cómo vivirán las generaciones futuras.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Los países ricos deben reducir sus emisiones más rápido que los países en desarrollo, y otras noticias de sostenbilidad

Michael Purton

12 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial