Uno de los legados que nos está dejando la pandemia del coronavirus es la adopción del teletrabajo, cuya popularidad antes de esta crisis sanitaria era más bien reducida en países como España. Con la popularización de esta modalidad de trabajo, mudarse a otra ciudad y seguir trabajando a distancia desde allí es ya una opción realizable para muchas personas.

Según un estudio de la compañía CIA Landlord Insurance, Madrid es la ciudad ideal para vivir y teletrabajar. A la capital española le siguen Estambul y Budapest. Para realizar este ranking, se han tenido en cuenta factores como el coste del alquiler, el clima, el precio de la comida y del transporte o el número de turistas que visitan anualmente la ciudad. El estudio destaca que, a pesar de que el coste del alquiler en Madrid es relativamente alto, la urbe tiene una cantidad elevada de turistas anuales y cuantiosas atracciones para visitar.

La peor opción para los empleados digitales es Mónaco, al ser la ciudad más cara de toda Europa, según el estudio. Ginebra y Vaduz son, en este orden, las otras dos peores opciones para vivir y teletrabajar.