• Un total de 3,2 millones de personas tramitan la ayuda en la séptima semana de medidas de confinamiento para frenar la propagación del virus

Otros 3,2 millones de personas solicitaron la prestación por desempleo en Estados Unidos la semana pasada. Con ellos, ya son más de 33 millones las que han pedido la ayuda durante las siete semanas de pandemia, o uno de cada cinco trabajadores que tenían un empleo en febrero, un indicador de la devastación económica producida por el coronavirus.

El número semanal de solicitantes nuevos de la prestación es, no obstante, menos de la mitad del registrado la última semana de marzo (6,9 millones). La cifra de solicitudes crece solo en cuatro Estados respecto a la semana anterior, y baja en los 44 restantes. Este viernes el Gobierno dará a conocer la tasa de paro, que los expertos anticipan estará entre el 15% y el 20%, algo no visto desde la Gran Depresión. En febrero, la tasa de desempleo había alcanzado un récord mínimo del 3,5%.

Los primeros en perder sus empleos fueron los trabajadores de los sectores de la hostelería, el turismo y el comercio minorista, pero con el paso de las semanas se han sumado otros sectores. El 77% de los trabajadores despedidos esperan recuperar sus empleos una vez se levanten las medidas de confinamiento en las casas, según una encuesta publicada este jueves por The Washington Post y llevada a cabo entre el 27 de abril y el 4 de mayo. Pero algunos expertos señalan un exceso de optimismo: un estudio de la universidad de Chicago prevé que el 42% de los despidos recientes causados por la pandemia se convertirán en permanentes, debido al esperado cierre de empresas y a cambios de comportamiento de los consumidores.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Estados Unidos es hoy el epicentro de la pandemia del coronavirus. Hay más de 1,2 millones de casos confirmados de covid-19, y 73.500 personas han fallecido por el patógeno. La cifra de muertos diarios no baja de 1.000 desde el pasado 12 de abril. Mientras numerosos Estados empiezan a levantar las restricciones a los movimientos impuestas para contener la propagación del virus, los grandes focos, como el Estado Nueva York, ofrecen signos de remisión mientras surgen focos por otras zonas del país, incluidas las regiones en las que hasta hace poco apenas se había detectado la presencia del virus.