• Un total de 16,6 millones de personas han solicitado las ayudas desde el inicio de la crisis del coronavirus.
  • La Fed anuncia un nuevo paquete de estímulos por 2,3 billones de dólares

Más de 6,6 millones de trabajadores presentaron solicitudes de prestaciones por desempleo la semana pasada en Estados Unidos, según los datos publicados este jueves por el Departamento del Trabajo. La cifra se suma a los récord históricos alcanzados en las últimas tres semanas, que acumulan cerca de 17 millones de peticiones de ayudas desde el inicio de la crisis del coronavirus. Los datos constituyen la cadena de pérdidas de empleo más grande y más rápida desde que existen los registros (1948). Las perspectivas de una recuperación económica rápida una vez que el coronavirus esté contenido en Estados Unidos son cada vez más difíciles. Tras conocerse las malas cifras, la Reserva Federal anunció un nuevo paquete de estímulos por 2,3 billones de dólares, impulsando a Wall Street, que opera al alza.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Para entender la magnitud de estas cifras hay que mirar hacia atrás, antes de la pandemia, cuando la peor semana registrada había sido en 1982, con 685.000 peticiones de ayudas por desempleo. Más personas solicitaron la prestación en dos semanas de marzo que durante los seis primeros meses de la Gran Recesión. Un dato sin precedentes en la historia de la primera potencia mundial que, debido a la pandemia, ha roto la racha de casi una década de creación continuada de trabajo. Previo a la crisis del coronavirus, las solicitudes por desempleo rondaban las 200.000 por semana.

El Gobierno estadounidense aún no ha publicado la tasa oficial de desempleo, cuyo último dato es de febrero, cuando estaba en un 3,5%, la mínima en los últimos cincuenta años. Este lunes, en una conferencia telefónica entre la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y la expresidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, esta proyectó que la tasa de desempleo probablemente alcance el 13%, según informó The Washington Post, citando funcionarios que participaron de la conversación.

La Fed aprobó un nuevo paquete de estímulos para aumentar la capacidad de préstamos del sistema bancario dirigido a hogares y empresas por cerca de 2,3 billones de dólares. “El papel de la Fed es proporcionar tanta ayuda y estabilidad como sea posible en este periodo de actividad económica debilitada”, sostuvo el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell. El anunicño animó a los mercados. El Dow Jones avanza un 2%, el S&P un 1,8% y las tecnológicas del Nasdaq un 1,6%.

Estados Unidos, epicentro mundial de Covid-19, supera los 430.000 casos de contagio. Más de 14.000 han muerto hasta la mañana de este jueves –aumentan a un ritmo cercano a los 2.000 por cada 24 horas–. La cifra se ha cuadruplicado en la última semana, y hoy supera al número confirmado de muertes en China, donde comenzó la pandemia el pasado mes de diciembre. Las autoridades sanitarias prevén que las cifras seguramente sean mucho peores, ya que no se están contabilizando los muertos fuera de hospitales a menos que ya hubiesen dado positivo previamente.