• En este resumen diario, le traemos una selección de las últimas noticias sobre la pandemia del coronavirus COVID-19, así como consejos y herramientas para ayudarle a mantenerse informado y protegido.
  • Las grandes historias de hoy incluyen: una actualización de cómo el coronavirus continúa propagándose, la semana que viene en los EE.UU., los retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios africanos, un mensaje de la Reina de Gran Bretaña y cómo las crisis engendran innovación.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

1. Cómo se está extendiendo COVID-19 por todo el mundo

Hay más de 1,2 millones de casos confirmados de COVID-19 en todo el mundo y más de 69.000 muertes, según los datos de Johns Hopkins en el momento de escribir este informe. De acuerdo con los datos disponibles, más de 264.000 personas se han recuperado del virus.

Estados Unidos sigue siendo el país con más casos confirmados, con más de 337.000, seguido de España (más de 131.000), Italia (más de 128.000), Alemania (más de 100.000) y Francia (más de 93.000).

Imagen: Foro Económico Mundial

2. Los EE. UU. entran en su semana "más dura" de la crisis del coronavirus, advierte un alto funcionario

La próxima semana será la "más dura" y "más triste" hasta ahora de la crisis del coronavirus, dijo el cirujano general de EE.UU. Jerome Adams en Fox News el domingo.

El número de muertes está aumentando en todo el país. En Louisiana, que reportó un pico en los casos confirmados a más de 13.000, y casi 500 muertes, el gobernador predijo que el estado se quedaría sin ventiladores para el jueves.

"Este va a ser nuestro momento en Pearl Harbor, nuestro momento del 11 septiembre, sólo que no va a ser localizado", dijo Adams. "Va a suceder en todo el país. Y quiero que América lo entienda."

Nueva York, que ha sido el epicentro del brote en los EE.UU., ofrece un punto brillante. El estado informó el domingo que las muertes habían disminuido ligeramente desde el día anterior.

3. Los sistemas de salud de África se enfrentan a una prueba urgente

África es una "bomba de tiempo a punto de estallar" en lo que respecta a la propagación del coronavirus, argumenta Tolbert Nyenswah, investigador asociado principal de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins. Los países de todo el continente se enfrentan a sistemas de atención de la salud insuficientemente financiados, muchos de ellos con reservas poco fiables de medicamentos esenciales, poca o ninguna electricidad, altos honorarios médicos para los pacientes y un acceso deficiente a los centros de salud.

Nyenswah dice que África necesita un apoyo financiero sustancial para suministrar adecuadamente a sus trabajadores de la salud equipo de protección personal (EPP) y evitar un número de muertes que podría superar rápidamente el de otras partes del mundo.

Mientras tanto, para ayudar a abordar la crisis, los empresarios africanos están diseñando soluciones de tecnología móvil. Por ejemplo, una empresa ha creado la herramienta online COVID-19 Triage Tool, que permite a los usuarios autoevaluar su categoría de riesgo de coronavirus, mientras que el gobierno sudafricano está llevando a cabo un servicio de chat interactivo sobre el virus en WhatsApp.

4. La Reina de Inglaterra pronunció un discurso en el que reunió al Reino Unido para luchar contra COVID-19

La Reina Isabel dio un raro discurso el domingo para agradecer a los trabajadores clave, elogiar a la gente por quedarse en casa y hacer un llamamiento a la unidad durante la pandemia de COVID-19.

"Esta vez nos unimos a todas las naciones del mundo en un esfuerzo común, utilizando los grandes avances de la ciencia y nuestra compasión instintiva para curar", dijo. "Tendremos éxito, y ese éxito nos pertenecerá a cada uno de nosotros".

La Reina añadió: "Deberíamos consolarnos de que mientras tengamos más que aguantar, volverán días mejores: estaremos con nuestros amigos de nuevo; estaremos con nuestras familias de nuevo; nos encontraremos de nuevo".

5. Las crisis pueden llevar a un aumento de las invenciones

El actual aumento de las innovaciones para combatir la propagación del coronavirus puede compararse con un pico de innovación similar durante la Segunda Guerra Mundial.

En la Segunda Guerra Mundial se inventaron tecnologías, entre ellas la tecnología de cohetes que ayudó a avanzar en el descubrimiento del espacio; los motores de aviones a reacción y las cabinas presurizadas que ahora forman parte de la tecnología de las aerolíneas comerciales; y la tecnología de radar que ahora forma parte de los sistemas de defensa contra misiles. También dio lugar a la creación de bolígrafos, que fueron utilizados por los pilotos a gran altitud; computadoras digitales, que fueron creadas por los rompe-códigos; y el superpegamento, que fue un invento accidental de alguien que intentaba fabricar visores de armas.

Hoy en día, la crisis de COVID-19 ha dado lugar a una serie de inventos como los abridores de puertas con manos libres, las máscaras con revestimiento antivírico, nuevos tipos de ventiladores y una gama de objetos impresos en 3D para ayudar a evitar la propagación.