Las medidas adoptadas contra el nuevo coronavirus por los gobiernos en América Latina van desde los toques de queda y confinamientos obligatorios hasta el que no ha impuesto restricciones, como Nicaragua.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Muchos países enfrentan los contagios del SARS-CoV-2, causante de covid-19, con acciones que buscan evitar la sobrecarga de sus sistemas de salud, en algunos casos ya muy debilitados.

En el siguiente mapa interactivo te mostramos cuán estricto es el nivel de cuarentena adoptado por cada país, de acuerdo con la siguiente clasificación:

Más restrictivo: hay un toque de queda o restricciones obligatorias en el movimiento de personas y otras medidas punitivas como multas o posibilidad de encarcelamiento.

Restrictivo:hay un toque de queda o restricciones obligatorias sobre el movimiento de personas.

Medio alto: hay restricciones de circulación y no hay toque de queda.

Medio: los gobiernos recomiendan (no obligan) a restringir el movimiento de población.

Sin restricciones: no hay medidas restrictivas.

Imagen: BBC Mundo

En algunos países, las cuarentenas obligatorias están localizadas en ciertas regiones o zonas determinadas.

En Chile, por ejemplo, algunas comunas de Santiago, la capital, y localidades del centro-sur y sur del país, como Punta Arenas o Puerto Williams, fueron puestas en cuarentena obligatoria.

En México, el gobierno suspendió las clases a nivel nacional y recomendó (no obligó) a la población que se quedara en casa "si no es indispensable" salir y alentó a no visitar las playas.

Al menos siete estados mexicanos, entre ellos Jalisco, Quintana Roo o Michoacán, ya han implementado medidas más estrictas, como el toque de queda y multas.

En la misma línea, el gobierno de Brasil ha hecho recomendaciones para que se mantenga el distanciamiento social pero no ha impuesto restricciones, una medida que ha resultado polémica.

Sin embargo, todos los estados cancelaron las actividades escolares y al menos 23 de ellos cerraron templos, playas y los comercios que no fueran esenciales, como farmacias o supermercados.

El presidente Jair Bolsonaro defiende que se relajen las medidas para evitar daños económicos y advirtió con reabrir la actividad comercial en los estados. La Corte Suprema Federal señaló al menos dos veces que los estados tienen la autonomía para mantener sus decisiones.

Nicaragua es el país de la región que menos medidas ha tomado para hacer frente al coronavirus.

Varias organizaciones internacionales alertaron de las consecuencias que podría tener esta falta de medidas en un país que ya tiene factores de riesgo adicionales, como la ausencia de agua potable permanente o el hacinamiento, entre otros.