• El UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo del Banco Mundial dicen que los progresos en materia de malnutrición son demasiado lentos para alcanzar los objetivos mundiales.
  • Un nuevo estudio establece una estrategia para restaurar los ecosistemas oceánicos en un plazo de tres décadas.
  • La NASA se ha unido a la lucha para detener las masivas nubes de langostas del desierto que devoran los cultivos en toda África oriental.
  • Hace dos millones de años, tres especies diferentes de humanos primitivos vivían juntas en Sudáfrica.
  • Los científicos han aprendido a leer las expresiones faciales de los ratones.

Miles de millones de langostas se están abriendo camino a través de África oriental, una región que ya está luchando con la inseguridad alimentaria. Ahora la NASA se ha unido a la lucha para impedir que los enormes enjambres causen más daños a los cultivos y los medios de subsistencia.

El retraso en el crecimiento, la emaciación y el sobrepeso son todas formas de malnutrición, y las últimas cifras muestran que el mundo no está avanzando lo suficiente en ninguna de estas medidas para cumplir los objetivos mundiales.

A continuación se presentan estas dos historias y algunas más que tal vez se le escaparon la semana pasada.

1. El progreso en materia de malnutrición infantil es lento

La desnutrición adopta diferentes formas, incluyendo el retraso en el crecimiento, la emaciación y el sobrepeso.
La desnutrición adopta diferentes formas, incluyendo el retraso en el crecimiento, la emaciación y el sobrepeso.
Imagen: UNICEF

Cientos de millones de niños pequeños siguen estando malnutridos, según el UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo del Banco Mundial, que acaban de actualizar sus estimaciones anuales conjuntas mundiales y regionales de la malnutrición.

En 2019, el retraso en el crecimiento afectó al 21,3%, es decir, a 144 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo. Se estima que el 6,9%, o 47 millones de niños menores de cinco años, estaban ebrios (demasiado delgados para su estatura), mientras que el 5,6%, o 38 millones de niños menores de cinco años, tenían sobrepeso.

Aunque las tasas de retraso del crecimiento están disminuyendo, los progresos siguen siendo demasiado lentos y no alcanzarán los objetivos mundiales en materia de nutrición. África, que ya tiene la tasa más alta del mundo de retraso en el crecimiento de los niños menores de cinco años, fue la única región que registró un aumento del número de niños afectados.

Al mismo tiempo, no se ha producido un cambio significativo en el número de niños con emaciación y sobrepeso en todo el mundo.

2. Una estrategia para restaurar la vida marina para 2050

La vida marina podría repuntar en tres décadas, siempre que tomemos medidas sobre los mayores desafíos que enfrentan nuestros océanos, incluyendo el cambio climático, la contaminación por plásticos y la sobrepesca, dice un nuevo estudio.

El éxito de los esfuerzos de conservación anteriores -como el regreso de las ballenas jorobadas desde la prohibición de la caza comercial de ballenas- demuestra la notable resistencia de la vida marina, los hábitats y los ecosistemas marinos, dicen los autores del informe, que fue publicado por la revista Nature.

Han establecido una hoja de ruta para reconstruir "los sistemas de apoyo a la vida marina" en un plazo de 30 años con nueve componentes clave: marismas saladas, manglares, pastos marinos, arrecifes de coral, algas marinas, arrecifes de ostras, pesquerías, megafauna y el océano profundo.

Las medidas necesarias costarían entre 10.000 y 20.000 millones de dólares al año, pero el estudio dice que la reconstrucción de la vida marina proporcionaría beneficios que valdrían 10 veces más a largo plazo.

3. Los datos de los satélites de la NASA están luchando contra las nubes de langostas

Kenya experimentó su peor infestación de langostas en 70 años.
Kenya experimentó su peor infestación de langostas en 70 años.
Imagen: REUTERS/Baz Ratner

La NASA se ha unido a la batalla para detener las masivas nubes de langostas del desierto que han estado devorando los cultivos y los pastos a través de África oriental.

Los científicos financiados por la NASA, en asociación con las Naciones Unidas y las organizaciones de socorro, están utilizando datos de satélites sobre la humedad del suelo y la vegetación para localizar posibles zonas de reproducción de langostas para la fumigación con plaguicidas.

Las plagas migratorias están amenazando el suministro de alimentos y los medios de vida de millones de personas en una región que ya lucha contra la inseguridad alimentaria.

Kenya ha experimentado su peor infestación de langostas en 70 años, y Etiopía y Somalia han visto sus mayores enjambres en 25 años.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) pidió ayuda para luchar contra las nubes de langostas, advirtiendo que el número de langostas en el África oriental podría aumentar 500 veces para junio.

Las langostas adultas pueden volar entre 50 y 150 kilómetros por día, lo que hace difícil encontrarlas y erradicarlas. Sin embargo, la captura de las langostas al principio de su ciclo de vida, en forma de huevos y tolvas (cuando todavía están desarrollando las alas), podría ayudar a prevenir infestaciones devastadoras a gran escala.

Una sola langosta del desierto puede comer el equivalente a su propio peso corporal en vegetación en un día. Aunque eso puede no parecer mucho, un pequeño enjambre puede consumir tanto alimento como 35.000 personas en un día.

4. Conoce a los antiguos antepasados

Hace dos millones de años, tres especies de humanos primitivos coexistieron.
Hace dos millones de años, tres especies de humanos primitivos coexistieron.
Imagen: Science Mag

Los arqueólogos han descubierto restos que sugieren que hace 2 millones de años tres tipos diferentes de humanos primitivos vivían en Sudáfrica.

No se sabe si estas diferentes especies de homínidos interactuaron entre sí, pero parece que coexistieron cerca del complejo de cuevas de Drimolen, a unos 40 km al norte de Johannesburgo.

Los tres grupos son Australopithecus, Paranthropus y el más antiguo Homo erectus conocido.

El descubrimiento de fragmentos de cráneo de Homo erectus sugiere que nuestros primeros antepasados existieron más de 100.000 años antes de lo que se pensaba, y que vivieron junto a otras especies humanas durante este período de la prehistoria.

5. Los ratones muestran sus emociones en sus rostros

Los ratones tienen expresiones faciales que reflejan sus emociones.
Los ratones tienen expresiones faciales que reflejan sus emociones.
Imagen: Instituto de Neurobiología Julia Kuhl/Max Planck


Al igual que los humanos, los ratones tienen una gama de expresiones faciales que reflejan cómo se sienten, según nuevas investigaciones.

Los investigadores utilizaron un algoritmo de aprendizaje automático para leer las expresiones faciales de los ratones de laboratorio que fueron expuestos a estímulos diseñados para provocar diferentes emociones, incluyendo golpes en la cola (dolor), golosinas (placer), agua con quinina amarga (asco) y una inyección de cloruro de litio (náuseas).

El algoritmo detectaba movimientos sutiles en las orejas, la nariz, los bigotes y otras partes de la cara a medida que los ratones experimentaban cada uno de estos desencadenantes.

Los investigadores dicen que sus hallazgos, publicados en la revista Science, podrían ayudar a avanzar en nuestra comprensión del papel que las emociones podrían desempeñar en los trastornos de salud mental, como la ansiedad o la depresión.