Todos estamos de acuerdo con los resultados del reciente informe del Foro Económico Mundial en asociación con Zurich: Riesgos Regionales para Hacer Negocios 2018. Es claro para todos nosotros que los principales riesgos identificados por los encuestados son una parte esencial del contexto general o del entorno en el que hacemos negocios en la región.

Sin embargo, ¿cuál es el principal riesgo? En mi opinión, es la falta de comprensión de que la volatilidad es parte del entorno de esta región. La falta de comprensión de que la región es diversa; cada país tiene su propia particularidad. La falta de comprensión de que necesitamos tener una visión a largo plazo. ¿Y cómo abordar esto? ¿Cómo invertir en ese contexto y esperar un rendimiento razonable del capital en un marco de tiempo razonable? No tenemos todas las respuestas, pero nuestra experiencia en los últimos tres años y medio nos permite compartir algunos elementos que pueden ser de interés y de utilidad para que otros los sigan:

1. Tener el conjunto adecuado de habilidades de liderazgo, talento y capacidades locales, con la mentalidad y la actitud correctas es clave. No puede simplemente conectarse y reproducir las formas globales de hacer las cosas. Lo Global debe comprender a lo Local, y para eso es necesario contar con las personas adecuadas. Y empoderarlas.

2. Comprender que las inversiones deben considerarse con una visión a largo plazo. Ser paciente. Primero construya el conjunto correcto de capacidades y luego invierta gradualmente en iniciativas de crecimiento, ya sea de manera orgánica o inorgánica, dependiendo de la velocidad definida.

3. Combinar la experiencia, el conocimiento y la estructura global con la experiencia práctica local, en particular sobre la gestión de la volatilidad. Lo Global y lo Local necesitan trabajar juntos de manera colaborativa, profesional y respetuosa.

En Zurich, hemos hecho negocios y atendido clientes y distribuidores en la región durante más de 50 años. Sabemos cómo gestionar la volatilidad y la incertidumbre. Tenemos la combinación adecuada de capacidades y actitud. Con un conjunto alineado de valores y normas profesionales.

Los diferentes mercados aún se están desarrollando y se encuentran en diferentes etapas de madurez. El Estado de derecho rige en la mayoría de los países y, aunque las instituciones en general son aún muy débiles, en los últimos años ha habido bastante progreso en términos de madurez y desarrollo de la sociedad. Las personas (ciudadanos) se sienten empoderadas, y han llegado a un entendimiento mucho más profundo de su papel para impulsar el cambio cultural y de transformación. Brasil y Argentina son ejemplos de esto, donde los casos recientes de corrupción finalmente se han llevado a juicio y el Poder Judicial está actuando para llevar a todas las personas involucradas (desde políticos hasta empresarios) ante la justicia.

Creo que la región muestra un marco macroeconómico y social de suficiente nivel para continuar atrayendo inversiones a largo plazo. De hecho, es un motor de crecimiento potencial para compañías globales como la nuestra por varias razones. Estamos muy contentos y entusiasmados con nuestras operaciones y el progreso de nuestros negocios en la región, especialmente con el futuro potencial de nuestras recientes adquisiciones en varios mercados. Estamos seguros de que la región tiene las condiciones para apoyar la inversión continua en la creación de capacidades e iniciativas de crecimiento.