Crecimiento Económico

Explicado: ¿Qué es una recesión?

Billetes en distintas monedas nacionales.

Una señal de recesión puede ser cuando los consumidores tienen poca confianza. Image: Unsplash/Jason Leung

Stephen Hall
Writer, Forum Agenda
Rebecca Geldard
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Crecimiento Económico??
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro del progreso económico afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

El futuro del progreso económico

Este artículo se actualizó en febrero de 2024.

  • Los economistas prevén otro año de crecimiento lento en todo el mundo en 2024.
  • Aunque el riesgo de recesión mundial en el próximo año es menor, dos economías del G7 entraron en recesión a finales de 2023.
  • El panorama sigue marcado por incertidumbre, según los expertos encuestados en el último informe Perspectivas de los Economistas Jefe, del Foro Económico Mundial.

Dos economías del G7 entraron en recesión a finales del año pasado -Japón y el Reino Unido- al ralentizarse el gasto de los consumidores.

El Reino Unido registró su menor tasa de crecimiento anual desde 2009, mientras que Japón cayó de la tercera a la cuarta economía mundial, según informó Bloomberg en febrero.

En su informe Perspectivas Económicas Mundiales de enero, el Banco Mundial afirmaba que los riesgos de una recesión mundial en 2024 habían disminuido gracias a que la economía estadounidense se comportó mejor de lo previsto en 2023.

Sin embargo, las continuas secuelas de la pandemia del COVID-19, las guerras en Ucrania y Oriente Medio y la persistente inflación elevada hacen que las perspectivas de crecimiento para 2024 sean débiles y que la economía mundial vaya "camino a registrar su peor desempeño de las últimas tres décadas para un período de cinco años", según el Banco Mundial.

Pero, ¿qué es exactamente una recesión y cómo decidir si se está produciendo?

¿Has leído?

Recesión y recesión global

No existe una definición oficial y mundialmente reconocida de recesión.

En 1974, el economista estadounidense Julius Shiskin describió una recesión como "dos trimestres consecutivos de crecimiento decreciente", y muchos países siguen adhiriéndose a ella.

Sin embargo, desde entonces Estados Unidos ha optado por utilizar una definición más abierta. La Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) tiene en cuenta diversos factores a la hora de decidir si la economía se encuentra o no en recesión. La institución la define como "un descenso significativo de la actividad económica generalizado en toda la economía, que dura más de unos meses, normalmente visible en la producción, el empleo, la renta real y otros indicadores".

"Una recesión comienza cuando la economía alcanza un pico de actividad y termina cuando la economía alcanza su punto más bajo".

Al igual que ocurre con las recesiones nacionales, aún no se ha llegado a un consenso sobre la definición de recesión mundial. El principal indicador del Banco Mundial de una recesión mundial es la contracción simultánea de las economías de varios países importantes, así como otros indicios de un débil crecimiento económico mundial.

PIB para 2022, 2023 and 2024
La OCDE prevé un bajo crecimiento de las principales economías en 2023 y 2024. Image: OCDE

La economía mundial ha pasado por cuatro grandes recesiones en las últimas siete décadas: en 1975, 1982, 1991 y 2009. Las recesiones suelen durar alrededor de un año en las economías avanzadas, según el FMI. Los datos del NBER lo corroboran: de 1945 a 2009, la recesión media duró 11 meses.

Señales de recesión

Además de un descenso prolongado del producto interior bruto (PIB), una de las medidas más evidentes de una recesión es la tasa de desempleo. Cuando ésta empieza a aumentar, puede desencadenar un efecto dominó de consecuencias económicas al ralentizarse la demanda de bienes y servicios. Durante la última recesión mundial, el desempleo alcanzó el 9,5% en Estados Unidos, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Tasas de desempleo en EE. UU. durante los últimos 70 años (recesiones fechadas por el NBER en gris).
Tasas de desempleo en EE. UU. durante los últimos 70 años (recesiones fechadas por el NBER en gris). Image: NBER/Oficina de Estadísticas Laborales

Actualmente, aunque el empleo es elevado en muchas de las principales economías, el sentimiento -otro indicador clave- sigue siendo bajo en el índice de confianza de los consumidores a pesar de haber mejorado en 2023. Esto se debe a factores como la crisis del coste de vida, que lleva los consumidores a gastar menos, lo que puede provocar la contracción de la economía y el descenso de los ingresos fiscales.

El crecimiento mundial ha mostrado resiliencia en 2023 y las tasas de inflación están cayendo más rápido de lo previsto, pero el crecimiento del comercio mundial -un 3,3% previsto en 2024- sigue estando muy por debajo de su media histórica del 4,9%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). De hecho, el FMI prevé que el crecimiento disminuya en las economías avanzadas este año antes de volver a aumentar en 2025; en las economías emergentes y en desarrollo se espera un crecimiento estable durante 2024/5, pero con variaciones regionales.

También es probable que los mercados bursátiles sean impactados por las recesiones. Al disminuir la confianza y el gasto de los consumidores, las empresas pueden verse obligadas a despedir trabajadores, lo que puede provocar malos resultados de las inversiones y pánico en el mercado. En las 12 recesiones que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, el índice bursátil estadounidense - el S&P 500 - se contrajo una media del 24%, según Goldman Sachs.

¿Cómo afecta la recesión a los consumidores?

El desempleo podría aumentar. Los licenciados y los que terminan sus estudios secundarios pueden tener más dificultades para encontrar trabajo. Según el Instituto de Estudios Fiscales, las empresas podrían tener dificultades para pagar a sus empleados o aumentarles el sueldo al ritmo de la inflación. Los inversores también podrían sufrir pérdidas debido a la caída de los mercados bursátiles. Durante una recesión, es posible que aumenten las ejecuciones hipotecarias, y los bancos serán menos propensos a prestar dinero a posibles prestatarios que busquen una hipoteca o un préstamo personal, según Forbes.

¿Cómo terminan las recesiones?

Los bancos centrales pueden bajar los tipos de interés a corto plazo. Esto puede aumentar la confianza de los consumidores y estimular el gasto, ya que el coste de los préstamos es menor, lo que significa que el coste de artículos como vehículos y casas también es menor.

Para evitar el aumento del desempleo, los gobiernos pueden introducir políticas de recorte fiscal para ayudar a los consumidores, o lanzar programas de infraestructuras, incluida la construcción de carreteras y ferrocarriles.

Las recesiones terminan cuando el crecimiento se reanuda, por más lentamente que esto ocurra. Durante la Gran Recesión de 2008, por ejemplo, los gobiernos introdujeron una serie de medidas de flexibilización o expansión cuantitativa, inyectando billones de dólares en la economía mundial en un intento de resucitarla. Tras este nivel de estímulo sin precedentes, los mercados comenzaron a recuperarse, aunque las cicatrices persistentes, como el aumento del desempleo y la reducción de los niveles de renta media, permanecieron muchos años después.

Loading...

Qué más esperar en 2024

Los elevados riesgos geopolíticos hacen prever que los precios de las principales materias primas, incluidos el petróleo y el gas, seguirán siendo altos, según la agencia de calificación Fitch.

An infographic showing how 56% of chief economists expect the global economy to weaken in the coming year
Economists predict another year of slow growth around the world in 2024. Image: World Economic Forum

La última edición del informe Perspectivas de los Economistas Jefe, del Foro Económico Mundial, presenta un panorama desigual para el próximo año: algo más de la mitad de los economistas jefe encuestados (56%) espera que la economía mundial se debilite, mientras que el 43% prevé una situación sin cambios o más fuerte.

Sin embargo, hay más incertidumbre en el horizonte, ya que también es un año de elecciones importantes -para Estados Unidos, la mayor economía del mundo, y para todo el planeta-, como destaca el Foro en su Informe sobre Riesgos Globales 2024.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Crecimiento EconómicoEmpleos y el Futuro del TrabajoSistemas Financieros y Monetarios
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué China está haciendo de la innovación el nuevo motor del crecimiento

Liming Chen

4 de julio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial