Business

Los derechos de los trabajadores son vitales para revitalizar la democracia. Aquí el porqué

Vista lateral de dos personas cogidas de la mano en un blog sobre los derechos de los trabajadores y la democracia.

La democracia es un factor clave para que la humanidad pueda trabajar unida para superar los retos a los que se enfrenta el mundo. Image: Unsplash

Luc Triangle
General Secretary, International Trade Union Confederation (ITUC)
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Fuerza laboral y empleo afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Business

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • 2024 se perfila como un año crucial para los trabajadores en un escenario de conflictos armados, cambio climático y disrupciones provocadas por tecnologías como la inteligencia artificial.
  • Todas estas situaciones implican decisiones tomadas por un número relativamente pequeño de personas poderosas, de las cuales solo algunas tienen un mandato democrático.
  • Restablecer una democracia que ofrezca dividendos a los trabajadores es esencial para combatir el cambio climático y construir un futuro más sostenible.

Posiblemente más que ningún otro año, 2024 se perfila como un año crucial para el futuro de los trabajadores y, de hecho, de todas las personas. Los conflictos armados siguen causando muerte y destrucción, el clima de la Tierra está cerca de un punto de inflexión a medida que se acelera el calentamiento global, las cargas sobre la salud pública se están volviendo insostenibles y todavía no se sabe si los reguladores garantizarán que el potencial positivo de los avances en la tecnología digital, especialmente la inteligencia artificial (IA), compense plenamente los riesgos.

Todos estos fenómenos tienen algo en común: se deben, en todo o en parte, a decisiones tomadas por un número relativamente pequeño de personas poderosas. Algunas de estas personas son líderes elegidos democráticamente con auténticos mandatos del pueblo.

Otros, incluidos los dirigentes de algunos países poderosos e influyentes, carecen de tal legitimidad democrática y splo rinden cuentas a sí mismos y a quienes les ayudan a mantenerse en el poder. Esto limita las opciones que los líderes democráticos pueden tomar para resolver los grandes problemas a los que se enfrenta la humanidad.

Gran parte de la población mundial vive en sistemas no democráticos, privada de toda voz real en el futuro de su país o, de hecho, en su propio futuro. En los países democráticos, las secuelas de décadas de políticas de austeridad, 15 años de espasmo económico y la precariedad económica resultante convergen con una avalancha de desinformación.

Muchos votantes, abrumados por estas fuerzas, se echan en brazos de políticos que pueden hacerse eco de sus sentimientos pero ofrecen políticas simplistas, divisorias e incluso destructivas.

La democracia es vital para afrontar los retos mundiales

La democracia está en peligro, pero sin ella, la humanidad será incapaz de trabajar unida para hacer frente a los retos a los que se enfrenta el mundo. Por este motivo, la Confederación Sindical Internacional (CSI) sitúa la democracia en el primer plano en 2024.

Restablecer una democracia que ofrezca dividendos a todos los trabajadores es esencial para combatir el cambio climático, garantizar una paz sostenible, proteger la salud pública y cosechar lo mejor del cambio tecnológico. Estos son los cinco grandes retos a los que se enfrentan los trabajadores este año.

Aunque la representación electoral es una característica clave de cualquier buen sistema democrático, no es el único elemento. La rendición de cuentas, la participación pública, la inclusión y muchas otras partes conforman el conjunto de una democracia. Sin embargo, para la mayoría de las personas, su trabajo, del que deberían poder obtener no solo un medio de vida digno sino también un sentimiento de valor y conexión, es un lugar en el que la democracia está totalmente ausente.

La democracia en el trabajo proviene de la pertenencia a un sindicato, que permite a las personas negociar y negociar colectivamente salarios decentes y justos, condiciones de trabajo, términos de empleo, desarrollo de capacidades y otras cosas vitales en un mundo que cambia rápidamente.

Los sindicatos proporcionan un sistema democrático de controles y equilibrios en el lugar de trabajo, que garantiza que los trabajadores sean tratados como seres humanos y contribuyentes comunes a una empresa o industria, y no como meras mercancías.

Loading...

En la última década, el Índice Global de los Derechos de CSI ha documentado una alarmante y constante erosión de los derechos democráticos en el trabajo.

El informe del Índice 2023 muestra que en el 80% de los países se produjeron violaciones significativas del derecho a la negociación colectiva, el 73% de los países impidió el registro de sindicatos o los prohibió por completo y en 69 países se produjeron detenciones y encarcelamientos de personas simplemente por su participación sindical, algo garantizado en el derecho internacional pero negado con demasiada frecuencia en la legislación nacional.

Desde todos los puntos de vista, el declive del respeto de los derechos democráticos en el trabajo está estrechamente relacionado con el declive de la igualdad económica y el aumento de la inestabilidad política.

Cuando los derechos democráticos quedan excluidos del lugar de trabajo, los trabajadores no solo se ven privados de la posibilidad de contribuir a configurar su propia vida laboral, sino también su vida cívica. Los países con tasas más bajas de afiliación sindical y de cobertura de convenios colectivos ocupan sistemáticamente los últimos puestos en las clasificaciones de democracia liberal y política de los investigadores de la democracia.

Las personas que pasan sus días en lugares de trabajo no democráticos también quedan en una situación mucho más precaria que la que tendrían si contaran con la protección mutua de un sindicato. Investigadores canadienses que evaluaron la prima salarial de los trabajadores sindicados a escala mundial hallaron diferencias de hasta el 20% en algunos países.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el futuro del trabajo?

Un estudio alemán de 2022 concluyó que "la participación de los trabajadores [en actividades sindicales] fomenta los valores democráticos pluralistas". Negar a la mayoría de los trabajadores del mundo estas ventajas que cambian sus vidas fomenta la desconfianza en las instituciones y, a menudo, en la propia democracia.

Las Encuestas Mundiales de la CSI en 2020 y 2022 revelaron cómo está disminuyendo la confianza en los gobiernos, y cómo la acción de las preocupaciones en torno al clima, la economía, los salarios y otros temas de interés podría restaurarla.

El avance de la democracia en el trabajo, mediante el respeto de los derechos reconocidos internacionalmente, es la clave para revitalizar la democracia en todas las esferas de la vida. Con ello, la visión de un Nuevo Contrato Social, construido sobre las demandas clave de los trabajadores de empleos decentes, derechos en el lugar de trabajo, salarios dignos, protección social e igualdad e inclusión, puede hacerse realidad.

La importancia de un mandato democrático

La democracia también está en el centro de uno de los temas clave de Davos 2024: lograr la cooperación en medio de la competencia. Cuando los responsables de la toma de decisiones cuentan con la autoridad y la integridad de un sólido mandato democrático y, por tanto, están obligados a rendir cuentas de sus actos, sus decisiones obtienen un mayor apoyo y sus sociedades desarrollan una mayor cohesión social.

¿Has leído?

Esto proporciona un marco sólido para gestionar las presiones, a veces contradictorias, de competir a la vez que se coopera. Establece los sólidos cimientos necesarios para mantener la paz y la estabilidad mientras se navega por las transiciones que exigen los acelerados cambios climáticos, tecnológicos, sociales y de salud pública.

Lo mismo ocurre en el mundo laboral. Cuando los derechos democráticos se despojan cada vez que una persona va a trabajar, y solo se recuperan en las pocas horas que quedan tras la jornada laboral, la coacción en lugar de la cooperación se convierte en nuestra experiencia principal.

A continuación, influye de múltiples maneras en nuestro comportamiento en la vida privada y pública. Es mucho mejor que la cooperación surja a través del respeto mutuo y el consentimiento libremente otorgado. Eso es lo que impulsa una competencia sana guiada por valores compartidos y permite una prosperidad compartida.

Por ello, la CSI dará prioridad a la democracia durante el próximo año, ya que es el valor más compartido entre los trabajadores. También es el mecanismo más eficaz para construir la unidad de propósito necesaria para abordar nuestras otras prioridades clave: la paz, el clima, la salud pública y la tecnología.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
BusinessDavos AgendaFuerza laboral y empleo
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo la autoidentificación de la discapacidad puede transformar las empresas y beneficiar a todos

Katy Talikowska

2 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial