Tecnologías emergentes

IA y tecnologías emergentes en Davos 2024: 5 cosas sorprendentes que hay que saber

IA: ¿el gran ecualizador? - sesión en Davos 2024

IA: ¿el gran ecualizador? - sesión en Davos 2024 Image: Foro Económico Mundial

Jeremy Jurgens
Managing Director, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Tecnologías emergentes??
La visión global
Explora y monitorea cómo Inteligencia Artificial y Robótica afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Tecnologías emergentes

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • Contrariamente al revuelo de opiniones sobre la inteligencia artificial (IA), los debates más enérgicos en torno a la tecnología emergente realizados en Davos revelaron una notable convergencia de puntos de vista.
  • También hubo conversaciones serias en torno a otros temas clave: la brecha digital, la economía cuántica, la tecnología espacial y el cambio climático, y el desarrollo de una regulación sectorial específica en torno a la gobernanza de la IA.
  • Los expertos se pusieron de acuerdo en que la atención debe centrarse en un enfoque consciente de la IA -su aplicación en todos los sectores y su interrelación con otras tecnologías- y en un compromiso inquebrantable de poner las personas en el centro de nuestros esfuerzos.

En el centro de los debates sobre tecnología en Davos 2024 hubo un creciente reconocimiento de que el futuro de la IA no debe limitarse a los extremos. Además, las conversaciones no versaron exclusivamente sobre la IA.

Contrariamente al revuelo de opiniones en torno a la IA, los debates más enérgicos en Davos revelaron una notable convergencia de puntos de vista sobre una gama más amplia de temas. A pesar de las narrativas extremas, que presentan a la IA como un riesgo existencial o como un cambio revolucionario, se hizo evidente que las conversaciones están cambiando hacia una comprensión más matizada, en particular en lo que respecta a la gobernanza y la regulación.

Los líderes tecnológicos reconocieron el aspecto temporal de esta cuestión y convinieron en que, aunque puede haber disrupciones, hay tiempo para adaptación. Ahora hay que centrarse en un enfoque consciente, con el compromiso inquebrantable de dar prioridad a las personas en este proceso transformador.

¿Has leído?

Esta trayectoria más sofisticada, que distingue entre distintos modelos y aplicaciones en la IA generativa, puede basarse en las normativas existentes. La clave estará en utilizar los marcos en las finanzas, la sanidad, la aviación, etc. y adaptarlos a las características específicas de la IA y otras innovaciones en cada sector respectivo.

Así pues, aunque la IA ha acaparado el zeitgeist en Davos 2024 y más allá, he aquí cinco conclusiones de los debates más serios sobre el terreno que ofrecen una lente significativa para comprender la narrativa real en torno a la tecnología y los próximos pasos.

1. Gran parte del mundo sigue siendo analógico y está desconectado

A pesar del tiempo que pasamos frente a nuestras pantallas, tendemos a olvidar que vivimos en un mundo físico que de vez en cuando interactúa con lo digital. Ampliar estas interfaces hasta un nivel que cambie fundamentalmente nuestra forma de vivir y trabajar es un proceso intrincadamente complejo. Eso llevará tiempo. Esta comprensión de que no todo puede ser sustituido de inmediato y sin fisuras por homólogos tecnológicos pone en tela de juicio las narrativas más simplistas.

Igualmente, en todas las tecnologías, el acceso equitativo sigue siendo un reto. La Alianza Edison del Foro reúne a actores de las telecomunicaciones y la industria de información, comunicación y tecnología en general con miembros de industrias como la sanidad, los servicios financieros y la educación, así como la comunidad inversora para fomentar la inclusión digital.

En Davos 2024, la Alianza anunció importantes avances en la reducción de la brecha digital. En enero de 2024, los socios de la Alianza habían mejorado la vida de 784 millones de personas a través de 320 iniciativas en 127 países, más del 75% de su objetivo para 2025. También lanzamos un informe de impacto que destaca los progresos realizados y la necesidad crítica de un compromiso continuo para lograr la inclusión digital universal como un habilitador fundamental de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

2. Debemos prepararnos para la economía cuántica que se avecina

Aunque nos referimos a la computación cuántica como una tecnología emergente, muchas aplicaciones dentro de la esfera cuántica ya han llegado, como la detección, la navegación y las comunicaciones. Se espera que para 2030 la tecnología tenga un impacto significativo en la economía mundial, comparable a la IA. Las empresas y los gobiernos pueden empezar a actuar ya para garantizar una fuerza laboral cualificada y altamente interdisciplinar. "Una combinación de ingenieros y profesionales altamente cualificados puede ser increíblemente poderosa, pero tenemos que empezar ya", afirmó Joël Mesot, presidente de la ETH de Zúrich, en una sesión sobre tecnología cuántica.

La computación cuántica no se desarrollará en un silo. "Si creamos el ecosistema de desarrolladores para impulsar las aplicaciones que se van a beneficiar de estas computadoras, empezaremos a crear una industria en torno a la cuántica", afirma Ana Paula Assis, presidenta de la división de Europa, Oriente Medio y África de IBM. Preguntamos cómo podría interactuar la IA con la computación cuántica y cómo pueden aprender los responsables de la toma de decisiones de los debates actuales sobre IA para prepararse para la economía cuántica que se avecina.

Durante la semana, el Foro dio a conocer una guía para que los responsables políticos, la industria y el mundo académico construyan un ecosistema cuántico que aporte beneficios para todos. Jack Hidary, director ejecutivo de SandboxAQ, señaló: "No podemos aceptar que haya una brecha cuántica igual que tuvimos una brecha digital".

3. La tecnología espacial es fundamental para el planeta Tierra

Los cuatro principales riesgos mundiales en los próximos 10 años están relacionados con el cambio climático. Las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial pueden servir para hacer frente a estos riesgos. En particular, desempeñan un papel importante en la tecnología espacial. William Marshall, cofundador y director ejecutivo de Planet Labs PBC, señaló cómo los sistemas de imágenes de la Tierra producen datos revolucionarios que nos permitirán la transición a una economía sostenible.

Las aplicaciones abarcan desde el seguimiento de la deforestación hasta la previsión y respuesta ante catástrofes naturales. La incorporación de la IA amplía estas capacidades y permite realizar potentes simulaciones de escenarios futuros.

"Podemos combinar la IA con modelos del sistema terrestre y con informática de alto rendimiento para simular determinadas situaciones y riesgos climáticos", afirmó Josef Aschbacher, director general de la Agencia Espacial Europea.

Loading...

También se debatió sobre la sostenibilidad en el propio espacio, algo esencial dado que para 2030 se espera que haya 1,7 millones de satélites en el espacio. Afortunadamente, existen marcos y organismos, como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que han demostrado su eficacia a la hora de gestionar las cosas en el espacio.

"Este año se ha alcanzado un importante resultado en materia de sostenibilidad espacial, en el que se examinan las estrategias de desorbitación y eliminación", declaró Doreen Bogdan-Martin, Secretaria General de la UIT. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, sobre todo en lo que respecta al cumplimiento de la normativa y al replanteamiento de las capacidades en el espacio".

Las entidades espaciales deben considerar la eficiencia en costes e impacto. "Falta una aportación económica básica que no esté vinculada a la sostenibilidad", afirma Guru Gowrappan, presidente de ViaSat Inc.

En la sesión Taming Competition in Low and High Orbit (Domando la competencia en órbita baja y alta), los ponentes coincidieron en que deben existir criterios de sostenibilidad para el lanzamiento de satélites y principios vinculantes que prohíban las pruebas antisatélite que crean más desechos en el espacio. Estos marcos tienen la función adicional de garantizar que todos los países puedan aprovechar las capacidades espaciales. Todas las partes coinciden en que la cooperación y el intercambio a escala mundial son imprescindibles.

4. La IA nos ayudará a priorizar nuestra humanidad

La IA ya está transformando sectores como la sanidad y la manufactura y creando nuevas vías para la educación y los servicios públicos. "La IA permite a los humanos acceder a mejores herramientas y más capacidades que nunca", afirma Sam Altman, CEO de OpenAI.

Loading...

Embarcándonos en una nueva frontera, hemos puesto en marcha una importante Iniciativa para la Salud de la Mujer. Respaldada por la idea de que la mejora de la atención sanitaria a las mujeres puede aportar 1 billón de dólares a la economía mundial de aquí a 2050, esta iniciativa es muy prometedora.

El uso transformador de la IA en la sanidad queda ilustrado por escenarios en los que la IA mejora la eficiencia y facilita interacciones más empáticas entre profesionales médicos y pacientes. Hay potencial para soluciones más personalizadas, especialmente cuando se combina con la intersección de la IA con otras tecnologías como la cuántica.

Al poner en marcha este nuevo proyecto, estoy ansioso por ser testigo de nuestros progresos. La mejora potencial del 1,7% del producto interior bruto mundial a través de medidas básicas subraya las implicaciones de largo alcance de nuestros esfuerzos colectivos.

5. El diálogo continuo aportará beneficios

La necesidad de diálogos matizados, más allá de las narrativas polarizadas, fue un sentimiento generalizado, y los líderes pidieron conversaciones mesuradas, reflexivas e inclusivas que consideren la intrincada interacción entre tecnología, gobernanza y bienestar de la sociedad.

Sólo una gobernanza coordinada puede garantizar que la IA aporte beneficios de forma inclusiva y ética, especialmente en momentos de gran inestabilidad geopolítica. Hubo una clara determinación en garantizar que estas tecnologías hagan avanzar nuestras capacidades y se aprovechen para abordar algunos de los retos más acuciantes de nuestro tiempo, como el cambio climático y la desigualdad digital.

La Alianza para la Gobernanza de la IA del Foro ha presentado tres nuevas publicaciones que pueden orientar a los responsables políticos y empresariales en el desarrollo, la aplicación y la gobernanza responsables y equitativos de la IA. Dado el ritmo de los avances tecnológicos, la clave para lograrlo será el diálogo continuo entre los sectores público y privado. El concepto de "gobernanza ágil" y un diálogo continuo y adaptable que evolucione con la tecnología serán fundamentales.

Para hacer frente a este reto, el Centro para la Cuarta Revolución Industrial sigue ampliando su labor. Este año ha anunciado la apertura de tres nuevos centros en Alemania, Qatar y Vietnam, así como la firma de una carta de intenciones para poner en marcha un centro en Ucrania. Estos acuerdos de colaboración suponen un importante paso adelante hacia la cooperación mundial.

Ya se trate de iniciativas GovTech con Alemania, de explorar las aplicaciones de la IA en la industria manufacturera con Vietnam o de extender los beneficios de la Cuarta Revolución Industrial a los ciudadanos de Qatar, estas alianzas ponen de relieve el poder del conocimiento compartido. La ampliación de nuestros centros significa un compromiso para fomentar la colaboración internacional, reconociendo que, colectivamente, podemos ampliar los límites del avance tecnológico.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la cuarta revolución industrial?

Así pues, aunque la IA fue la palabra de moda en Davos 2024, la verdadera historia aborda la inclusión digital, el potencial de la tecnología cuántica y espacial, la oportunidad transformadora de la IA en la atención sanitaria y los grandes avances en la colaboración mundial en materia de gobernanza y el establecimiento de los guardarraíles adecuados. Estos esfuerzos no solo muestran un impacto global positivo, sino que también reflejan un firme compromiso con el aprovechamiento de la innovación para la mejora de la humanidad. El viaje continúa y estoy deseando ver la evolución de la tecnología como fuerza de cambio positivo en 2024.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Tecnologías emergentesDavos AgendaInteligencia Artificial y Robótica
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

El espacio está en auge. Cómo aprovechar esta oportunidad de 1,8 billones de dólares

Nikolai Khlystov and Gayle Markovitz

12 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial