Health and Healthcare

Datos y confianza: los dos pilares de una asistencia sanitaria basada en el valor

Transformar la sanidad estadounidense para que se oriente por el valor podría reducir el aumento medio anual de los costes hasta en un 30%.

Transformar la sanidad estadounidense para que se oriente por el valor podría reducir el aumento medio anual de los costes hasta en un 30%. Image: Getty Images

Christophe Weber
President and Chief Executive Officer, Takeda Pharmaceutical
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Health and Healthcare??
La visión global
Explora y monitorea cómo Health and Healthcare afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Health and Healthcare

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • La asistencia sanitaria basada en el valor, que hace hincapié en la salud general de los pacientes, es una solución a la sobrecarga de los actuales sistemas sanitarios.
  • Una gobernanza de los datos que establezca estándares de recopilación, notificación y análisis situaría a los pacientes en el centro de la toma de decisiones.
  • La confianza es vital para garantizar un uso responsable de los datos.

El mundo está cambiando rápidamente. Las presiones económicas, el cambio climático y los riesgos geopolíticos se han intensificado constantemente durante años, contribuyendo a la incertidumbre y a un entorno económico mundial difícil. Además, la ciencia avanzada y las nuevas tecnologías digitales, como la inteligencia artificial generativa, nos están permitiendo replantearnos gran parte de lo que hacemos y cómo lo hacemos, lo que plantea tanto retos como oportunidades.

Al mismo tiempo, hemos asistido a un cambio demográfico masivo, ya que la población mundial sigue creciendo y envejeciendo con una esperanza de vida cada vez mayor, debido en parte a los avances de la medicina y la ciencia, que habrían sido inimaginables hace 50 años. De hecho, los costes sanitarios están superando el crecimiento del PIB, lo que agrava la escasez de recursos y la presión financiera.

A pesar de todos estos cambios, los sistemas sanitarios de los países desarrollados han permanecido prácticamente inalterados desde que se establecieron por primera vez, principalmente en las décadas de 1940 y 1950. Su creación marcó un antes y un después para la salud humana. Pero hoy en día estos sistemas son anticuados e insostenibles, y tienen dificultades de satisfacer las necesidades de poblaciones cada vez mayores, a pesar de que hay más medicamentos y opciones de tratamiento disponibles y una tecnología más avanzada. La pandemia de COVID-19 aceleró esta crisis y llevó a muchos sistemas sanitarios europeos al borde del colapso, mientras que otros sistemas público-privados, como el estadounidense, experimentaron crecientes desigualdades sanitarias.

¿Has leído?

Creemos que una solución a estos retos es alejarse de los actuales modelos de asistencia sanitaria de pago por servicio y adoptar una asistencia sanitaria basada en el valor; un enfoque que paga por los resultados (outcomes) de los pacientes y la calidad de la asistencia en lugar de por el volumen administrativo. Según una estimación de 2016, la transformación del sistema sanitario estadounidense para que se centre en los outcomes podría reducir el aumento medio anual de los costes sanitarios hasta en un 30 %. De este modo, el coste medio de la asistencia sanitaria se alinearía con la tasa de crecimiento del PIB por primera vez en casi 50 años.

Los pacientes se beneficiarían de un sistema creado para obtener resultados para ellos en términos de salud, y la eficiencia y el agotamiento de los profesionales mejorarían probablemente como consecuencia de la vinculación del incentivo a los resultados en lugar de al volumen. Un sistema basado en el valor también fomenta la financiación continua para impulsar los avances científicos del mañana.

Sin embargo, debemos ser realistas. La magnitud de esta transición parece desalentadora y, en muchos sentidos, lo es. Por eso, nuestros primeros pasos en la transformación de la asistencia sanitaria deben centrarse en dos factores fundamentales para una asistencia sanitaria basada en el valor: la gobernanza de los datos del mundo real recopilados mediante tecnologías digitales y la confianza.

Establecer la gobernanza de los datos

Mientras seguimos avanzando hacia un futuro reimaginado e impulsado por los datos y las tecnologías digitales, es hora de que los sistemas sanitarios hagan lo mismo.

Ya estamos experimentando una explosión en la cantidad de datos que se generan cada día. Además, los informes estiman que el 30 % de todos los datos mundiales los genera el sector sanitario, y está aumentando más rápido que cualquier otro campo.

Estas tendencias son prometedoras, pero el problema actual es que los datos no se gestionan ni se utilizan bien. En la mayoría de los sistemas sanitarios, los datos están dispersos entre médicos, hospitales, pacientes y otros, lo que dificulta la comprensión completa de la evolución de los pacientes. Muchos sistemas sanitarios carecen de una estrategia analítica clara y, según una estimación de 2019, el 97% de todos los datos globales producidos por los hospitales cada año no se utilizan.

¿Has leído?

    Aunque se han hecho algunos progresos en este tiempo, necesitamos una forma de notificar, recopilar y analizar datos sanitarios estandarizados para que los resultados de los pacientes se conviertan en la base de la toma de decisiones. Pensemos en el reembolso, la financiación, la prescripción... decisiones todas ellas que estarían mejor fundamentadas en los datos y alineadas con el objetivo de mejorar la salud de los pacientes. Esta es la esencia de la asistencia sanitaria basada en el valor.

    Por ejemplo, los Observatorios de Resultados Sanitarios (H2O), un proyecto dirigido por un consorcio de 25 entidades de los sectores público y privado, ponen en práctica este concepto. Varios hospitales punteros de Europa están en camino de convertir los resultados estandarizados de los pacientes en un elemento central de la conversación entre pacientes y médicos, y los datos resultantes pasarán a formar parte de bibliotecas de datos del mundo real.

    Basarse en la confianza

    La sanidad es compleja y, al mismo tiempo, profundamente personal. En honor a ello, la confianza debe priorizarse como otra condición necesaria para el éxito de la transformación sanitaria.

    Y lo que es más importante, la confianza sólo se gana con acciones y comportamientos. Lleva tiempo construirla, cuesta trabajo mantenerla y puede perderse rápidamente. Cuando se trata de la gobernanza de los datos, la confianza significa mantener la voz y las experiencias de los pacientes en el centro de la información, el análisis y la toma de decisiones, proporcionando la infraestructura y el marco para el uso responsable de los datos.

    Esto subraya la importancia de que los colaboradores acudan a la mesa con autenticidad y empatía, reconociendo que, aunque no lo sabemos todo, podemos basarnos en decisiones a partir de los datos. Centrarse en generar y compartir datos sólidos en cada paso del camino, desde los ensayos clínicos hasta las experiencias de los pacientes, ayuda a todos a alinearse en el verdadero significado del valor para los pacientes.

    Generar confianza en medio de estos retos a los que nos enfrentamos hoy en día no es fácil. Pero es nuestra responsabilidad colectiva capacitar a los pacientes y reimaginar soluciones que respalden mejor los rápidos cambios que se están produciendo en la sociedad.

    Descubre

    ¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la salud mental?

    Loading...
    No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

    Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

    Inscríbete de forma gratuita

    Licencia y republicación

    Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

    Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

    Temas relacionados:
    Health and HealthcareDavos Agenda
    Comparte:
    World Economic Forum logo
    Agenda Global

    La Agenda Semanal

    Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

    Suscríbete hoy

    Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

    4 formas en que empresas, ciudades y comunidades reconfiguran la economía del cuidado

    Andrea Willige

    12 de abril de 2024

    Sobre nosostros

    Eventos

    Medios

    Socios y Miembros

    • Únete

    Ediciones en otros idiomas

    Política de privacidad y normas de uso

    © 2024 Foro Económico Mundial