Health and Healthcare Systems

El futuro de la economía del cuidado depende de la colaboración y de una "actitud de cuidador"

Imagen de un señor mayor en silla de ruedas en una plaza pública. El mundo tiene ahora 8.000 millones de habitantes y todos necesitamos que nos cuiden en algún momento de nuestras vidas.

El mundo tiene ahora 8000 millones de habitantes y todos necesitamos que nos cuiden en algún momento de nuestras vidas. Image: Unsplash/Red John

Kim Piaget
Insights Lead, Diversity, Equity and Inclusion, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Health and Healthcare Systems??
La visión global
Explora y monitorea cómo La salud mundial afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

La salud mundial

  • Las necesidades de asistencia en el mundo aumentan rápidamente, pero el trabajo no remunerado y los acuerdos de asistencia injustos prevalecen en muchos países, según un nuevo libro blanco del Foro Económico Mundial.
  • El Futuro de la Economía del Cuidado explora el estado de los sistemas mundiales de cuidados y los retos que hay que superar para construir sistemas de atención más eficaces y equitativos.
  • Es necesaria una colaboración más estrecha entre los gobiernos, las empresas y actores de la comunidad para construir una economía del cuidado fuerte que pueda apoyar la prosperidad y el crecimiento.

Hay una inversión que produce intereses crecientes a largo plazo: las personas.

Hay 8000 millones de personas (y subiendo) que necesitan cuidados durante la mayor parte de su vida. La producción de alimentos, la crianza de los hijos, las clínicas comunitarias, el saneamiento, la escolarización, la fisioterapia, la telesalud y las residencias de ancianos, entre otros muchos procesos y relaciones, conforman la vasta y compleja economía mundial de los cuidados.

Sin embargo, los bienes, servicios e infraestructuras asistenciales son insuficientes, inaccesibles e impagables para gran parte de la población mundial. Además, la falta de reconocimiento de los cuidados como un componente valioso de la vida social y económica está impidiendo a los cuidadores y a los trabajadores de la asistencia tener un trabajo digno, acceder a oportunidades de cualificación, participar sin prejuicios en actividades de asistencia, participar plenamente en la vida comunitaria e incluso cuidar de sí mismos.

Una nueva publicación, El Futuro de la Economía del Cuidado, elaborado por el Global Future Council for the Future of the Care Economy del Foro Económico Mundial, ofrece ahora una visión general del estado de la economía de la asistencia. También ofrece un marco de base para que las partes interesadas empiecen a trabajar juntas para que la asistencia sea accesible, sostenible, de buena calidad y, lo que es más importante, una prioridad económica para todos.

La Reunión Anual de los Consejos Mundiales del Futuro 2023 se celebró en octubre de 2023 en Dubai (Emiratos Árabes Unidos).
La Reunión Anual de los Consejos Mundiales del Futuro 2023 se celebró en octubre de 2023 en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Image: World Economic Forum / Deepu Das

El vacío de cuidados en la economía

Muchas economías han dependido durante mucho tiempo de modalidades de cuidado mínimas, precarias e injustas.

Según los datos de 2022 de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., algunos padres habrán dedicado algo más de 750 horas al año al cuidado de niños menores de seis años, lo que equivale a 4,6 semanas de trabajo estándar o a asistir a un curso de 16 créditos en una universidad estadounidense. En Colombia, las mujeres invierten más tiempo en las tareas domésticas cotidianas que en el trabajo remunerado (8,3 frente a 7,7 horas diarias, respectivamente).

Cuando el gobierno y las empresas combinan sus esfuerzos, ya sea para mejorar las condiciones de la mano de obra, ayudar a reducir la brecha en el cuidado de los niños o dar forma a los espacios urbanos para que las necesidades de toda una familia puedan satisfacerse en una sola manzana, están transformando literalmente las vidas de quienes prestan y reciben cuidados.

Las partes interesadas con visión de futuro no están dejando pasar la oportunidad de invertir en cuidados.

Las empresas están reteniendo y captando talento ofreciendo prestaciones asistenciales multigeneracionales dada su creciente relevancia y atractivo, sobre todo en economías con poblaciones envejecidas o sin redes de protección social.

Los gobiernos están preparando sus economías para el futuro defendiendo los cuidados como una prioridad económica y ampliando su marco normativo para incluir el derecho a los cuidados en medio de las transformaciones demográficas, ecológicas y tecnológicas.

Análisis de la situación

El futuro de la economía asistencial pone de relieve algunos de los principales retos a los que se enfrentan los sistemas asistenciales.

El primero es la excesiva dependencia de los cuidados no remunerados. Cerca de dos mil millones de personas en el mundo trabajan como cuidadores a tiempo completo pero sin remuneración. Esto representa el 9% del PBI mundial, según datos de la Organización Internacional del Trabajo. En regiones como América Latina, se calcula que la proporción asciende hasta una cuarta parte del PBI regional.

La mayor parte del trabajo de cuidados lo realizan mujeres, y las inmigrantes se perfilan como el rostro de la economía mundial de los cuidados. En todo el mundo, las mujeres prestan 2,5 veces más horas de cuidados no remunerados que los hombres.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la diversidad, equidad e inclusión?

Otro factor es la precariedad del sector de los cuidados remunerados. A pesar de la creciente demanda en este sector, los salarios son bajos. En países como el Reino Unido, el salario de los cuidadores puede ser inferior al del 80 % de toda la población activa del país. En Estados Unidos, entre 1990 y 2017, los salarios de los cuidadores aumentaron solo un 12%, cuando el crecimiento salarial en otros sectores fue cuatro veces mayor, según el libro blanco.

Al mismo tiempo, existe una brecha en la oferta de cuidados disponibles que puede impedir que los cuidadores no remunerados desarrollen sus habilidades y accedan a oportunidades de empleo, por ejemplo, los padres que cuidan a niños pequeños.

La Organización Internacional del Trabajo calcula que 9 de cada 10 padres se ven obligados a buscar alternativas para el cuidado de sus hijos, situación que lleva a los cuidadores principales, muchas veces mujeres, a abandonar el mercado laboral.

Las mujeres representan la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado entre los padres con hijos menores de seis años.
Las mujeres representan la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado entre los padres con hijos menores de seis años. Image: WEF, Global Gender Gap Report 2022

Los cuidados como motor de crecimiento

En 2030, el número de personas de 60 años o más aumentará un 40%, y en 2050 se duplicará, según la Organización Mundial de la Salud. Este cambio demográfico se sumará a la brecha ya existente en el acceso a los cuidados, creando una mayor demanda de cuidadores.

Los empleos asistenciales, a pesar de su precariedad, son cada vez más importantes, ya que la automatización obliga a otros trabajadores a reciclarse.

Los empleos sociales, como los de puericultura, asistencia sanitaria y cuidados personales, son muy necesarios para sostener la economía.
Los empleos sociales, como los de puericultura, asistencia sanitaria y cuidados personales, son muy necesarios para sostener la economía. Image: WEF, Jobs of Tomorrow

Según el Foro, hay dos factores esenciales para convertir la asistencia sanitaria en un motor de crecimiento: un mayor gasto público y más inversión privada.

Basándose en un estudio de siete países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, el informe indica que invertir el 2% del PBI en el sector de la asistencia podría aumentar el empleo global entre un 2,4% y un 6,1% y crear cerca de 22 millones de puestos de trabajo. Esto es el doble de lo que se conseguiría con la misma inversión en la construcción.

Junto al compromiso del sector público, las empresas privadas también tienen la responsabilidad de contribuir a configurar el futuro de la economía de la asistencia. Un mayor número de empresas que ofrezcan prestaciones asistenciales a sus empleados no sólo impulsará el crecimiento del sector, sino que también reducirá las enfermedades, el absentismo y las pérdidas de productividad de las empresas.

Cuatro factores clave impulsan la remodelación de las redes asistenciales: accesibilidad, calidad, sostenibilidad y co-responsabilidad.
Cuatro factores clave impulsan la remodelación de las redes asistenciales: accesibilidad, calidad, sostenibilidad y co-responsabilidad. Image: World Economic Forum

Reimaginar las redes asistenciales

Dada la compleja naturaleza de la asistencia, el Libro Blanco hace un llamado a la colaboración entre el gobierno, las empresas y las comunidades para superar los diferentes retos a los que se enfrentan los sistemas globales de asistencia.

Hasta la fecha, estas partes interesadas han actuado en gran medida de forma aislada, por lo que es preciso reforzar sus vínculos para forjar un planteamiento conjunto y proactivo de la asistencia, de modo que pueda convertirse en una fuerza de prosperidad y crecimiento, afirma el Foro.

Invertir en estructuras y procesos que ofrezcan una asistencia de calidad en el futuro será vital. Esto incluye una mayor capacidad de respuesta a las necesidades de los cuidadores y las personas atendidas, la garantía de una alta calidad de los cuidados, la sostenibilidad de los sistemas implantados, así como la equidad y las responsabilidades compartidas.

El futuro de la economía asistencial también explora nuevos modelos y prácticas asistenciales para remodelar y reforzar la economía de los cuidados. Se trata de sistemas de asistencia mejorados a escala nacional, así como marcos de asistencia para ciudades o aglomeraciones urbanas y enfoques comunitarios, como las guarderías cooperativas.

Sin embargo, el Foro también sugiere que las empresas asuman una mayor responsabilidad en la economía de la asistencia, como invertir en la prestación de asistencia y contribuir a la innovación tecnológica, por ejemplo en la asistencia digital.

Pero este modelo de reestructuración y mejora de la economía asistencial sólo puede lograrse mediante la colaboración y con una "mentalidad asistencial" predominante, es decir, manteniendo los cuidados como una prioridad en la economía, al tiempo que se garantiza una participación equitativa y una remuneración justa para los cuidadores.

¿Has leído?
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo las parteras tutoras hacen más seguro el parto en zonas remotas y frágiles

Anna Cecilia Frellsen

10 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial