Salud mental

Por qué es crucial invertir en la salud mental de los niños durante y después de las crisis

Un nuevo e innovador informe encargado por UNICEF muestra los elevados costes de un apoyo inadecuado a la salud mental de los niños en las crisis humanitarias.

Un nuevo e innovador informe encargado por UNICEF muestra los elevados costes de un apoyo inadecuado a la salud mental de los niños en las crisis humanitarias. Image: UNICEF/Adel Janji

Anja Nielsen
Advocacy Specialist, UNICEF
Patricia Landínez
Mental Health and Psychosocial Support in Education Specialist, UNICEF
Robert Jenkins
Global Director, Education and Adolescent Development, UNICEF
Zeinab Hijazi
Global Lead on Mental Health, UNICEF
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Salud mental afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Salud mental

Este artículo es parte de: Centre for Health and Healthcare
  • Actualmente hay más niños viviendo en situaciones de emergencia humanitaria y crisis prolongadas que en ningún otro momento desde la Segunda Guerra Mundial.
  • No atender las necesidades psicosociales y de salud mental de los niños en contextos humanitarios podría suponer una pérdida mundial de 203 000 millones de dólares en ingresos potenciales a lo largo de la vida.
  • Las intervenciones escolares complementarias de promoción, prevención y tratamiento de la salud mental de los niños afectados por crisis muestran una rentabilidad significativa de la inversión.

Esta mañana, cientos de millones de niños de todo el mundo se han despertado con una crisis a sus puertas. Más de 400 millones de niños viven en zonas en conflicto; más de 36 millones de niños están desplazados de sus hogares; y nada menos que 1000 millones de niños viven en países extremadamente vulnerables a los efectos del cambio climático. Es probable que más de uno de cada cinco de ellos sufra algún trastorno de salud mental, con el riesgo de consecuencias a largo plazo para su futuro.

Un nuevo e innovador informe encargado por UNICEF muestra los elevados costes de un apoyo inadecuado a la salud mental de los niños en las crisis humanitarias, así como el significativo retorno de la inversión en intervenciones de salud mental y apoyo psicosocial en emergencias (SMAPS) en la escuela y la comunidad. Todos los niños merecen tener acceso a una educación de calidad y a servicios que respondan a sus necesidades de salud mental y apoyo psicosocial a través de las escuelas y otros servicios públicos. Su derecho a aprender y sus perspectivas económicas futuras dependen de ello.

El coste en vidas y medios de subsistencia

Las emergencias humanitarias y las crisis prolongadas pueden tener consecuencias devastadoras y a largo plazo para la salud mental de los niños. La exposición a acontecimientos gravemente angustiosos o traumáticos, agravada por condiciones de vida deficientes o precarias, y la falta de acceso a servicios básicos durante situaciones de emergencia naturales o provocadas por el hombre, constituyen factores de riesgo para la salud mental de los niños y sus cuidadores. No abordar los problemas de salud mental en sus inicios puede, a su vez, afectar al desarrollo de los niños, contribuir a malos resultados académicos e incluso repercutir en su salud física y su desarrollo social a lo largo de la vida.

¿Has leído?

Un nuevo análisis de UNICEF y RTI International indica que no atender las necesidades psicosociales y de salud mental de los niños en contextos humanitarios podría suponer una pérdida mundial de 203 000 millones de dólares en ingresos potenciales de por vida. En pocas palabras, las consecuencias de un apoyo inadecuado a la salud mental de los niños afectados por crisis son de gran alcance y no pueden ignorarse, ya que no sólo vulneran sus derechos fundamentales, sino que también tienen el potencial de dejar secuelas duraderas y perjudiciales a lo largo de sus vidas.

Los beneficios de la intervención precoz

Existen soluciones para mitigar estos efectos y rentabilizar la inversión.

Apoyar la salud mental y el bienestar de niños y adolescentes en entornos de aprendizaje es crucial para protegerlos de los efectos devastadores de las crisis y la adversidad. Las pruebas demuestran que las intervenciones escolares de SMAPS ofrecen beneficios para la salud mental, como la mejora de las habilidades socioemocionales, la autoestima, las relaciones con los compañeros y la esperanza, así como la reducción de los síntomas de afecciones comunes como la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Estas intervenciones ofrecen un enorme potencial para cambiar la trayectoria del aprendizaje y permitir el éxito económico futuro. El análisis de UNICEF y RTI International muestra lo asombroso que puede ser el impacto.

  • Por cada dólar invertido en terapia de grupo comunitaria, se evitan 39 dólares de pérdida de ingresos a lo largo de la vida.
  • Por cada dólar invertido en terapia cognitivo-conductual en la escuela, se evitan 57 dólares de pérdida de ingresos a lo largo de la vida.
  • Y por cada dólar invertido en aprendizaje social y emocional, se evitan 225 dólares de pérdida de ingresos a lo largo de la vida.

Las pruebas son claras: invertir en SMAPS dentro de la educación es un imperativo que exige el compromiso de todos los gobiernos y partes interesadas, especialmente en contextos de emergencia.

No retrasar las medidas de salud mental

La inversión inmediata y decisiva en la salud mental de niños y adolescentes en entornos de aprendizaje es una necesidad urgente, que no puede demorarse más. En las últimas décadas, la salud mental y el bienestar de los niños y adolescentes han sido una de las áreas más olvidadas y peor financiadas de la ayuda humanitaria. Al multiplicarse los retos a los que se enfrentan los niños en todo el mundo, necesitamos adaptar urgentemente los sistemas de los que dependen para sobrevivir y prosperar, especialmente los sistemas educativos.

Al mismo tiempo, las escuelas tienen la extraordinaria oportunidad de utilizar su influencia para fomentar un entorno que no sólo favorezca el crecimiento académico de los niños, sino que también cultive su salud mental y su bienestar, su felicidad y su desarrollo saludable en general.

Este es un año de necesidades humanitarias mundiales sin precedentes. Pero también puede servir de catalizador para actuar con determinación y lograr cambios significativos. En la Cumbre sobre la Transformación de la Educación (TES) de 2022, en el contexto de COVID-19, más de la mitad de los gobiernos reconocieron la necesidad de apoyar la salud mental y el bienestar tanto de los profesores como de los alumnos, pero muy pocos articularon medidas concretas. Cuando acaba de cumplirse un año de la TES, es imperativo que traduzcamos el reconocimiento en medidas tangibles. Las recomendaciones y los estudios de casos expuestos en la nota informativa de la OMS, UNICEF y la UNESCO para los gobiernos nacionales constituyen herramientas inestimables para dirigir nuestros esfuerzos colectivos.

Los gobiernos y las partes interesadas se encuentran actualmente ante una serie de oportunidades primordiales para capitalizar los avances iniciados en la TES y avanzar con compromisos decididos y concretos en la atención de las necesidades psicosociales y de salud mental de los niños y jóvenes afectados por las crisis. Estos momentos cruciales incluyen la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, la Cumbre Mundial sobre Salud Mental de octubre y la Cumbre Mundial sobre Refugiados de diciembre. Aprovechando estas influyentes reuniones, podemos impulsar colectivamente la causa y lograr un cambio significativo a escala mundial.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la salud mental?

Actuar con decisión reportará importantes dividendos, pues permitirá a los niños adquirir las aptitudes esenciales que necesitan para aprender y prosperar hoy y en el futuro. Ahora es el momento de realizar inversiones estratégicas en salud mental y apoyo psicosocial para los niños afectados por crisis, salvaguardando su bienestar tanto en el presente como para un futuro próspero.

Los detalles completos y la metodología del análisis pueden consultarse aquí. Un informe más breve sobre políticas públicas está disponible aquí.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Salud mentalYouth PerspectivesGlobal Cooperation
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo aprovechar el poder de los datos para mejorar la atención sanitaria

Judith Moore and Yasmin Dias Guichot

11 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial