Bienestar y Salud Mental

Mejorar la productividad requiere un enfoque holístico de la salud y el bienestar de los empleados

Los gestores necesitan habilidades para ocuparse eficazmente de la salud mental y el bienestar de sus empleados. Image: Getty Images/iStockphoto

Susan Garfield
Chief Public Health Officer, Americas, EY
Ruma Bhargawa
Lead, Mental Health, World Economic Forum
Eric Kostegan
Chief Development Officer, WHO Foundation
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Bienestar y Salud Mental??
La visión global
Explora y monitorea cómo Salud mental afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Salud mental

Este artículo es parte de: Centre for Health and Healthcare
  • El entorno laboral, el estrés y las dinámicas interpersonales influyen significativamente en la salud mental y el bienestar de los empleados, lo que repercute en el rendimiento y la productividad, con un coste económico considerable a escala global.
  • La salud mental y el bienestar en el lugar de trabajo requieren un enfoque holístico, que vaya más allá de los recursos individuales de manejo del estrés y se centre en la creación de una cultura empresarial de apoyo.
  • El liderazgo es crucial para fomentar un lugar de trabajo que favorezca la salud mental; los programas de formación, como Ascend de la OMS, pueden dotar a los gestores de las capacidades necesarias para apoyar la salud mental y el bienestar de sus empleados.

Todos hemos vivido situaciones estresantes en el lugar de trabajo. Desde expectativas de rendimiento poco realistas hasta jefes exigentes o personalidades fuertes, pocos están libres de las presiones laborales que pueden afectar a la salud mental.

Una persona media pasa 90 000 horas o aproximadamente un tercio de su vida en el trabajo. Como resultado, el entorno, los niveles de estrés y las dinámicas interpersonales en el lugar de trabajo pueden influir mucho en la salud mental y el bienestar de los trabajadores.

En un momento dado, más de uno de cada 10 trabajadores se ausenta por ansiedad, depresión o agotamiento (burnout). Más allá de las dinámicas interpersonales, pueden ser varios los factores amplificadores de estrés, como la búsqueda del equilibrio entre las exigencias del trabajo y la vida personal, los problemas de salud y el coste de vida en constante aumento.

Antes, las grandes organizaciones podían permitirse considerar la salud mental como un asunto privado. En 2001, el seminal Informe sobre Salud Mental en el Mundo, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hizo un llamamiento a la transformación de los entornos que repercuten en la salud mental, siendo el lugar de trabajo un ámbito clave. Más de 20 años después, acelerada por la pandemia de COVID-19, cada vez más empleadores empiezan a comprender su papel y sus responsabilidades a la hora de abordar la salud mental en el lugar de trabajo.

Las consecuencias del retorno al trabajo tras un trauma colectivo de este tipo pusieron de manifiesto el coste de la inacción y la oportunidad de impulsar el impacto. El absentismo y el "quiet quitting" son posibles efectos secundarios del estado de salud mental, con implicaciones operativas y financieras para las empresas. Mitigarlos y mejorar el bienestar de los empleados son motivaciones para muchas.

Además, hay un factor demográfico: La Generación Z es mucho más propensa a renunciar alegando problemas de salud mental. También están más dispuestos a hablar de salud mental, aceptar apoyo y servicios y esperar que los empresarios los traten como "personas completas", no solo como fuerza laboral. Sus opiniones importan y las empresas les escuchan.

¿Has leído?

Adoptar un enfoque holístico

El argumento económico para abordar la salud mental en el lugar de trabajo es claro. Se calcula que en todo el mundo se pierden anualmente 12 000 millones de días de trabajo por depresión y ansiedad, con un coste de 1 billón de dólares en pérdida de productividad. Se calcula que en Estados Unidos se pierden 20 millones de días y miles de millones de dólares de productividad.

Los estudios estiman que el rendimiento organizativo es más de 2,5 veces mayor en las organizaciones del sector privado en las que los empleados perciben una buena gestión de la salud y el bienestar, comparado a las organizaciones con una mala gestión de la salud y el bienestar. Sin embargo, los problemas de salud mental cuestan más que dinero, pues afectan a la moral, las relaciones y, en última instancia, al bienestar de las familias y las comunidades.

El primer paso para abordar la salud y el bienestar en el trabajo es reconocer que los empresarios pueden ser parte de la solución. Luego vienen los pasos para abordarlo y medir el éxito. Un estudio publicado este año por el Foro Económico Mundial muestra que no existe una solución única, pero sí algunos principios rectores.

Quizás principalmente, los empresarios tienen una influencia directa sobre el trabajo y la cultura. La cultura viene de arriba, por lo que es esencial incluir a los directivos en las iniciativas; también es probable que haya más aceptación a todos los niveles cuando los líderes participan en el proceso.

Debemos capacitar y empoderar a los gestores para que protejan la salud mental de sus empleados y recompensarles profesionalmente por hacerlo. Un entorno propicio sólo puede ser creado conscientemente por gestores con formación en salud mental y recursos inteligentes centrados en la cultura. ¿Cómo hacerlo?

Las iniciativas de salud mental de los trabajadores deben ir más allá de proporcionar recursos individuales de manejo del estrés, como el acceso a plataformas digitales de terapia. Los masajes en el lugar de trabajo están muy bien, pero aún mejor es una cultura laboral que anime a la gente a tomarse un descanso adecuado para comer y caminar. Los recursos son valiosos, pero no sustituyen a un entorno en el que las personas se sientan seguras compartiendo sus preocupaciones y mostrando su falibilidad.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la salud mental?

Aportar autenticidad al trabajo

A menudo se burla de la idea de aportar tu yo auténtico al trabajo como si fuera una excusa de los millenials para evitar los sacrificios que las generaciones anteriores supuestamente tuvieron que soportar. En realidad, significa permitir a los empleados plantear conversaciones difíciles sobre la esencia del trabajo, las relaciones entre compañeros y las experiencias personales sin ser juzgados ni desestimados. Las políticas que fomentan entornos de trabajo e interacciones respetuosas pueden repetirse e incorporarse en los mensajes y acciones de gestores y compañeros de trabajo.

Los empleados necesitan apoyo informal y formal, y las conexiones sociales pueden ser curativas. Por ejemplo, los "work buddies" -compañeros de trabajo encargados de guiarnos en los primeros días dentro de una organización- tienen una posición fundamental, ya que ofrecen una forma de compartir experiencias fuera de la jerarquía.

Los empleados quieren verse alineados con la misión y la visión de una organización y quieren que sus esfuerzos repercutan en el trabajo en general. Los estudios demuestran repetidamente que la diferencia entre el estrés incapacitante y el capacitante es el grado de control que los empleados sienten sobre su trabajo.

Debemos considerar el crecimiento profesional como parte integrante de la promoción del bienestar; sin una vía de movilidad ascendente, los empleados pueden tener dificultades con su propósito general y su salud mental. Puede ser algo tan sencillo como una charla de un directivo que ofrezca a los empleados la oportunidad de ver a la persona que hay detrás de su cargo o sesiones en grupos que den a la gente tiempo para conectar con colegas de todos los equipos.

Si se hacen con la intención de mejorar las relaciones y ayudar al desarrollo profesional, esas medidas ayudan a reequilibrar la dinámica de poder y a disipar el miedo en muchas jerarquías del lugar de trabajo. Llámelo buena gestión de personas o toque humano: sabemos que el fomento de una cultura en el lugar de trabajo que contribuya a una buena salud mental no se produce automáticamente; requiere herramientas, compromiso, intencionalidad e inversión.

El lugar de trabajo puede transformar la salud mental

El lugar de trabajo puede ser un entorno fértil para reconocer y apoyar una mejor salud mental. Gran parte del estrés laboral puede prevenirse y debería formar parte de un enfoque global de salud mental y bienestar; esto por sí solo es motivo de optimismo, pero podemos hacerlo mejor.

"El trabajo decente favorece la buena salud mental al proporcionar un medio de vida, un sentimiento de confianza, propósito y logro, una oportunidad para entablar relaciones positivas e incluirse en una comunidad y una plataforma para rutinas estructuradas, entre otros muchos beneficios. Para las personas con trastornos mentales, el trabajo decente puede contribuir a la recuperación y la inclusión, mejorar la confianza y el funcionamiento social", según la Dra. Aiysha Malik, especialista en salud mental de la OMS.

Y añade: "Dado que alrededor del 60% de la población mundial trabaja, tenemos una enorme oportunidad de abordar la salud mental a gran escala". Una iniciativa muy concreta que Malik y su equipo están desarrollando, por ejemplo, es una formación específica para gestores denominada WHO Ascend (Advancing Supervisor Capabilities for Mental Health at Work).

ASCEND pretende que los gestores adquieran conocimientos y habilidades para proteger la salud mental de sus empleados y apoyar a los trabajadores que sufren estrés emocional u otras afecciones. La formación también pretende cambiar las actitudes estigmatizadoras contra las enfermedades mentales.

El trabajo puede transformar o arruinar nuestras vidas, pero como empleadores, economistas y activistas de la salud, podemos ayudar a influir en esa dirección.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

4 formas sorprendentes de encontrar la felicidad, según los estudios

Michael Purton

12 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial