Foro Institucional

6 puntos para crear conjuntamente un futuro de movilidad autónoma responsable

La influencia de la movilidad autónoma en nuestra forma de vivir y trabajar aún no está clara.

La influencia de la movilidad autónoma en nuestra forma de vivir y trabajar aún no está clara. Image: Getty Images/iStockphoto

Maria Alonso
Lead, Autonomous Systems, World Economic Forum
Mary Cummings
Director, Mason Autonomy and Robotics Center, George Mason University
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Foro Institucional??
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro de la movilidad afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

El futuro de la movilidad

  • La movilidad autónoma ha sido un sueño humano durante siglos y la llegada de los taxis sin conductores nos acerca a esa realidad.
  • Los avances en las tecnologías de movilidad autónoma podrían transformar nuestra forma de movernos, pero aún no está claro como cambiará nuestra forma de vivir y trabajar.
  • Estos son seis puntos que deben tenerse en cuenta a la hora de diseñar responsablemente un futuro autónomo para nuestras carreteras y cielos.

La movilidad autónoma, incluidos los vehículos automatizados y autónomos, ha sido un sueño humano durante siglos, desde los bocetos visionarios de Leonardo da Vinci hasta las películas de ciencia ficción y los avances tecnológicos del siglo XX.

Por fin, parece que estamos cerca de que este sueño se haga realidad. Por ejemplo, tras meses de pruebas, ya se pueden reservar taxis sin conductor en ciudades como Pekín y San Francisco.

Mientras tanto, en el espacio de la movilidad aérea, distintos fabricantes de aeronaves trabajan con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) y otras organizaciones de todo el mundo para certificar aviones autónomos.

El impacto de la movilidad autónoma aún no está claro

Una cosa está clara: las tecnologías de movilidad autónoma pueden transformar potencialmente la forma en que se mueven las personas y las cosas. Sin embargo, aún no está clara su futura influencia sobre nuestra forma de vivir, trabajar e interactuar con el entorno que nos rodea.

El Foro Económico Mundial ha reunido a líderes gubernamentales, académicos y del sector privado en el Global Future Council sobre el Futuro de la Movilidad Autónoma para comprender mejor estos aspectos.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito del futuro de las ciudades?

El Consejo ha destacado los siguientes seis temas interrelacionados que deben informar la configuración de un futuro de movilidad automatizada y autónoma responsable en el aire aire y en tierra.

1. Calidad de vida

Si queremos mejorar nuestra calidad de vida con el despliegue de la movilidad autónoma, tenemos que desplegar soluciones de movilidad autónoma para afrontar los retos actuales de forma proactiva y no introducir otros nuevos o limitaciones para las partes interesadas.

Podemos hacerlo fomentando desarrollos y despliegues centrados en el ser humano más que en la tecnología; por ejemplo, podemos dar prioridad a los peatones en nuestras ciudades y minimizar las molestias acústicas de la movilidad aérea.

2. Movilidad multimodal

La movilidad autónoma no debe considerarse en el vacío; debe conectarse a las redes de opciones de transporte de alta calidad existentes, como las formas tradicionales de transporte público, marítimo, ferroviario, en bicicleta y a pie.

Sólo podremos mejorar la habitabilidad de nuestras ciudades fomentando las sinergias entre los distintos modos de forma integrada y reduciendo al mismo tiempo la congestión y el consumo de energía.

¿Has leído?

3. Equidad social y acceso

La movilidad autónoma debe ofrecer oportunidades a las comunidades más desfavorecidas y no solo beneficiar a unos pocos privilegiados. Por ejemplo, los drones pueden servir de puerta de entrada para mejorar la calidad de la atención sanitaria primaria en las zonas rurales, como se puso a prueba en el proyecto Medicine from the Sky (Medicina desde el cielo) en la India.

Contar con declaraciones u objetivos generales de equidad a nivel de gobierno local o nacional para el despliegue de la movilidad autónoma puede no garantizar los requisitos de equidad.

De hecho, se han revelado insuficientes en relación con los despliegues de bicicletas y scooters eléctricos compartidos, aunque estos despliegues de micromovilidad sean, por naturaleza, mucho más baratos y accesibles.

Configurando conjuntamente un futuro de movilidad autónoma y automatizada responsable.
Configurando conjuntamente un futuro de movilidad autónoma y automatizada responsable. Image: Foro Económico Mundial

4. Mano de obra

Las tecnologías de movilidad autónoma tienen el potencial de crear empleos más gratificantes y creativos. Estas tecnologías también pueden ayudar a mitigar el impacto de la escasez de pilotos y conductores de camiones en muchas partes del mundo. Por ejemplo, Oliver Wyman estima que Norteamérica tendrá una escasez de 24 000 pilotos en 2026.

Contrariamente a la creencia popular, la evolución de la movilidad autónoma no conllevará necesariamente una reducción de la mano de obra necesaria en el sector de la movilidad, ya que la tecnología exigirá la creación de nuevas funciones, como las de mantenimiento de la autonomía.

Sin embargo, las cualificaciones necesarias para esas funciones diferirán de las actuales en el sector. Para garantizar una transición fluida, es preciso poner en marcha cuanto antes un plan de desarrollo de la mano de obra que aborde de forma proactiva las necesidades de reciclaje y mejora de las cualificaciones del sector.

5. Seguridad, protección y privacidad

La movilidad autónoma debe garantizar la seguridad, la protección y la privacidad dentro y fuera de los sistemas de transporte autónomos.

La seguridad se refiere a evitar daños accidentales, es decir, errores (humanos o de otro tipo) que provoquen accidentes. Si la tecnología de los vehículos autónomos refleja beneficios en materia de seguridad comparables a la introducción de la automatización en la aviación, los vehículos autónomos podrían contribuir enormemente a los objetivos de seguridad del tráfico.

Sin embargo, los errores humanos no se eliminarán por completo: los errores humanos de funcionamiento se sustituyen por errores humanos de codificación, por lo que mantener la inteligencia artificial (IA) pasa a ser tan importante como crearla.

Una orientación clara y práctica, que incluya normas y reglamentos, puede ayudar a los responsables políticos a permitir el despliegue seguro de la movilidad autónoma.

La protección se refiere a evitar daños intencionados. En el contexto de la movilidad autónoma, la amenaza de los ciberataques viene rápidamente a la mente, por lo que adoptar procedimientos y soluciones integrales de ciberseguridad es primordial.

La privacidad se refiere a la gestión de la información personal, que el público podría ver negativamente debido a la multitud de sensores y cámaras en la movilidad autónoma.

6. Emisiones y consumo de energía

Por último, el desarrollo de la autonomía debe ir acompañado de objetivos más amplios de sostenibilidad y energía. El despliegue de la movilidad autónoma tiene el potencial de facilitar aún más el movimiento de personas y mercancías, generando crecimiento y fomentando las conexiones humanas.

Sin embargo, la mayor facilidad puede conducir a un aumento de las emisiones y del consumo de energía por encima de niveles razonables. Unas opciones de movilidad autónoma bien integradas y compartidas, impulsadas por combustibles limpios y electricidad verde, pueden ayudar a mitigar estos riesgos.

Un estudio de 2018 del Foro Económico Mundial concluyó que, en la ciudad de Boston, los vehículos autónomos compartidos ayudarían a reducir el número de vehículos en las calles y los tiempos totales de desplazamiento en toda la ciudad.

Sin embargo, estos vehículos autónomos (aunque sean compartidos) empeorarían la congestión en el centro de la ciudad, ya que a menudo se elegirían en lugar de modos más sostenibles.

Ahora es el momento de diseñar el futuro de nuestras carreteras y cielos. Las seis áreas señaladas son los pilares fundamentales para diseñar un futuro de movilidad autónoma responsable, seguro y eficiente.

Las empresas y los organismos públicos que incorporen estos pilares a sus políticas y operaciones se ganarán la confianza del público, que es la clave del éxito del despliegue de la movilidad autónoma en todos los ámbitos.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Construir una economía del cuidado: 4 líderes explican por qué invertir hoy creará un impulso positivo de prosperidad

Julia Hakspiel and Silja Baller

8 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial