Davos Agenda

¿Cómo puede la Inteligencia Artificial ayudar a atraer, cultivar y retener el talento?

La IA está influyendo en la forma en que las organizaciones retienen y atraen el talento.

La IA está influyendo en la forma en que las organizaciones retienen y atraen el talento. Image: XR Expo / Unsplash

Alain Bejjani
Chief Executive Officer, Majid Al Futtaim Holding
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Inteligencia Artificial y Robótica afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Davos Agenda

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial

Listen to the article

  • Para los directivos de empresas inteligentes, la IA anuncia una oportunidad de oro para liberar a los empleados y crear espacio para que innoven, sueñen y reimaginen.
  • Contrariamente a la creencia popular, se prevé que la automatización conduzca a la creación neta de empleo.
  • La IA está llamada a impulsar un cambio significativo en la capacidad de nuestras funciones individuales y a contribuir mejor a la creación de comunidades verdaderamente sostenibles y prósperas durante generaciones.

La era de las máquinas, que antaño era cosa de escritores de ciencia ficción y de la gran pantalla, es ahora una cruda realidad. Aunque muchos de nosotros ya estamos aprovechando la tecnología mejorada en nuestras industrias, muchos más están contemplando cómo cambiarán sus mundos como resultado del aprendizaje automático, la automatización y la computación sensible.

Las preocupaciones basadas en historias de celuloide sobre futuros distópicos, agravadas por una sensación general de malestar post-pandémico y pre-recesión, no están ayudando, pero para los líderes empresariales inteligentes, la "Era de la IA" anuncia una oportunidad de oro para invertir en talento, liberar a los empleados y crear el espacio para que innoven, sueñen y reimaginen. Es la oportunidad de aprovechar las ventajas de los rasgos humanos únicos que resultarán fundamentales para la próxima etapa de nuestra evolución.

Así pues, mientras seguimos descubriendo las enormes oportunidades que nos brindan los avances de la tecnología digital, también debemos considerar cómo definimos el papel cambiante del capital humano de una organización, teniendo en cuenta los cambios sociales sísmicos y las megatendencias que están reconfigurando la mano de obra mundial.

Un nuevo contrato social

Antes de COVID-19, el tiempo que se pasaba físicamente en un escritorio era un criterio para medir la productividad de los empleados. El personal que se quedaba hasta tarde solía ser elogiado como el más dedicado, fiable y productivo del equipo. En 2020, la dinámica de poder cambió irrevocablemente. Impulsados por un nuevo reconocimiento de nuestra propia fragilidad, emprendimos un viaje de autorrealización para redescubrir nuestro equilibrio, reevaluar nuestras prioridades y volver a conectar con aquello que nos llena.

El resultado fue una transformación de nuestra forma de trabajar y de lo que esperamos de nuestros empleadores a la hora de satisfacer nuestras necesidades. Para aquellas organizaciones incapaces o reacias a adoptar el nuevo paradigma laboral, el impacto ha sido inmediato y decisivo. Los trabajadores han abandonado sus puestos de trabajo en masa, reevaluando sus objetivos, aspiraciones y propósitos personales. Puede que la mecha se haya encendido con las medidas adoptadas para frenar la pandemia, pero no muestra signos de apagarse: según una encuesta mundial de PwC, una quinta parte de los trabajadores tiene previsto dejar su empleo en 2022. Quizá lo más preocupante sea que esta tendencia se da especialmente entre los trabajadores más jóvenes.

Y a los grandes dimisionarios se suman ahora los silenciosos, empleados que se desvinculan voluntariamente de un trabajo que va más allá de la descripción básica de su puesto. Según Harvard Business Review, gran parte de esta actitud está motivada por los mismos sentimientos que llevan a la gente a dimitir: la sensación de que sus jefes no invierten adecuadamente en ellos, en su futuro o en su talento.

¿Has leído?

Escasez mundial de personal cualificado

Según McKinsey, casi nueve de cada diez empresas de todo el mundo (87%) afirman que ya tienen un déficit de cualificaciones o que lo tendrán en los próximos años.

Image: McKinsey & Company

Si no se aborda, en 2030 esa brecha será enorme. McKinsey calcula que hasta 375 millones de trabajadores de todo el mundo tendrán que cambiar de categoría profesional y desarrollar competencias para ser eficaces en sus nuevas funciones. El avance de la tecnología digital garantizará que competencias como la codificación, la ingeniería y el análisis de datos sigan siendo muy demandadas, pero la creación de una mano de obra eficaz para la era digital exigirá un conjunto de competencias más amplio.

Los atributos exclusivamente humanos, como la creatividad o los que requieren capacidad social o emocional, van a aumentar y darán lugar a una prima aún mayor para encontrar y desarrollar líderes de personas excepcionales.

Muchas de estas capacidades necesarias se desarrollarán internamente, a medida que los empleados se adapten a trabajar en la era digital de las máquinas inteligentes. Pero los sistemas educativos también tendrán que evolucionar para producir una nueva generación de talentos equipados con las habilidades necesarias para prosperar en la economía digital.

Aquí, en los EAU, se está estableciendo un nuevo estándar a medida que la nación avanza hacia su objetivo de convertirse en un centro mundial para atraer a las mejores mentes, ideas y talentos. En el centro de su plan Centenario 2071 se encuentra un cambio constante y sostenido para convertirse en una economía competitiva basada en el conocimiento, con estrategias para capitalizar el talento, las habilidades y las competencias, reconociendo el papel del sector educativo para inculcar las cualidades necesarias para alcanzar estos objetivos.

Inteligencia artificial y machine learning

Es evidente que la IA y las tecnologías de aprendizaje automático están cambiando rápidamente la naturaleza de los puestos de trabajo, especialmente los que realizan trabajadores manuales y conllevan tareas rutinarias. Pero es importante recordar que se prevé que la automatización conduzca a la creación neta de empleo. Las estimaciones del Informe sobre el Futuro del Empleo del Foro Económico Mundial sugieren que, si bien 85 millones de puestos de trabajo pueden verse desplazados por un cambio en la división del trabajo entre humanos y máquinas para 2025, otros 97 millones de nuevas funciones pueden surgir durante el mismo período. Estos puestos serán más representativos de la forma en que los humanos, las máquinas y los algoritmos trabajan mejor juntos.

Image: Informe sobre el futuro del empleo 2020, Foro Económico Mundial

Las empresas con más éxito serán las que inviertan en talentos que puedan trabajar con mayor eficacia junto a la IA y otras aplicaciones inteligentes. Si se aprovechan adecuadamente las formas de vida mecánicas y basadas en la nube, los empleados humanos con las capacidades adecuadas podrán dar lo mejor de sí mismos.

Estar bien posicionado para un futuro mejorado por la tecnología significa tener una visión a largo plazo del potencial del mercado laboral actual, a pesar de que la amenaza inminente de recesión haga que la narrativa dominante se oriente hacia el ahorro de costes y la racionalización de la plantilla. Esto significa fomentar un entorno de aprendizaje continuo, innovación y espíritu emprendedor y crear un marco interno que favorezca el crecimiento y el desarrollo sostenidos de todos los empleados en todas las etapas de sus carreras.

A pesar de las más oscuras advertencias de Hollywood, lo cierto es que el auge de las máquinas es inevitable y la resistencia, inútil. Para las organizaciones y entidades que adoptan hoy un futuro mejorado por la tecnología, la IA está llamada a convertirse en el colega más valioso que los seres humanos hayamos tenido nunca, permitiéndonos dar el siguiente paso en nuestra evolución colectiva, impulsar un cambio significativo dentro de la capacidad de nuestras funciones individuales y contribuir mejor a la creación de comunidades verdaderamente sostenibles y prósperas para las generaciones venideras.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Davos AgendaFuturo del trabajoInteligencia Artificial y RobóticaTecnologías emergentes
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Así es como la tecnología de exploración del fondo marino podría transformar la vida en tierra firme

Mattie Rodrigue and Diva Amon

29 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial