Economía Circular

Las políticas de sostenibilidad pueden empeorar las desigualdades globales. Esto es lo que necesitamos cambiar

Las políticas medioambientales de los países de renta alta suelen ir en detrimento de los países de renta baja.

Las políticas medioambientales de los países de renta alta suelen ir en detrimento de los países de renta baja. Image: Unsplash

Laxmi Adrianna Haigh
Lead, Editorial & Writing, Coöperatieve Circle Economy UA
Joel Marsden
Senior Researcher, Circular Jobs Initiative, Circle Economy
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Economía Circular??
La visión global
Explora y monitorea cómo Justicia social afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Justicia social

  • Las políticas medioambientales de los países de renta alta suelen ir en detrimento de los países de renta baja.
  • Un nuevo informe resalta el impacto social y medioambiental en estas comunidades y la acción que es necesaria.
  • Lograr la justicia social requiere que los formuladores de políticas piensen más allá de sus fronteras.

Las políticas y los compromisos nacionales de los países de renta alta para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y reducir los residuos, entre otros objetivos, son absolutamente vitales, pero en la práctica no son suficientes. A menudo se formulan para alcanzar objetivos locales, sin pensar en el impacto que pueden tener más allá de las fronteras. Especialmente en el caso de los países de renta alta, estas políticas pueden aportar beneficios medioambientales, y a veces socioeconómicos domésticamente, pero pueden exacerbar los desequilibrios de poder globales en los países de renta baja, como en el caso de las prácticas de explotación laboral.

Una nueva investigación publicada por la organización de impacto Circle Economy con sede en Ámsterdam, en la conferencia de Estocolmo+50, Thinking beyond borders to achieve social justice in a global circular economy: actions for government and multilateral bodies (en español: Pensando más allá de las fronteras para alcanzar justicia social en una economía circular global: acciones para entidades gubernamentales y multilaterales), presenta una clara hoja de ruta para la acción, ya que la política de sostenibilidad sigue siendo, con razón, un objetivo gubernamental primordial y los compromisos nacionales sobre el clima se revisan antes de la COP27 de noviembre.

A menos que el mundo se una en torno a un modelo de sostenibilidad socialmente responsable que vaya más allá de las fronteras locales, no conseguiremos un planeta sano para la prosperidad de todos. Como dice el informe, "La economía circular no será socialmente justa por defecto: necesitamos lograr que lo sea".

Los riesgos que trae una economía circular arraigada en la ideología lineal, frente a la oportunidad de una economía circular socialmente justa.
Los riesgos que trae una economía circular arraigada en la ideología lineal, frente a la oportunidad de una economía circular socialmente justa. Image: Circle Economy

1. Mejorar las políticas de reutilización y reciclaje para hacer frente a los residuos del mundo

Los residuos globales se transportan por todo el mundo y acaban principalmente en los países de renta baja, a menudo obstruyendo los desagües, contaminando el agua, provocando infecciones respiratorias y haciendo daño a la fauna.

Los países de renta baja reciben ahora de forma rutinaria envíos de residuos que no han consentido. Los residuos ilícitos generan entre 10.000 y 12.000 millones de dólares anuales de beneficios. Aparte de los problemas a los que se exponen las comunidades locales, los residuos importados también están vinculados a trabajos informales como la recogida de residuos mal remunerada, a la que a menudo se dedican los niños.

La ropa desechada y otros artículos de segunda mano que se recogen en los países de renta alta también suelen acabar en las costas de los países de renta baja. Por ejemplo, el mercado textil de Kantamanto, en Accra (Ghana), recibe 15 millones de artículos textiles a la semana. Muchos artículos no van directamente a la basura, pero sí ahogan a muchas industrias locales: la fabricación tradicional y artesanal y los sectores locales de reparación.

¿Cómo podemos hacerlo de forma diferente?

Los países con mayores ingresos deberían crear cadenas de suministro más localizadas y de circuito cerrado para animar a los grandes exportadores a ocuparse de sus propios residuos y mejorar las condiciones de trabajo de los recolectores, desmanteladores y recicladores informales. En los países que reciben residuos, esto fomentaría un intercambio más justo desde el punto de vista social. Las asociaciones transfronterizas, como Rethinking Recycling, promueven el trabajo decente y fomentan el reciclaje.

2. Reducir la dependencia de las innovaciones de alta tecnología que tienen una aproximación de "una solución para todos los casos".

Muchas narrativas de sostenibilidad tienden a priorizar soluciones muy técnicas que requieren equipos caros de adquirir y mantener. Muchos gobiernos europeos enmarcan sus ambiciones y políticas de economía circular en nuevas tecnologías y modelos de negocio como vías para lograr un "crecimiento verde": secadoras más eficientes, en lugar de promover el secado de la ropa al aire; carne cultivada en laboratorio, en lugar de promover el consumo de menos carne y más verduras; combustibles para aviones con menos emisiones de carbono, en lugar de mejorar el transporte público. Sin embargo, la excesiva dependencia de las soluciones de alta tecnología y alto coste hace que muchos enfoques de sostenibilidad sean inaccesibles para muchos, y pasa por alto los cambios en las prácticas sociales necesarios para evitar las emisiones de GEI y los residuos.

Los riesgos para los países de renta baja son múltiples. En primer lugar, muchas tecnologías pueden tener consecuencias no deseadas cuando se generalicen: los paneles solares, por ejemplo, demandarán continuamente materias primas minadas, que sólo pueden compensarse en parte con materiales secundarios. Del mismo modo, los biocombustibles (una alternativa a los combustibles fósiles) pueden repercutir en los sistemas alimentarios, haciendo subir los precios de los alimentos, degradando la tierra y presionando las fuentes de agua. Del mismo modo, algunas tecnologías pueden desplazar puestos de trabajo, como la impresión 3D para textiles. En segundo lugar, la tecnología desarrollada en las partes del mundo con mayores ingresos, como Europa o Estados Unidos, puede no trasladarse a otras partes del mundo donde el margen de error en la elección de las tecnologías adecuadas es extremadamente estrecho.

¿Cómo podemos hacerlo de forma diferente?

Las tecnologías son apropiadas cuando son compatibles con las condiciones culturales y económicas locales, utilizan materiales y recursos energéticos disponibles localmente y pueden ser instaladas y mantenidas fácilmente por la población local. Para ello es necesario capacitar en habilidades y entrenar para fomentar el trabajo decente. También deben facilitar, en lugar de desplazar los puestos de trabajo y las prácticas indígenas.

Un gran ejemplo de cómo la tecnología debe ser impulsada por las necesidades de la comunidad y diseñada en colaboración, no por imposición, fue la introducción de estufas menos contaminantes en la India. Esto solo tuvo éxito cuando se involucró a los usuarios principales (las mujeres) y se evaluaron sus necesidades. Los primeros intentos con las cocinas de alta eficiencia, más caras, no tuvieron en cuenta las tradiciones locales ni el espacio disponible para cocinar. Al final, el modelo que tuvo éxito resultó ser un modelo más tradicional (Mewar Angithi), que también reduce el uso de leña y el humo a niveles comparables con la opción inicial.

3. Fomentar las prácticas comerciales responsables para limitar el consumo excesivo

La economía mundial consumió 100.000 millones de toneladas de materiales en 2019, la mayor parte del cual tuvo lugar en las naciones de mayores ingresos. Las políticas que limitan el consumo excesivo, como en el Green Deal de la UE, son bienvenidas. A su vez, se espera que esto tenga un impacto significativo en la calidad y la cantidad del comercio mundial de materiales primarios, así como en el aumento de las tasas de reutilización, reparación y reciclaje de alto valor. El informe no aclara cómo afectará esto al comercio mundial. En cualquier caso, "los países de menores ingresos son los que más pierden actualmente". Esto se debe a que los trabajadores de las industrias extractivas que exportan materias primas minadas dependen del comercio procedente de las naciones de mayores ingresos.

Además, a pesar de las controversias que rodean a las exportaciones de residuos y bienes de segunda mano de los países de renta alta a los de renta baja, el proceso mantiene a millones de trabajadores. Por ello, si la política llevara a un cese abrupto del flujo de este comercio, sin tener en cuenta el impacto que podría tener en el extranjero, muchos trabajadores podrían perder la estabilidad de sus ingresos y su trabajo.

¿Cómo podemos hacerlo de forma diferente?

Para fomentar el comercio responsable, los países deben asumir responsabilidad de sus propios residuos, evitar un cese brusco de las exportaciones y apoyar el trabajo decente de los trabajadores informales en el extranjero. Pero las políticas de los países con mayores ingresos también deben tener en cuenta "las eco-reparaciones y las inversiones equitativas en las comunidades que se han visto afectadas de forma desproporcionada por las actuales prácticas de la cadena de valor mundial". Según las conclusiones del informe, "la aplicación de sistemas de responsabilidad ampliada del productor y la realización de controles previos a la exportación de residuos pueden apoyar estas acciones".

La justicia social no es algo inevitable

Los autores del informe citan la carta abierta de Liz Ricketts a la industria de la moda: "La justicia no será el subproducto inevitable de los programas de devolución, las donaciones de ropa o la tecnología de reciclaje", un mensaje que es igual de relevante para otras cadenas de valor mundiales. No llevar los impactos de las políticas locales más allá de las fronteras no desafiará las actuales estructuras de poder que sostienen las injusticias sociales entre países. Ello también socava el desarrollo de los países de renta baja, así como sus ambiciones de economía circular.

Para construir un futuro sostenible para todos, el informe detalla una serie de enfoques que los formuladores de políticas pueden considerar, desde tener en cuenta a las personas más allá de sus fronteras, comerciar de forma responsable e intercambiar conocimientos y medios. Realmente no hay justicia medioambiental sin justicia social, y es una necesidad para todas las naciones que buscan garantizar un futuro seguro para las próximas generaciones.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Economía CircularDesarrollo Sostenible
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Circular Industry Solutions for a Global Plastics Treaty

Margery Ryan and Anis Nassar

27 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial