Economía Circular

Circularidad en la industria automotriz: Cómo EE. UU., China y la UE impulsan la sostenibilidad

En una fábrica de Dongguan (China) se fabrican baterías para vehículos eléctricos.

Es importante ampliar la vida útil de los productos mediante el diseño para la durabilidad, la reutilización y la refabricación, y dar prioridad al reciclaje de materiales para minimizar los residuos. Image: Reuters/Bobby Yip

Kiva Allgood
Head, Centre for Advanced Manufacturing and Supply Chains, World Economic Forum
Na Na
China Lead, Advanced Manufacturing and C4IR, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Economía Circular ??
La visión global
Explora y monitorea cómo Economía Circular afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Economía Circular

  • La industria automovilística debe hacer la transición a la economía circular en todo el ciclo de vida de sus productos para reducir aún más las emisiones directas.
  • La UE, China y Estados Unidos se esfuerzan por fomentar la circularidad, pero se necesita un enfoque más sistémico.
  • La Iniciativa del Automóvil Circular ha elaborado siete documentos de análisis para orientar las políticas públicas en todo el sector.

Aunque la adopción de los vehículos eléctricos de batería (VE) representa un importante salto adelante en la reducción de las emisiones directas del sector del transporte, sólo aborda un fragmento de su impacto ambiental. La producción, el uso y la eliminación de vehículos encapsulan un espectro más amplio de huellas de carbono y recursos que los VE por sí solos no pueden mitigar.

La economía circular ofrece una solución sistémica al reimaginar y reestructurar todo el ciclo de vida de los productos de automoción. Este enfoque destaca la importancia de ampliar la vida útil del producto mediante el diseño para la durabilidad, la reutilización y la refabricación, y prioriza el reciclaje de materiales para minimizar los residuos.

Los VE por sí solos no descarbonizarán la industria del automóvil.
Los VE por sí solos no descarbonizarán la industria del automóvil. Image: Foro Económico Mundial

A pesar de los esfuerzos en curso para fomentar una economía circular en el sector de la automoción en la Unión Europea, China y Estados Unidos, estas iniciativas funcionan predominantemente en silos. Reconociendo la necesidad de reducir las disparidades de conocimientos entre estas regiones, la iniciativa Circular Cars Initiative (CCI) ha elaborado meticulosamente siete análisis esclarecedores, financiados por la Fundación ClimateWorks y en colaboración con Systemiq, centrados en baterías y acero. Estas exploraciones no sólo examinan el panorama actual, sino que también trazan la trayectoria de las intervenciones de políticas públicas dentro de estas geografías.

Los siete documentos de reflexión de la iniciativa CCI.
Los siete documentos de reflexión de la iniciativa CCI. Image: Foro Económico Mundial

La serie de documentos de reflexión pretende ofrecer recomendaciones prácticas a los responsables políticos de todo el mundo para mejorar la circularidad de la industria automovilística. La circularidad del automóvil no es solo un imperativo ambiental, sino una evolución estratégica. Las reflexiones reflejan una profunda comprensión de que el futuro de la movilidad pasa por armonizar la innovación con la sostenibilidad en la Unión Europea, China y Estados Unidos. Estas regiones están liderando el cambio, cada una con estrategias, retos e hitos distintos, tejiendo un rico tapiz de esfuerzos globales hacia un futuro circular de la automoción.

¿Has leído?

La Unión Europea: un faro de ambición circular

El enfoque de la UE para integrar la circularidad en el sector de la automoción está marcado por una serie de políticas con visión de futuro. En el centro de esta estrategia se encuentran el Pasaporte Digital de Vehículos y el Pasaporte Digital de Baterías, emblemas del compromiso de la UE con la transparencia y la rendición de cuentas. Estas herramientas digitales podrían revolucionar el ciclo de vida del automóvil, ofreciendo una visión granular de la huella ambiental de un vehículo, del principio al fin.

Los mandatos de reciclado de baterías de la UE ejemplifican una postura proactiva ante el creciente problema de la eliminación de las baterías de los VE. Al abogar por un mayor uso de materiales reciclados y establecer objetivos estrictos, la UE no solo está mitigando los residuos, sino también impulsando la industria del automóvil hacia metodologías innovadoras de diseño y producción sostenibles.

La UE también emplea incentivos económicos, como el Mecanismo de Ajuste en Frontera por Carbono, para reducir las fugas de carbono mediante la imposición de tasas a las importaciones intensivas en carbono, fomentando así las inversiones en la fabricación de acero con emisiones próximas a cero. Este planteamiento integral refleja la visión holística de la UE de un ecosistema automovilístico sostenible.

China: entre el crecimiento industrial y la innovación ecológica

La narrativa de China en el ámbito de la circularidad del automóvil consiste en equilibrar la ambición industrial con responsabilidad ecológica. Los esfuerzos pioneros del país por establecer un sólido marco de reciclaje de baterías son una señal de su compromiso por abordar las implicaciones ambientales de su revolución de los vehículos eléctricos.

China ha avanzado en el reciclaje y la transparencia de las baterías, estableciendo un sistema de trazabilidad y trabajando para crear un pasaporte digital de baterías que facilite el comercio y se ajuste a los requisitos de transparencia de datos de la UE. Ha introducido requisitos exhaustivos de diseño y reciclado de vehículos al final de su vida útil (VFVU), con el objetivo de aumentar la cantidad y calidad de los materiales utilizados en los componentes de los vehículos y mejorar la transparencia de los procesos de reciclado.

Además, se está avanzando hacia la reducción de las emisiones en la producción de acero, con planes para incluir la industria siderúrgica en el régimen nacional de comercio de derechos de emisión. El país también ha creado un importante fondo para apoyar la transición verde de su industria siderúrgica, lo que demuestra su compromiso con la sostenibilidad ambiental en la fabricación de automóviles.

Estados Unidos: un cambio hacia las políticas circulares

Tradicionalmente, EE. UU. ha ido por detrás de la UE y China en la elaboración de políticas de economía circular para el sector de la automoción. Sin embargo, recientes medidas legislativas, como la Ley de Reducción de la Inflación, reflejan un creciente énfasis en el reciclaje nacional de los materiales de las baterías. La ley incluye disposiciones sobre créditos fiscales para VE que exigen la producción y el reciclado, aunque no especifica objetivos para el reciclado de acero de los VFVU. Actualmente, la normativa de protección ambiental regula el reciclado de los VFVU, sin establecer requisitos formales para el reciclado del acero.

Como líder mundial en producción, consumo y exportación de bienes de remanufactura, Estados Unidos ha estado en gran medida impulsado por el mercado. Sin embargo, el gobierno también ha apoyado el desarrollo de esta industria mediante políticas de contratación pública del lado de la demanda. Por ejemplo, en virtud de la Ley de Conservación y Recuperación de Recursos, el gobierno también fomenta la compra pública de vehículos con piezas remanufacturadas.

Una hoja de ruta para los responsables políticos

Para reorientar la industria automovilística hacia la circularidad en todo el mundo es necesario que los responsables políticos vayan más allá del statu quo y reconozcan que las políticas actuales se quedan cortas en este contexto cambiante. Las recomendaciones políticas esbozadas por la CCI en los siete documentos de reflexión no solo ponen de relieve esta insuficiencia, sino que también trazan un camino hacia una transición exitosa.

Con este objetivo, del análisis se desprenden cinco recomendaciones estratégicas en las que se insta a los responsables políticos a:

1. Ampliar los pasaportes digitales de baterías y vehículos. Fomentar la adopción global del seguimiento digital del ciclo de vida de vehículos y baterías para apoyar la circularidad, enfatizando una cobertura integral y el cumplimiento de estándares internacionales.

2. Cerrar el círculo de los materiales de las pilas. Defender políticas sobre el contenido reciclado de las pilas y el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclado, como el reciclado directo, mediante el apoyo a la I+D o la colaboración público-privada. Se sugiere la utilización estratégica de subvenciones para impulsar la economía del reciclado.

3. Trazar un camino hacia el acero de circuito cerrado para automoción. En la actualidad se presta menos atención a las políticas relacionadas con el reciclaje del acero. Para promover el reciclado de ciclo cerrado de acero de automoción, los responsables políticos deben tratar de impulsar el suministro de chatarra de alta calidad, por ejemplo, estableciendo objetivos de calidad de recuperación para el reciclado de acero y proporcionando apoyo financiero para el avance de las tecnologías e infraestructuras de reciclado.

4. Incentivar la entrega de VFVU a instalaciones de tratamiento autorizadas. Proponer incentivos o sanciones para garantizar que los VFVU se procesan de forma responsable. Controles fronterizos mejor especificados, idealmente alineados mutuamente con los posibles países importadores, ayudarían además a reducir el comercio ilícito y la fuga de vehículos hacia destinos de tratamiento subóptimos.

5. Priorizar la reutilización, reparación y remanufactura de baterías y componentes de vehículos. En las tres zonas geográficas analizadas, no hay suficiente apoyo a la optimización de la vida útil. Se sugiere obligar a realizar pruebas para la reutilización, recnversión o remanufactura de baterías antes de considerar el reciclaje. Para otros componentes de vehículos, el apoyo podría mejorarse estableciendo definiciones y estándares uniformes, incluyendo puntos de referencia de calidad y requisitos de transparencia, junto con incentivos económicos.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la transición a una energía limpia?

La adopción de estas recomendaciones no solo catalizará la progresión hacia la circularidad de la automoción, sino que también consolidará una base para el crecimiento sostenible y la innovación en el sector, en consonancia con los objetivos ambientales y económicos mundiales.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Economía Circular El futuro de la energíaBatteries
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué aplicar prácticas de construcción sostenible es clave para reducir la contaminación

Andrew Crimston

28 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial