• Más del 90% de los residuos plásticos de nuestros océanos provienen de sólo 10 ríos.
  • Pequeñas empresas innovadoras están desplegando soluciones de bajo costo y baja tecnología para capturar el plástico de los ríos.
    Los proyectos son fáciles de desplegar, operar y ampliar en los países en desarrollo.
  • Las comunidades anfitrionas se benefician no sólo de un entorno más limpio, sino también de nuevos puestos de trabajo.
  • Plastic Fischer y RiverRecycle son miembros de la Global Plastic Innovation Network en UpLink.

Proteger los ecosistemas oceánicos de la contaminación por plásticos es uno de los imperativos medioambientales más importantes de nuestro tiempo.

La magnitud del reto es abrumadora. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) afirma que 8 millones de toneladas de residuos plásticos acaban en nuestros océanos cada año, y las previsiones indican que esta cifra podría duplicarse en 2025 si no tomamos medidas drásticas. El gráfico del PNUMA que aparece a continuación muestra que más del 90% de todo el plástico de los océanos es arrastrado a los mares desde sólo 10 de los grandes sistemas fluviales del mundo.

Casi todo el plástico de los océanos es arrastrado al mar desde los sistemas fluviales.
Casi todo el plástico de los océanos es arrastrado al mar desde los sistemas fluviales.
Imagen: El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Las estadísticas pueden parecer abrumadoras, lo que aumenta la sensación de que se trata de una tarea tan monumental que podría ser imposible de realizar. Pero han surgido varias empresas para abordar el problema en su origen. Están aportando soluciones de baja tecnología pero innovadoras que ya están marcando una gran diferencia.

Limpiar los ríos para proteger los océanos


Plastic Fischer fue fundada por tres amigos. Se vieron impulsados a actuar después de ver la magnitud de la contaminación por plásticos en el río Mekong, en Vietnam, mientras estaban de vacaciones. Rápidamente se dieron cuenta de que había poca intervención activa para mitigar la interminable marea de plástico, así que decidieron hacer algo al respecto.

Aplicando un principio de construcción local, baja tecnología y bajo coste, crearon su "TrashBoom", una presa flotante que se extiende a través de un río para capturar los residuos de plástico a medida que la corriente los lleva río abajo.

Una sola sección del TrashBoom, con los flotadores de plástico y las secciones de malla visibles.
Una sola sección del TrashBoom, con los flotadores de plástico y las secciones de malla visibles.
Imagen: Plastic Fischer

El TrashBoom está formado por flotadores fabricados con tuberías de plástico estándar, unidos a barreras de malla metálica que se asemejan a una valla. La barrera de malla se extiende hacia el agua para capturar los trozos de plástico que flotan bajo la superficie. Plastic Fischer afirma que la sencillez del TrashBoom permite construir, reparar y ampliar rápidamente el dispositivo en los mercados emergentes.

El equipo de Plastic Fischer colaboró con el ejército nacional de Bandung (Indonesia) para desarrollar y probar el TrashBoom en uno de los ríos más contaminados del mundo.

Un TrashBoom en funcionamiento en el contaminado río Citarum, en Bandung (Indonesia).
Un TrashBoom en funcionamiento en el contaminado río Citarum, en Bandung (Indonesia).
Imagen: Plastic Fischer

El dispositivo aumentó drásticamente la cantidad de residuos plásticos que podían recuperarse del río.

Tecnología de código abierto

Tras probar el concepto del TrashBoom, Plastic Fischer tiene previsto ampliar rápidamente su despliegue en Indonesia, Vietnam e India. La empresa hará que la tecnología sea de código abierto, para aumentar las oportunidades de capturar plástico en los ríos de todo el mundo. En el sitio web de Plastic Fischer hay instrucciones detalladas sobre cómo construir y utilizar el TrashBoom.

Crear una economía circular para el plástico en los ríos

Otra empresa que aporta una mentalidad innovadora al problema del plástico del océano es la finlandesa RiverRecycle.

El objetivo de esta empresa es instalar 500 puntos de limpieza y reciclaje en los ríos que vierten la mayor parte de la contaminación por plástico en los océanos. Las comunidades que acogen la tecnología de la empresa se benefician no sólo de un medio ambiente más limpio, sino también de nuevos puestos de trabajo creados para dar soporte al proceso de reciclaje.

Con la instalación de 500 sistemas operativos se eliminarán más de 3 millones de toneladas de residuos del medio ambiente cada año, al tiempo que se inyectarán más de 300 millones de dólares en las comunidades de acogida y se proporcionarán mayores ingresos a más de 400.000 personas, afirma la empresa.

RiverRecycle pretende reducir drásticamente los residuos al tiempo que beneficia económicamente a las comunidades de acogida.
RiverRecycle pretende reducir drásticamente los residuos al tiempo que beneficia económicamente a las comunidades de acogida.
Imagen: RiverRecycle

RiverRecycle reconoce que la eliminación de plásticos de los ríos es sólo la primera etapa de un proceso mucho más amplio. Además de ayudar a las comunidades a gestionar eficazmente los residuos plásticos, afirma que su tecnología puede ofrecer "un trabajo seguro y justo, y ayudar a estimular la economía mediante la participación de empresas que comprarán los productos finales del sistema de limpieza y reciclaje de los ríos".

Marcando la diferencia en Mumbai

Los proyectos de RiverRecycle incluyen una instalación en el río Mithi de Mumbai, India. El vídeo que aparece a continuación muestra el proceso de recogida de residuos que elimina grandes cantidades de plástico del agua.

El plástico recogido en el río se introduce en una instalación de reciclaje químico, creando valor a partir de residuos que, de otro modo, acabarían en el océano o en el medio ambiente local. El proyecto también ofrece formación en gestión de residuos y ha aumentado la separación de la basura en origen en los hogares de Kurla y sus alrededores.

Plastic Fischer y RiverRecycle forman parte de la plataforma UpLink del Foro Económico Mundial. UpLink hace crowdsourcing de innovaciones para abordar algunos de los mayores retos del mundo. La plataforma está trabajando para reducir la contaminación por plásticos en colaboración con la Global Plastic Action Partnership. Juntos han formado la Global Plastic Innovation Network para empoderar a una comunidad de innovadores de gran potencial para hacer frente a la contaminación por plásticos.