El café no es solo una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, sino que también es una de las mercancías más comercializados en el mundo y uno de los productos líderes en comercio justo.

Esta bebida con numerosas variantes se considera esencial en muchos países. Según las estimaciones del Statista Consumer Market Outlook, el consumo medio en Países Bajos es de 8,3 kilos por persona al año. En países nórdicos como Suecia (7,6) y Noruega (6,6) el consumo es también bastante elevado.

En Brasil, que es el principal productor y exportador de café del mundo, se beben una media de 5,1 kg de esta bebida al año, mientras que en los países tradicionalmente importadores como Estados Unidos o Japón el consumo llega a los 3,5 kilos y 2 kilos anuales, respectivamente. En Italia, país del espresso por excelencia, se consumen 4,7 kilos al año, mientras que los españoles no llegan a los 3 kilos por persona al año.