Para el delantero del club inglés Manchester United Marcus Rashford no es raro derrotar a sus rivales en el campo.

Sin embargo, esta vez no parecía ser el favorito al enfrentarse al primer ministro británico, Boris Johnson, y al gobierno.

Por eso lo sucedido este martes tomó por sorpresa a muchas personas.

El gobierno del Reino Unido anunció que extenderá un plan para ofrecer comidas gratuitas a niños en edad escolar vulnerables durante las vacaciones de verano.

La decisión se produjo luego de que Rashford promoviera una campaña en redes sociales con la etiqueta #maketheUturn (haz el giro) para presionar a los funcionarios a mantener la ayuda a los menores.

Al escuchar la noticia, el futbolista de 22 años publicó en twiter que se quedó sin palabras.

"Ni siquiera sé qué decir. Solo miren lo que podemos hacer cuando nos unimos. Esto es Inglaterra en 2020".

De pobre a rico

A pesar de haber cumplido recientemente sólo 20 años, Rashford recibe un salario superior a los US$250.000 semanales en los Diablos Rojos de Manchester con un contrato que se prolongará hasta 2023.

Su presente económicamente favorable no provocó, sin embargo, que deje de lado sus humildes orígenes.

El futbolista afirma que los programas sociales como las comidas escolares gratuitas fueron un salvavidas para su familia, salida de la pobreza en Inglaterra.

"Sé lo que es tener hambre", dijo Rashford a la BBC cuando contó que él y sus cuatro hermanos fueron criados por su madre soltera, y que ella "trabajó muy duro para poner comida en la mesa".

En una emotiva carta abierta a los políticos británicos, Rashford afirmó que "el sistema no está construido para que familias como la mía tengan éxito".

El delantero aseguró que su caso es "muy normal entre las familias en Inglaterra".

"Cuando te dirijas al refrigerador para tomar leche, detente y reconoce que los padres de al menos 200.000 niños en todo el país esta mañana se están despertando con la despensa vacías", tuiteó la mañana del lunes, antes de que se anunciara la extensión de la subvención del gobierno británico.

Alrededor de 1,3 millones de menores considerados de bajos ingresos son elegibles para recibir comidas escolares gratuitas en Inglaterra.

El esquema generalmente no funciona durante las vacaciones de verano, pero los activistas han pedido que se extienda debido al cierre de centros escolares ante la pandemia de covid-19 que ha castigado, sobre todo a los sectores más pobres.

"Lo que están pasando las familias ahora lo tuve que pasar yo y por eso es muy difícil encontrar una salida", dijo Rashford a los parlamentarios cuando solicitó el pedido para que el programa de subvención a menores fuera ampliado.

"Dejando de lado las afiliaciones políticas, ¿no podemos estar todos de acuerdo en que ningún niño debería acostarse con hambre?", interpeló.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

¿Cuál es el programa?

Las familias que aplican dentro del programa de ayudas tienen derecho a un cupón o tarjeta de regalo por valor alrededor de US$20 por niño a la semana para gastar en supermercados mientras las escuelas permanecen cerradas.

El esquema le cuesta al Estado británico US$150 millones por año, que es una suma modesta según la campaña de Rashford, quien compara esas cifras con "las decenas de miles de millones de libras" que se gastan para recuperar la economía.

Rashford recaudó más de US$25 millones a favor de personas consideradas vulnerables mientras trabajaba con la organización benéfica FareShare UK durante las cuarentenas provocadas por la pandemia del coronavirus.

La entidad sostiene que el dinero logrado permitió entregar almuerzos a 2,8 millones de dólares de niños en riesgo debido al cierre de escuelas en la ciudad de Manchester.

El portavoz oficial del primer ministro Boris Johnson afirmó este martes que el programa de apoyo a menores era "una medida específica para reflejar las circunstancias únicas de la pandemia".

Refiriéndose a Rashford agregó que Johnson "agradece su contribución al debate sobre la pobreza y respeta el hecho de que ha estado utilizando su perfil como deportista líder para resaltar cuestiones importantes".