El futuro de los alimentos

El confinamiento impulsa las compras de verduras y reduce las de comida preparada

El consumo de carne, pescado y bebidas alcohólicas se mantuvo estable durante toda la pandemia.

El consumo de carne, pescado y bebidas alcohólicas se mantuvo estable durante toda la pandemia. Image: Unsplash

Francesco Guarascio
EU Affairs Reporter, Reuters
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro de los alimentos afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

El futuro de los alimentos

Los consumidores han reducido el gasto en comidas preparadas y han comprado más fruta y verdura, recurriendo a una alimentación más saludable durante los bloqueos de coronavirus, según mostraron los resultados preliminares de un estudio.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Las personas confinadas también probaron nuevas recetas y tiraron menos comida, según la encuesta entre casi 11.000 compradores en 11 países.

“En los confinamientos, la gente come más saludablemente, cocina sus propios alimentos y consume más frutas y verduras”, dijo Charlotte De Backer, quien coordinó el estudio en la Universidad de Amberes en Bélgica.

Al abandonar las oficinas y cocinar en casa, la población redujo las compras de alimentos para microondas en todos los países estudiados: Australia, Bélgica, Chile, Uganda, Países Bajos, Francia, Austria, Grecia, Canadá, Brasil e Irlanda.

“Pasamos desde el picoteo, la comida de restaurante y los pedidos a domicilio a la cocina casera”, dijo Firene, un ciudadano de Azerbaiyán que vive en Bruselas, refiriéndose a los cambios que se han producido en su hogar durante la pandemia. “ He perdido cuatro kilos, así que estoy orgulloso de ello”.

En casi la mitad de los países estudiados, los compradores compraron menos aperitivos salados o dulces, aunque las ventas globales se mantuvieron estables.

¿Has leído?

El consumo de productos salados, grasos y dulces suele aumentar cuando la gente está estresada, pero durante la pandemia este mayor anhelo se ha satisfecho en muchos países con exquisiteces caseras, dijo De Backer, que preside FOOMS, un grupo de análisis sobre alimentos y medios de comunicación de la Universidad de Amberes.

Chile, por ejemplo, experimentó una gran caída en las ventas de los aperitivos, pero también el mayor aumento en las compras de harina y levadura.

El consumo de carne, pescado y bebidas alcohólicas se mantuvo estable durante toda la pandemia.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
El futuro de los alimentosAgricultura, Alimentos y BebidasCOVID-19
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué América Latina es vital para resolver la crisis alimentaria mundial

Pablo Borquez Schwarzbeck

16 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial