• En un examen del sistema de salud mundial, el informe Global Health 50/50, se muestran las disparidades en materia de liderazgo que podrían repercutir en las políticas y prioridades.
  • Más del 70% de los líderes del sector son hombres.
  • Más del 80% son nacionales de países de altos ingresos.
  • Las mujeres constituyen el 70% de los trabajadores y sólo el 5% de los puestos de liderazgo. Es posible que se necesiten más de 50 años para lograr la paridad entre los géneros en los niveles superiores.

La salud mundial es un sistema que no es ni justo ni adecuado.

Eso es según un informe que encontró que más del 70% de sus líderes son hombres, más del 80% son nacionales de países de altos ingresos y más del 90% fueron educados en países de altos ingresos. Los hallazgos también son oportunos, ya que las mujeres constituyen la mayoría de los trabajadores de la salud y de la asistencia social, y como tales, están en la primera línea de la lucha contra COVID-19.

Mientras que las mujeres constituyen el 70% de los trabajadores, sólo el 5% de los puestos de liderazgo están ocupados por mujeres de países de ingresos bajos y medios, y el poder se concentra en los países ricos, dijeron los autores del informe Global Health 50/50, publicado por el Instituto para la Salud Global del University College de Londres.

"El actual sistema de salud mundial no está logrando abarcar la diversidad de género y responder a las desigualdades de género", dice Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ex Presidenta de Chile. "En el informe se prevé que podrían pasar más de 50 años hasta que se alcance la paridad entre los géneros en los niveles superiores de estas organizaciones; otro medio siglo es demasiado tiempo para esperar".

El actual sistema mundial de salud no logra la igualdad entre los géneros.
El actual sistema mundial de salud no logra la igualdad entre los géneros.
Imagen: El Informe de Salud Mundial


La salud se está quedando atrás con respecto a otros sectores

Esto es importante porque se traduce en prioridades mundiales desalineadas y en una falta de acción para abordar las normas de género, a pesar del papel que desempeña el género en el impulso de las desigualdades en materia de salud, dice el informe.

La disparidad es aún más evidente cuando se contrasta con los progresos que las mujeres están haciendo en otros campos y sectores. Si bien el Informe sobre la Brecha de Género Mundial 2020 del Foro Económico Mundial muestra que aún existe una importante brecha de género a nivel mundial que debe cerrarse, su indicador de "Salud y Supervivencia" (que mide el acceso a los servicios de salud) es más positivo.

Aun así, el informe sobre la Brecha de Género Mundial muestra diferencias entre los países. Cuarenta y ocho han alcanzado una situación cercana a la paridad, otros 71 países han cerrado al menos el 97% de la brecha, y nueve países aún no han cerrado más del 4% de su brecha.

Sólo el 30% de los dirigentes sanitarios del mundo son mujeres.
Sólo el 30% de los dirigentes sanitarios del mundo son mujeres.
Imagen: El Informe sobre la Salud Mundial.


Cuatro grandes países -Pakistán (94,6%); India (94,4%); Viet Nam (94,2%) y China (92,6%)- van a la zaga, lo que significa que millones de mujeres de estos y otros países aún no tienen el mismo acceso a la salud que los hombres, según el informe del Foro.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

El Foro Económico Mundial mide las brechas de género desde 2006 y presenta los resultados en su informe anual sobre la brecha global de género.

El informe sobre la brecha global de género realiza un seguimiento de los avances hacia la eliminación de las brechas de género en diferentes países. Con el fin de que los resultados de este informe se conviertan en acciones concretas y avances a escala nacional, hemos desarrollado un modelo de aceleradores para cerrar la brecha de género en el ámbito de la colaboración público-privada.

Se han creado aceleradores en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Panamá y Perú, en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo.

En 2019, Egipto se convirtió en el primer país de Oriente Medio y África en crear un acelerador para cerrar la brecha de género. Aunque actualmente hay más mujeres que hombres matriculados en la universidad, las mujeres solo representan poco más de un tercio de los trabajadores profesionales y técnicos en Egipto. Asimismo, las mujeres trabajadoras tienen menos probabilidad de recibir el mismo salario que sus homólogos varones por un trabajo equivalente o de alcanzar puestos ejecutivos.

Francia es el primer país del G20 que ha puesto en marcha un acelerador para cerrar la brecha de género, lo que indica que las economías desarrolladas también están desempeñando un papel importante a la hora de introducir esta estrategia para eliminar la brecha de género.

En estos países, los directores generales de las empresas y los ministros del Gobierno han iniciado una colaboración a tres años vista para la elaboración de políticas que contribuyan a seguir reduciendo las brechas económicas de género. Dichas políticas incluyen la ampliación del periodo de baja por maternidad/paternidad, ayudas para el cuidado de los hijos y la eliminación de sesgos inconscientes en la contratación, la retención y la promoción profesional.

Si su empresa pertenece a uno de los países que aplican aceleradores para cerrar la brecha de género, puede hacerse miembro del grupo local.

Si usted representa a una empresa o un gobierno de un país donde actualmente no tengamos ningún acelerador para cerrar la brecha de género, puede ponerse en contacto con nosotros para estudiar la posibilidad de crear uno.

El cambio no está llegando lo suficientemente rápido

Los dos informes coinciden en que los recientes progresos en la reducción de la brecha no han sido lo suficientemente rápidos. El informe Global Health 50/50 muestra que de 2018 a 2020, el número total de mujeres CEOs aumentó sólo en una (de 41 a 42, de un total de 139 CEOs).

La brecha de género en todo el mundo se está cerrando, pero con demasiada lentitud.
La brecha de género en todo el mundo se está cerrando, pero con demasiada lentitud.
Imagen: Informe sobre la brecha de género en el mundo del Foro Económico Mundial 2020


"Esto no es sólo el resultado de una lenta rotación en la cima", dice. "En promedio, una de cada cinco organizaciones bajo revisión dan la bienvenida a un nuevo CEO cada año ... Simplemente, los hombres siguen siendo sucedidos por otros hombres."

Sólo el 28% de los equipos de dirección superior han alcanzado la paridad de género, frente al 25% en 2018. Al ritmo actual, no alcanzaremos la paridad de género en la alta dirección de las organizaciones sanitarias mundiales hasta el año 2074.

"Necesitamos movilizarnos en todo el mundo, de forma pacífica y enérgica, para avanzar en los derechos, la dignidad y la diversidad de todos", dice la Sra. Bachelet de la ONU. "Al arrojar luz sobre las prácticas relacionadas con la igualdad y el género en la salud mundial, Salud Mundial 50/50 nos recuerda que el sector de la salud tiene que liderar e impulsar un poderoso incentivo para el cambio en esta urgente lucha".