El gobierno de Italia confirmó que este jueves cerrará todas las escuelas y universidades del país hasta el 15 de marzo como parte de los esfuerzos para contener la epidemia del nuevo coronavirus.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

De igual modo, durante un mes se realizarán a puerta cerrada todas las competencias deportivas profesionales, incluyendo los partidos de fútbol de la Serie A.

Hasta este miércoles, 107 personas habían fallecido como consecuencia del nuevo coronavirus en Italia, país que sufre el mayor brote registrado en Europa con más de 3.000 casos.

El primer ministro italiano Giuseppe Conte habla con los medios de comunicación al anunciar un decreto que cerrará cines, escuelas para contener el coronavirus, en Roma, Italia, el 4 de marzo de 2020.
El primer ministro italiano Giuseppe Conte habla con los medios de comunicación al anunciar un decreto que cerrará cines, escuelas para contener el coronavirus, en Roma, Italia, el 4 de marzo de 2020.
Imagen: REUTERS/Remo Casilli

La mayor parte de los contagios se han presentado en el norte del país aunque la presencia de la enfermedad ha sido confirmada en 19 de las 20 regiones de Italia.

El primer ministro Giuseppe Conte expresó su preocupación por la posibilidad de que los servicios de salud se vean desbordados.

Unas 3.200 personas han fallecido en el mundo por el nuevo coronavirus y más de 90.000 han sido infectadas, aunque la mayor parte de los casos se han presentado en China, donde surgió el virus a finales de 2019.

La Organización Mundial de la Salud ha evitado hasta ahora referirse al brote como una pandemia -una epidemia que se transmite por todo el mundo de forma local-, pero este miércoles el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, dijo que el nuevo coronavirus ya cumple con las características requeridas por la definición.

"La situación está cambiando muy rápidamente... lo que está claro es que aún el brote no ha alcanzado su punto máximo", dijo el funcionario alemán.

Más de 80 países alrededor del mundo han reportado casos del nuevo coronavirus, conocido como Covid-19. Entre ellos Italia, Irán y Corea del Sur destacan por ser los que registran más casos después de China.

Crece el miedo

Análisis de Mark Lowen, corresponsal de la BBC en Roma

Italia está sufriendo: con cafés y hoteles medio vacíos, se estima que el sector turístico del país perderá unos US$8.500 millones.

Otra localidad al norte de Milán podría ser puesta en cuarentena ante el aumento de los casos del nuevo coronavirus allí.

Pero hasta ahora las medidas de contención han fracasado en detener el contagio y ahora ya se ha reportado la primera muerte en el sur de Roma.

Y mientras el primer ministro Conte intentó calmar los temores en su discurso de este miércoles, el miedo a una crisis se está haciendo cada vez más profundo.

¿Qué está haciendo Italia?

Conte pidió a todos los italianos hicieran "lo que les corresponde".

La ministra de Educación, Lucia Azzolina, dijo que esperaba que los estudiantes pudieran regresar a las clases lo más pronto posible.

Según los medios locales, tanto los expertos sanitarios como los funcionarios del ministerio de Salud estuvieron a favor del cierre temporal de las escuelas.

Y las autoridades comenzaron a estudiar también el posible cierre de cines, teatros así como la prohibición de espectáculos públicos, según reportó la agencia Reuters citando el borrador de un decreto gubernamental.

El texto también pide a los italianos que eviten abrazarse y darse la mano en la medida de lo posible.