El coronavirus ha llegado definitivamente a Europa. Más de 200 personas han resultado infectadas en el brote de coronavirus que afecta a varias regiones del norte de Italia, que hasta el momento de redacción de esta información se ha cobrado siete víctimas mortales. Hasta ahora eran ancianos o presentaban cuadros clínicos ya muy comprometidos por enfermedades anteriores. La situación ha provocado que las búsquedas de información sobre la propagación del virus por parte de los ciudadanos españoles se disparen.

Según la herramienta de Google que mide el uso de su buscador a nivel mundial, España es el quinto país donde más búsquedas se han hecho se han hecho del término "coronavirus" en las últimas 72 horas. La preocupación es común con varios países europeos, que copan cuatro de los cinco primeros puestos de esa métrica. El mayor número de búsquedas del mundo se concentra en Italia, con Suiza y Rumanía en tercer y cuarto puesto.

Evolución de las búsquedas en Google del término "coronavirus" en los últimos siete días en España. Los números reflejan el interés de búsqueda en relación con el valor máximo de un gráfico en una región y un periodo determinados. Un valor de 100 indica la popularidad máxima de un término, mientras que 50 y 0 indican que un término es la mitad de popular en relación con el valor máximo o que no había suficientes datos del término, respectivamente.

Ante esta explosión de búsquedas, los servicios digitales más importantes han adoptado la misma estrategia para evitar que la emergencia sanitaria derive en una crisis de desinformación. Con diferentes estilos, su táctica es interponerse entre el usuario y los resultados de la búsqueda para redirigir su navegación directamente a las páginas y cuentas oficiales.

En Google, la alarma en torno a la enfermedad y la consecuente explosión de búsquedas ha activado un mecanismo de emergencia, que la compañía denomina "panel de conocimiento". El que aparece desde este pasado fin de semana al introducir "coronavirus" en el buscador cuenta con tres contenidos destacados de la página de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con datos oficiales, además de un "consejo de seguridad": "Lávese las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón".

Debajo del "panel de conocimiento", la página de la OMS aparece como el primer resultado de la búsqueda. Un portavoz de Google confirma a eldiario.es que su estrategia para combatir la desinformación, además de invisibilizar los contenidos que violan sus políticas y reducir la difusión de aquellos que se encuentran "al límite", también "incluye elevar la visibilidad del contenido autorizado".

Según explican estas mismas fuentes, los contenidos del panel "se generan automáticamente a partir del contenido web. No seleccionamos ni colocamos esas características allí, se maneja algorítmicamente". Sin embargo, la efectividad de la medida por el momento es porosa, ya que el "panel de conocimiento" o la promoción de la página oficial de la OMS desaparecen cuando se buscan otros términos muy relacionados, como "covid" o "covid Italia" (en vez de "covid-19", nombre que recibe la enfermedad que produce el coronavirus).

Google no es solo responsable del buscador, sino también de la primera página más visitada de España, YouTube. El portal de vídeo ha sido acusado por investigaciones independientes de dirigir la navegación hacia contenidos cada vez más extremos y desinformación, en su intento de atrapar la atención del usuario. Quizá por ello es donde los portavoces de Google hacen más hincapié a la hora citar sus esfuerzos para atajar el contenido dañino en torno al coronavirus.

"Tenemos directrices claras que prohíben los vídeos que promueven métodos que no tienen fundamentos médicos para prevenir el coronavirus en lugar de buscar tratamiento médico, y eliminamos rápidamente los vídeos que violan estas políticas cuando se nos indica sobre dichas infracciones", insisten desde la multinacional. La estrategia, aseguran, sigue las mismas líneas maestras que en Google: eliminar lo que viola los términos de uso, ocultar lo que se acerca a esa línea roja, aunque sin cruzarla (y que es "una fracción del 1% de lo que se ve en YouTube", recalcan) y priorizar "las fuentes fidedignas" cuando se busca un término clave.

Entre las redes sociales es Instagram, que concentra el público más joven (un 71% de sus usuarios tienen 34 años o menos, según Statista) la que ha tomado una medida más intrusiva. Cuando se busca directamente el término "coronavirus", la plataforma impide ver los resultados y muestra un mensaje que invita al usuario a consultar la página oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) si lo que está buscando es "información sobre el coronavirus" y no tanto las publicaciones del resto de miembros. "Para cuidarte y evitar que el virus se propague", recomienda.

Imagen: De izquierda a derecha: pantallas de Facebook, Twitter e Instagram cuando se hace una búsqueda sobre

No obstante, Instagram no lee aquí los datos de ubicación del usuario y le dirige indefectiblemente a la versión en inglés del organismo, lo que para muchos podría suponer una barrera a la hora de acceder a esa información útil y hacer que lo intenten en otras fuentes. Es lo mismo que ocurre al realizar una búsqueda en su matriz, Facebook. Además, ninguna de las dos redes sociales del grupo está impidiendo que se creen cuentas (en el caso de Instagram) o páginas y grupos (en el de Facebook) con nombres clave como "coronavirus info" gestionadas por usuarios anónimos, que están elevando sus cifras de seguidores muy rápidamente y pueden convertirse en un foco de desinformación.

La única red social que cuenta con una estrategia específica para España es Twitter. Esta plataforma también dispone de una herramienta que denomina "sistema de alertas" que intercepta al usuario cuando busca un término clave, proponiéndole consultar a fuentes oficiales. En el caso del coronavirus, Twitter aconseja la página oficial del Ministerio de Sanidad y la cuenta @SaludPublicaEs de la plataforma, gestionada desde el Gobierno.

Imagen: En España, Twitter aconseja la página oficial del Ministerio de Sanidad y la cuenta @SaludPublicaEs

La subdirectora de la Secretaría de Estado de Comunicación, Carolina González, explicó recientemente a eldiario.es que el Gobierno ha trabajado en colaboración con Twitter para establecer este mecanismo. "El objetivo es que el ciudadano pueda distinguir fácilmente la fuente oficial que le va a transmitir puntualmente toda la información sobre lo que está ocurriendo. Hemos llegado a un acuerdo con Twitter para que cuando el ciudadano busca 'coronavirus' y otros términos clave se le derive a los canales del Ministerio de Sanidad y a la cuenta de Salud Pública, que hemos reactivado recientemente", detalló.

La plataforma explica que el del coronavirus no es el primer caso en el que se activa este recurso ni el único actualmente en marcha. Las búsquedas sobre "suicidio" y términos relacionados, por ejemplo, activan un "sistema de alerta" que informa al usuario sobre el Teléfono de la Esperanza.