• Este político japonés ha causado una tormenta en las redes sociales al anunciar que tomaría un permiso de paternidad.
  • Solo el 3% de los padres en Japón toman tiempo libre cuando nacen sus hijos.
  • A menos que las parejas comiencen a tener más hijos, la población del país será un tercio de su tamaño actual a principios del próximo siglo.

En Japón, una nación con uno de los permisos de paternidad más generosos del mundo, un ministro del gobierno ha provocado una tormenta en las redes sociales al anunciar que se tomará un descanso por el nacimiento inminente de su primer hijo.

El ministro de Medio Ambiente, Shinjiro Koizumi, una estrella en ascenso en el Partido Demócrata Liberal de Japón que ha sido nombrado como futuro primer ministro, planea tomarse un permiso de dos semanas en un período de tres meses.

Japón cuenta con unos permisos de paternidad más generosos que muchas otros países. Los padres se pueden tomar hasta un año de descanso -dos tercios con sueldo completo-, después del nacimiento de una hija o hijo. Pero pocos hombres hacen uso de sus derechos. Las cifras de la OCDE muestran que sólo alrededor del 3% de los padres japoneses toman una baja de paternidad.

Japón se enfrenta a una crisis demográfica, con una tasa de natalidad que cayó a un mínimo histórico en 2019. Esto significa que el país se enfrenta al desafío de una población cada vez más envejecida y una base impositiva en declive.

Fomentar la paternidad

Para alentar a las mujeres a tener más descendencia, el Ministerio de Salud de Japón introdujo una serie de medidas, que incluyen un generoso permiso de maternidad y paternidad y el derecho a horarios de trabajo flexibles para las madres con niñas y niños pequeños.

El Ministerio dice que, cuando los padres se quedan en casa para ayudar con la crianza de las hijas e hijos, es más probable que las parejas tengan más; de ahí el impulso para alentar a los padres japoneses a tomarse una baja.

Imagen: Statista

Koizumi es el primer ministro del gobierno en servicio que toma el permiso de paternidad. "Necesita cambiarse la atmósfera [que rodea a esta cuestión], no solo el sistema", dijo a Bloomberg. "De lo contrario, el número de funcionarios públicos que se toman la baja por paternidad no aumentará".

No es el primer político japonés en desafiar el statu quo tomando tiempo libre para el nacimiento de su hijo. En 2016, Kensuke Miyazaki se convirtió en el primer miembro de la Dieta Nacional (Parlamento) de Japón en tomar un permiso parental.

La OCDE dice que las "normas y cultura sociales" explican la tan baja aceptación de los derechos de los padres en Japón. Y a juzgar por el revuelo que se generó en Twitter cuando Koizumi anunció su decisión, los sentimientos sobre el tema son encontrados.

Una población que mengua

El Ministerio de Salud de Japón dice que, a menos que más parejas tengan hijos e hijas, la población del país será solo un tercio de su tamaño actual para principios del próximo siglo, y los adultos mayores de 65 años representarán más de un tercio de la población.

Japón ocupa el sexto lugar en el Índice Competitivo Global del Foro Económico Mundial, pero el informe advierte que, al igual que otros países con poblaciones que envejecen, Japón necesita jóvenes para mantener su posición como una de las naciones más competitivas del mundo.

El Informe de la Brecha Global de Género 2020 del Foro dice que Japón tiene la mayor brecha entre hombres y mujeres de cualquier economía avanzada. Las mujeres ganan la mitad de salario que los hombres, y son ellas las que se encargan de la mayor parte del cuidado infantil.