Esta semana unas 3.000 personas se reúnen para discutir posibles soluciones frente a los grandes desafíos del mundo en la localidad de Davos (Suiza) en el marco del Foro Económico Mundial. En esta edición, que es la número 50, los grandes problemas de tipo medioambiental estarán más presentes que nunca en la agenda, que busca que las empresas se involucren más contra el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad.

No puede ser una coincidencia el hecho de que la edición de este año del estudio 'The Global Risks Report 2020', publicada también por el Foro desde 2007, identifique por primera vez riesgos de tipo medioambiental como las amenazas globales más probables. Entre ellos, destacan en los primeros puestos los eventos meteorológicos extremos, el cambio climático y las catástrofes naturales.