Según los resultados del Índice Mundial de Innovación 2019, elaborado cada año por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el progreso en materia de innovación en América Latina y el Caribe sigue siendo más lento que en otras regiones. El informe de esta edición resalta que, a pesar de algunas iniciativas alentadoras, el potencial en investigación y desarrollo (I+D) de la región permanece en gran medida sin explotar. De los países evaluados, Chile, líder de Latinoamérica y Caribe, no aparece hasta el puesto número 51 con un puntaje de 36,64 en el índice. A este le siguen Costa Rica (posición 55) y México (puesto 56), con una puntuación de 36,13 y 36,06, respectivamente.

Colombia ocupó por su parte el sexto lugar en Latinoamérica y el puesto 67 a nivel global. Sin embargo, este podría convertirse pronto en el motor regional de la innovación. En noviembre 2018, la ciudad de Medellín fue designada sede para el primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial de América Latina, el cual fue inaugurado el pasado 30 de abril y que pasará a ser parte de la red de centros global impulsada por el Foro Económico Mundial.