El aumento del nivel del mar –ligado a las inundaciones y desastres asociados a ese incremento– es uno de los retos más importantes asociados al cambio climático. A ese calentamiento ha contribuido la acción humana por la emisión durante décadas de gases de efecto invernadero, según concluyen la mayoría de los científicos. También defienden esa vinculación entre el hombre y el cambio climático la inmensa mayoría de las instituciones internacionales, como por ejemplo, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que lleva años advirtiendo de los riesgos económicos del calentamiento. La OCDE ha presentado este miércoles un informe específico sobre el incremento del nivel del mar y sus impactos en el que advierte de los multimillonarios costes que implicará ignorar ese problema.

En concreto, el estudio de la OCDE advierte de que si no se toman medidas de adaptación y el nivel del mar aumenta 1,3 metros los daños anuales por los desastres costeros supondrán el 4% del PIB mundial, lo que equivaldría a un coste anual de 50 billones de dólares (unos 44 billones de euros) a final de siglo. Aunque esta institución añade que ese impacto económico se puede reducir dos o tres veces si se toman esas medidas de protección de la población y las infraestructuras.

Rodolfo Lacy, director del área de medio ambiente de la OCDE, explica en el estudio que los informes científicos apuntan a que es casi seguro que se llegará a un metro de subida del nivel del mar durante este siglo. Y eso supondrá importantes consecuencias como daños en infraestructuras, pérdida de tierras y desplazamientos de población. Y el incremento del nivel del mar parece ya irreversible debido al exceso de gases de efecto invernadero que ya acumula la atmósfera. Por ello es necesario que los Estados se adapten a las consecuencias de ese incremento del nivel del mar.

Imagen: El nivel del mar podría aumentar hasta dos metros por las altas emisiones./ Del informe 'Responding to Rising Seas', OCDE

La OCDE, sin embargo, advierte de que las medidas para hacer frente al problema se están tomando muy lentamente. Solo cinco países pertenecientes a esta organización tienen fondos específicos para este fin. Entre ellos están las grandes potencias de Europa, no así España, según el informe presentado este miércoles. Alemania cuenta con un fondo de 550 millones de euros hasta 2025; Reino Unido ha establecido un programa de inversiones de 2.600 millones de libras para el periodo 2015-2021; y Francia tiene contemplados 500 millones de euros para su programa nacional.

La OCDE apunta a que es muy probable que se proteja durante este siglo el 13% de la línea de costa de todo el planeta –92.500 kilómetros–, ya que resultará más barato hacerlo que no hacerlo. Y esto se debe, básicamente, a que ese 13% aglutina al 90% de la población costera del mundo y, gracias a esa concentración, se invertirá en defensas contra el incremento del nivel del mar.

El problema lo tendrá el otro 10% de la población costera mundial que vive dispersa en áreas rurales. Según reconoce la organización, estas zonas, que además son más pobres, tendrán que luchar para mantener los asentamientos, aunque las poblaciones "probablemente se verán obligadas a retirarse de la costa".

DIQUES NATURALES CONTRA LAS INUNDACIONES

El último gran informe del IPCC –el panel de expertos científicos que asesora a Naciones Unidas en temas de cambio climático– concluía que hasta el 90% de los corales de aguas de calidad se perderán solo con un incremento de la temperatura de 1,5 grados. Y eso no solo tendrá consecuencias en la diversidad del planeta.

El informe de la OCDE explica que los arrecifes de coral protegen en todo el planeta a más 100 millones de personas frente a las inundaciones. Y hay estudios que cifran en más de 400 millones de dólares (353 millones de euros) las pérdidas derivadas de la desaparición de los arrecifes solo en Cuba, Indonesia, Malasia, México y Filipinas.

Imagen: AFP