Los sistemas productivos en economías modernas están organizados en base a cadenas de suministros, las que incluyen procesos que van desde el diseño de productos a la distribución de los mismos al consumidor final. Las cadenas de suministro involucran a fabricantes, proveedores de materias primas, agentes logísticos y proveedores de tecnología, y basan su despliegue eficiente en la infraestructura de un país y su entorno de negocios. La interdependencia creciente entre agentes de la cadena de suministros es el resultado de múltiples tendencias industriales: la especialización de procesos y productos, la tercerización, la producción “just-in-time” y la fabricacion de productos a demanda.

El desempeño eficiente de una cadena de suministros requiere de un alto nivel de visibilidad y coordinación entre los diferentes participantes. Las tecnologías desarrolladas en el marco de la Cuarta Revolución Industrial – el internet de las cosas, la robótica avanzada, la impresión tridimensional y la inteligencia artificial – pueden mejorar dramaticamente la visibilidad, coordinación y desempeño de las cadenas de suministros. Los beneficios potenciales incluyen, entre otros, mejor control de inventario, reducción de efectos de fricción, y gastos de capital más bajos. La transformación de la cadena de suministros en el marco de la Cuarta Revolución Industrial es denominada Cadena de Suministros 4.0. Este concepto representa un factor clave para el crecimiento economico, contribuyendo a la competitividad de empresas y países, así como al atractivo para el fomento de la inversión.

El desarrollo de la Cadena de Suministros 4.0 en América Latina y el Caribe es todavía embrionario. Esta situación se debe a cuatro factores:

  • Desafíos del contexto regional: bajos costos laborales, disponibilidad limitada de tecnologías avanzadas, una brecha en capacidades y disponibilidad de fuerza de trabajo calificada, y resistencia cultural son algunos de los factores regionales.
  • Bajo nivel de concientización y preparación de la Pequeña y Mediana Empresa (Pyme): las Pymes representan aproximadamente 95% de la empresas de la región. Si bien ellas reconocen la necesidad de innovar, tienen un conocimiento muy limitado de los beneficios de la Cuarta Revolución Industrial, y carecen de los recursos financieros y humanos para innovar.
  • Limitaciones en los facilitadores de la cadena de suministros: los países de la región disponen de una infraestructura deficitaria de carreteras y ferrocarriles , combinada con factores como la congestión en el acceso a puertos, adopción desigual de tecnología por parte de los proveedores de servicios logísticos y operaciones aduaneras ineficientes.
  • Coordinación limitada de programas y planes gubernamentales: la falta de un marco integral para una estrategia nacional referente a la cadena de suministros, y la coordinación limitada entre entes del sector público disminuye la posibilidad de desarrollar la Cadena de Suministros 4.0.

El estudio de la experiencia de economías avanzadas ayuda a formular iniciativas que permitirían acelerar el desarrollo de la Cadena de Suministros 4.0 en la región:

1. Aprovechar la experiencia de sectores industriales avanzados

El análisis del nivel de desarrollo de las Cadenas de Suministro 4.0 permite identificar a ciertos sectores industriales líderes. ¿Cuál es la experiencia de sectores más avanzados? Primero, estos implementan estrategias integrales orientadas a implementar Cadenas de Suministro 4.0.

En América Latina y el Caribe, la mayor parte de los esfuerzos de transformación asociados a la Cuarta Revolución Industrial están enfocados en la fábrica y dentro de la empresa misma, sin considerar las interrelaciones con proveedores, distribuidores y agentes logísticos.

Imagen: World Economic Forum/BID

Segundo, las compañías que lideran esta transformación poseen una hoja de ruta claramente definida para el desarrollo de la Cadena de Suministros 4.0. Esta transformación requiere no sólo la adopción de tecnologías asociadas a la Cuarta Revolución Industrial sino también el liderazgo de la alta gerencia, así como el cambio en el modelo operativo de la empresa.

Tercero, asumir una posición de espera hasta que la Revolucion Industrial irrumpa en escena es una estrategia peligrosa. Las empresas deben experimentar y explorar la implementación de pilotos con socios de la cadena de suministros para evaluar el potencial involucrado en este tipo de transformación.

Cuarto, en lo que se refiere a la experimentación tecnológica, las empresas deben monitorear a start-ups locales para identificar nuevas tecnologías, aplicaciones y modelos de negocio innovadores. La región ya dispone de una comunidad de innovadores vibrante sobre todo en el campo de logística y comercio electrónico.

Quinto, las empresas deben también explorar aplicaciones tecnológicas adaptadas a las condiciones de infraestructura de la región. Si las redes de telecomunicaciones no pueden proveer banda ancha ultra-rápida o comunicaciones inalámbricas de alta velocidad, las empresas deben considerar tecnologías que puedan operar en condiciones operacionales limitadas.

Los gobiernos también tienen un papel que cumplir en el desarrollo de la Cadena de Suministros 4.0, apoyando la definición de estándares de comunicación de datos entre organizaciones, así como acelerando la digitalización de servicios públicos.

2. Encarar los desafíos del contexto regional

Los costos de la tecnología están disminuyendo constantemente, con lo cual la ventaja económica de los bajos costos de mano de obra se está reduciendo constantemente. Aun si el retorno a la inversión de la Cadena de Suministros 4.0 no es positiva en el corto plazo, en un futuro cercano, estos procesos devendrán mas económicos, particularmente cuando se los asocie a otros beneficios, como la reducción de los defectos de calidad o costos de fricción.

Asimismo, las empresas deben trabajar con los representantes de la fuerza laboral para reducir la disrupción asociada a la falta de capacitación resultante de la implementación de la Cadena de Suministros 4.0. Estas iniciativas incluyen comunicación continua, la oferta de programas de capacitación, los cuales podrían ser implementados en coordinación con el sector público.

3. Apoyo a las Pymes

Muchos gobiernos de la región ya están implementando programas enfocados en el desarrollo de capacitación tecnológica de Pymes. Sin embargo, el énfasis de los mismos está puesto típicamente en la adopción de tecnologías maduras, raramente abordando el concepto de Cadenas de Suministro 4.0.

Los gobiernos deben enfatizar el despliegue de centros de tecnología enfocados en sectores industriales específicos, ofreciendo capacitación y laboratorios para Pymes con el objetivo de desarrollo de capacidades en apoyo de la Cadena de Suministros 4.0. El sector privado, la academia, y el sector público deben colaborar en el desarrollo de hojas de ruta o manuales de implementación dirigidos al sector de Pymes. Esta actividad puede aprovechar los esfuerzos de empresas de tecnología para el entrenamiento de personal y el desarrollo de casos de uso.

Adicionalmente, estas iniciativas públicas deben complementarse con medidas de estímulo a la innovación, como lo son la reducción de impuestos a la innovación, así como de aranceles a la importación de equipamiento. Los gobiernos también deben estimular el desarrollo de start-ups enfocados en casos de uso de la Cadena de Suministros 4.0 para Pymes.

4. Acelerar el desarrollo y modernización de los facilitadores

La mayoría de los países de la región están embarcados en programas destinados a desarrollar infraestructura de transporte. Los gobiernos deben complementar estas iniciativas con un esfuerzo concertado para modernizar la capacidad tecnológica de las agencias involucradas en el comercio y logística, como lo son las aduanas.

Asimismo, los gobiernos, las asociaciones industriales y las cámaras de comercio deben jugar un papel importante en el desarrollo de la concientizacion del concepto de Cadena de Suministros 4.0 en el sector transportista terrestre. Por ejemplo, empresas líderes en digitalización que demuestran los beneficios de la adopción de tecnología deberían ser promovidas para generar un efecto demostrativo. Programas de subsidio orientados a la adquisición de tecnología, combinados con políticas de baja emisión de gases de carbono, podrían completar este esfuerzo.

Los gobiernos también debe considerar la creación de responsables de política tecnológica (como lo son un “Chief Information Office/Chief Technology Officer” en los ministerios orientados al desarrollo de infraestructura con el objetivo de elevar la concientización sobre las necesidades de la Cuarta Revolución Industrial. Un abordaje similar podría ser implementado en los ministerios de industria pero con un foco en este caso en el desarrollo de la Cadena de Suministro 4.0.

5. Desarrollo de políticas publicas integradas enfocadas en la Cadena de Suministro 4.0

Una estrategia de política pública enfocada en la Cadena de Suministros 4.0 debe ser coordinada con los esfuerzos e iniciativas enfocados en la Industria 4.0 y los Planes Logísticos. De hecho, los planes de Industria 4.0 deben abordar claramente el concepto de Cadena de Suministros 4.0.

Estos planes serán más eficaces si son definidos como política de estado. Los ciclos políticos electorales y la volatilidad del contexto económico que caracterizan a muchos de los países de la región están influenciando negativamente el ritmo de inversión tecnológica, el cual requiere de un horizonte de planeamiento de largo plazo para generar beneficios importantes. Un acuerdo entre los sectores público y privado alrededor de esta estrategia puede ayudar a generar certidumbre para la inversión.

Una vez formulada dicha estrategia, es importante definir el marco institucional que favorezca la colaboración entre diferentes entidades gubernamentales para facilitar la integración y coordinación de políticas públicas.

Finalmente, el desarrollo de políticas públicas orientadas a la implementación de Cadenas de Suministro 4.0 necesitan estar apoyadas por información actualizada en el estado de transformación de la Cuarta Revolución Industrial en cada uno de los componentes de la cadena, especialmente en aquellos donde el sector público puede intervenir.

* * * * *

La Cadena de Suministros 4.0 contribuirá al desarrollo futuro de América Latina y el Caribe. Los sectores público y privado deben desplegar los mecanismos de colaboración necesarios para hacer este componente clave de la Cuarta Revolución Industrial una realidad.