¿Qué es exactamente el capital humano y cómo se puede cuantificar?

Tendría razón en preguntárselo. Definido como el "total de la salud, las habilidades, el conocimiento, la experiencia y los hábitos de una población", por el presidente del Banco Mundial, Dr. Jim Yong Kim, el concepto puede parecer nebuloso y difícil de medir.

Ahora, un equipo de académicos del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud con sede en Seattle ha creado una clasificación científica de 195 países. Sus cálculos se basan en el análisis de más de 2500 encuestas y censos, y tienen como objetivo cuantificar la cantidad de años productivos que se espera que un individuo trabaje entre los 20 y 64 años, teniendo en cuenta la educación y la salud.

Las naciones europeas dominan la parte superior del cuadro, constituyendo 8 de los 10 primeros, con Finlandia, Islandia y Dinamarca en las primeras posiciones, algo que no ha cambiado desde 1990. Níger aparece al final de la lista, junto con Sudán del Sur y Chad. Y la diferencia es dura: el nivel de capital humano esperado en Finlandia fue de 28 años, en comparación con dos años en Níger.

Quizás lo más interesante es la lista de países que están mejorando, con Turquía logrando el aumento más espectacular en las clasificaciones: escalando a la posición 43 de la 102 en la lista y logrando mejoras en cada componente del índice. La nación produjo una expectativa de capital humano de 20 años en 2016, en comparación con ocho años en 1990.

Imagen: Gran mejora del capital humano en Turquía/ Instituto de Métricas y Evaluación de Salud

Otros grandes ganadores incluyen China, Tailandia y Brasil.

Los hallazgos son significativos porque subrayan la importancia de invertir en las personas, y porque los investigadores descubrieron que las naciones con mayores mejoras en el capital humano también tienden a tener un crecimiento más rápido. Esto probó ser así en Turquía, China, Tailandia y Brasil, que registraron un mayor crecimiento económico que los países pares con niveles más bajos de mejora del capital humano en el mismo período.

Imagen: Los países que más han mejorado/ Instituto de Métricas y Evaluación de Salud

Los hallazgos reflejan el último Informe Global de Capital Humano del Foro Económico Mundial, que mostró que el capital humano puede ser el factor determinante más importante del éxito de un país a largo plazo. Ese informe mostró cómo, en promedio, el mundo ha desarrollado solo el 62 % de su capital humano o, en otras palabras, que las naciones están desperdiciando alrededor del 38 % de su talento.

Imagen: Solo un 62% del capital se desarrolla en la actualidad / Foro Económico Mundial

Los investigadores del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud pusieron de relieve las reformas políticas específicas que probablemente contribuyeron a impulsar el capital humano.

Turquía comenzó su programa de transformación de la salud en 2003, lo que dio como resultado un mayor acceso a la atención médica, mientras que Brasil inició las reformas educativas en 1995, logrando una mayor financiación igualitaria y mejores resultados de los estudiantes en los exámenes. Los académicos también señalaron que Tailandia fue uno de los primeros países de ingresos medios en lograr una cobertura de salud universal, con un plan de seguro público en 2001 y un cambio hacia la provisión de servicios a través de los centros de atención primaria.

"A medida que la economía mundial depende cada vez más de la tecnología digital, desde la agricultura hasta los sectores industriales y de servicios, el capital humano se vuelve cada vez más importante para impulsar las economías locales y nacionales", dijo el Dr. Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de Universidad de Washington.

"Nuestros hallazgos muestran la relación entre las inversiones en educación y salud, y la mejora del capital humano y el PIB. Relación que los legisladores tan peligrosamente ignoran".