En un mundo lleno de riesgos: agitación geopolítica, ciberataques, cambio climático y desastres naturales, por nombrar solo algunos, los líderes mundiales deben prepararse para lo peor.

Cada año, el Foro Económico Mundial solicita a su extensa red de empresas, gobiernos, sociedad civil y líderes del pensamiento que identifiquen los mayores riesgos mundiales, y aquellos que con mayor probabilidad sucederán en un plazo de 10 años.

Estas son las cinco principales preocupaciones, como se describe en el Global Risks Report 2018.

Armas de destrucción masiva

El presidente Donald Trump llamó al líder norcoreano "hombre cohete". El líder norcoreano Kim Jong-un respondió llamándolo "idiota". Pero esto no era un juego de niños. Podría decirse que su guerra de palabras en 2017 acercó a Estados Unidos y Corea del Norte a una confrontación nuclear.

De hecho, la escalada de riesgos geopolíticos fue una de las tendencias más pronunciadas de 2017, según el informe de este año.

Guerras en Oriente Medio

Otro punto de conflicto potencial es Oriente Medio, donde un número cada vez mayor de fuerzas desestabilizadoras podría conducir a la aparición de nuevos conflictos militares, además de los de Siria y Yemen.

La gran mayoría (93%) de los encuestados espera un empeoramiento de las "confrontaciones / fricciones políticas o económicas entre las principales potencias de la región".

Clima extremo

En un año caracterizado por huracanes de alto impacto, temperaturas extremas y el aumento de las emisiones de CO2, no sorprende que los riesgos ambientales pesen mucho en la mente de los encuestados.

En EE.UU., Las consecuencias financieras de los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos fueron enormes en 2017. Fue el año más caro del que se tiene registro, con 16 fenómenos meteorológicos y climáticos con pérdidas que superan los 1.000 millones de dólares cada uno.

Desastres naturales

El año pasado también hubo una serie de desastres naturales, como inundaciones, terremotos y deslizamientos de tierra. Estos incluyeron un terremoto de magnitud 7,1 que sacudió a México en septiembre, un alud de lodo que mató al menos a 200 personas en Colombia en abril, y las inundaciones en el sur de Asia en agosto que afectaron a 16 millones de personas.

Fracaso de la mitigación y adaptación al cambio climático

El mundo celebró la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, pero la decisión posterior de Estados Unidos de retirarse amenaza el progreso en la limitación del aumento de la temperatura global, especialmente si otros países siguen su ejemplo.

Crisis del agua

La falta de agua limpia no solo daña la salud humana, sino que también puede afectar la actividad económica, provocar conflictos y expulsar a las personas de sus hogares. Los riesgos ambientales han cobrado importancia en los 13 años de historia del Informe Global de Riesgos.

¿Qué riesgos es más probable que sucedan en los próximos 10 años?

Además de analizar los riesgos que tendrán el mayor impacto en el mundo, el informe también pide a los expertos que identifiquen los que es más probable que sucedan.

Los encuestados dijeron que el clima extremo, los desastres naturales y el fracaso de la mitigación y la adaptación al cambio climático son los más propensos a ocurrir.

La primera semana de 2018 ya vimos uno de ellos. El centro y el este de China vieron un temporal de fuertes lluvias y nieve, una poderosa tormenta trajo fuertes vientos y fuertes lluvias a Europa, y algunas zonas de Australia registraron olas de intenso calor. Una gran tormenta de invierno golpeó la costa este de los Estados Unidos.

La seguridad cibernética

Los encuestados también señalan los ciberataques y el robo de datos como dos de los riesgos más probables de ocurrir.

Internet ha transformado muchos aspectos de nuestras vidas, sobre todo para mejor. Pero también es un arma poderosa, permitiendo que cualquier persona, desde un adolescente conocedor de la tecnología hasta un estado nación, lleve a cabo un ataque cibernético.

Los ataques contra empresas casi se han duplicado en cinco años, y los incidentes que una vez se consideraron extraordinarios se están convirtiendo en algo común, explica el informe.

El impacto financiero de las infracciones de seguridad cibernética está aumentando, y algunos de los mayores costos en 2017 se relacionaron con los ataques de ransomware, que representaron el 64% de todos los correos electrónicos maliciosos.

Ejemplos notables incluyen el ataque de WannaCry, que afectó a 300.000 computadoras en 150 países, y NotPetya, que causó pérdidas trimestrales de 300 millones USD para las empresas afectadas.

Otra tendencia creciente es el uso de ataques cibernéticos para atacar infraestructuras críticas y sectores industriales estratégicos, lo que hace temer que, en el peor de los casos, los atacantes puedan desencadenar un colapso en los sistemas que mantienen funcionando a las sociedades.

Los problemas económicos retroceden

Uno de los resultados más positivos de la encuesta de este año es la creencia de los encuestados de que la peor crisis financiera del período posterior a la Segunda Guerra Mundial finalmente ha quedado atrás.

La economía mundial sigue mejorando, y el FMI espera un crecimiento global del 3,8% en 2018.

Sin embargo, el informe concluye con una advertencia. Si bien algunas personas disfrutan de los más altos estándares de vida en la historia de la humanidad, los desafíos globales interconectados que enfrentamos están llevando a las instituciones, comunidades e individuos a sus límites.

La encuesta se realizó del 28 de agosto al 1 de noviembre de 2017 entre los 1.000 miembros de las comunidades del Foro Económico Mundial, los miembros del Instituto de Gestión de Riesgos y las redes profesionales de sus miembros del Consejo Asesor.