Resumimos el debate con Marcos Pereira, ministro de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, Arancha Gonzalez, directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), María Claudia Lacouture, ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Jeffery McElfresh, presidente de DIRECTV Latinoamérica, y Shawn Donnan, editor de comercio mundial de The Financial Times.

María Claudia Lacouture comienza su intervención comentando las oportunidades de la Alianza del Pacífico y su cooperación con otros países, más allá del intercambio comercial, mediante la IED que facilita el comercio interregional.

El comercio internacional del siglo XXI tiene reglas y una narrativa del siglo XIX. Hay discrepancias entre lo que pensamos que es el comercio y lo que en realidad es, y puede ofrecer. Como se ha comentado durante la conferencia, para las PYMES (motor de las economías de la región) el comercio internacional genera beneficios enormes, ya que genera competitividad.

Al mismo tiempo, el análisis de la Alianza Global para la Facilitación del Comercio encontró que las ineficiencias de las fronteras dificultan enormemente la capacidad de América Latina de capitalizar el comercio global:

Jeffery McElfresh comenta la necesidad de crear políticas y marcos incluyan a la economía digital como piedra angular. Todos los países de la región deben trabajar juntos para que las inversiones fluyan hacia la región.

En este sentido, el Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC en sus siglas en inglés) tiene el potencial para transformar a América Latina. Como indica José Acosta de UPS, “cuando es más fácil hacer negocios, se hacen más negocios, y el AFC hará que abrir nuevos mercados sea para las empresas más fácil que nunca”

La idea de nacionalimo económico ha triunfado en Estados Unidos, pero esto también ha sido característica de otros países, como Brasil. ¿Cómo se integra una nueva narrativa comercial con un pasado nacionalista?

Brasil ha estado cerrada al comercio internacional mucho tiempo. Pero como comenta Marcos Pereira, "hoy la competitividad de la industria brasileña ha mejorado, gracias a la implementación de reformas profundas en su legislación. Vamos a impulsar la negociación del Mercosur con la Unión Europea en los próximos meses, para que en diciembre podamos anunciar una alianza entre ambos bloques comerciales".

Arancha Gonzalez Laya comenta que los acuerdos comerciales llevan mucho tiempo de negociación. En el manejo de los temas globales, la OMC es el único lugar donde el ministro Pereira puede desafiar a China, o Estados Unidos puede hacer que Japón cambie sus reglas. El sistema comercial internacional se actualizó por última vez en el siglo XX, y en la actualidad se necesita adaptarse y actualizarse.

Los panelistas concluyen que la actualización de los acuerdos comerciales debe ser continua, es necesaria para crear plataformas útiles para los empresarios. Al mismo tiempo, el progreso económico de la sociedad es crucial. La solución no es cerrar el comercio y pensar que esto va a generar trabajo, sino crear economías más competitivas y que a su vez sean una fuente de ingresos. Hay que conseguir que la sociedad se sienta empoderada con el comercio y no lo contrario.