Tecnologías emergentes

Diseños de sistemas éticos: qué usan los líderes inteligentes para mejorar sus organizaciones (y el mundo)

A finance dealer works at a dealing room of Raiffeisen Polbank in Warsaw, Poland January 13, 2017. REUTERS/Kacper Pempel - RTX2YUZR

Image: REUTERS/Kacper Pempel - RTX2YUZR

Azish Filabi
CEO, Ethical Systems
Jonathan Haidt
Professor of Ethical Leadership, Stern School of Business, New York University
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Tecnologías emergentes??
La visión global
Explora y monitorea cómo Behavioural Sciences afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Behavioural Sciences

En 2016, muchas naciones desarrolladas se enfrentaron a los dos mismos demonios que los han atormentado desde la crisis financiera de 2008: crecimiento lento y decepcionante, combinado con una creciente desigualdad de ingresos. Algunas de estas naciones también están experimentando descontento o rebelión populista. Si bien las causas de los movimientos populistas son variadas y no pueden entenderse solo desde un punto de vista económico, es evidente que un crecimiento más rápido e igualitario habría reducido el descontento.

Los políticos y los banqueros importantes luchan contra estos dos demonios, pero una herramienta poderosa y poco utilizada para combatirlos puede estar ya en manos de los líderes empresariales: el diseño de sistemas éticos.

Si la comunidad empresarial de cualquier país puede encontrar maneras de hacer mejoras sustanciales y sistémicas en el comportamiento ético de las corporaciones, hay buenas razones para esperar que el crecimiento aumente y que la desigualdad en los ingresos disminuya.

Si este es el caso, y explicaremos por qué creemos que es así, la siguiente pregunta que surge es: ¿podemos hacer que el liderazgo sea más ético? Sí, y podemos explicar cómo.

¿Qué es el diseño de sistemas éticos?

Todas las empresas son sistemas organizativos complejos que están dentro dentro de sistemas más grandes, tales como la cultura nacional y los sistemas legales y normativos, y están compuestos por personas que aportan sus propios valores y perspectivas al trabajo.

Esta interacción de sistemas personales, organizativos y normativos crea un ambiente dinámico que los líderes deben gestionar activamente para promover el éxito a largo plazo de la compañía. El fracaso ético en cualquier nivel puede generar una catástrofe, pero lograr una buena ética en todos los niveles produce beneficios enormes en confianza, eficiencia y felicidad. Para examinar en profundidad los sistemas éticos se deben considerar de manera simultánea tres niveles de análisis:

1. Personal

¿Cómo se puede fomentar una conducta ética entre los empleados? El estímulo es una táctica comprobada, que considera las tendencias de comportamiento de los empleados y la forma en que el medio ambiente y sus interacciones pueden influir en la toma de decisiones hacia resultados más éticos.

2. Organizativo

A nivel de empresa, ¿cuáles son los valores que surgen cuando los individuos y los grupos interactúan? Los líderes pueden mantener un enfoque en la ética para inculcar una cultura centrada en hacer lo correcto como una forma de hacer negocios. Contratar por la ética, además de considerar las habilidades es una forma rápida de lograr dicha mejora.

3. Normativo o gubernamental

Si puede conseguir que el sistema normativo al más alto nivel recompense el desarrollo de culturas éticas a nivel de la organización, y si esas culturas fomentan la conducta ética de las personas en un nivel inferior, habrá logrado una alineación completa.

La alineación de los tres niveles es una de las características más importantes de un sistema ético.

¿Por qué el diseño de sistemas éticos puede mejorar el crecimiento? Diseñar a las empresas para que actúen de manera más ética da buenos resultados de tres maneras importantes:

1. Una buena reputación es más valiosa

Las investigaciones demuestran que las empresas con buena reputación tienen costos empresariales más bajos, atraen con más facilidad a los inversores y pueden cobrar precios más altos que las empresas con mala reputación.

2. El comportamiento ilegal puede ser extremadamente costoso

Los escándalos y la mala conducta impactan directamente en los precios de las acciones de las empresas. Un estudio encontró que, en promedio, las empresas pierden el 41 % de su valor de mercado cuando las noticias de mala conducta se hacen públicas. Esto debe sumarse a las sanciones financieras directas y los costos legales en los que se incurre debidos a las conductas ilegales.

3. Una dirección de empresas buena y ética logra ganancias financieras

El liderazgo ético se correlaciona con un mejor desempeño de los empleados. Estos líderes modelan el comportamiento ético y los estándares que atraen a empleados de gran valor que saben que serán escuchados y cuidados; lo que resulta en que los miembros de los equipos estén más satisfechos con su trabajo, más comprometidos y menos propensos a decir que planean dejar la organización.

También hay cada vez más evidencia que muestra que dirigir una empresa con más ética logra ganancias financieras, incluyendo los índices que demuestran que con el tiempo las compañías éticas superan los índices de MSCI y S&P 500 (ver una charla de Jonathan Haidt en el Aspen Ideas Festival 2016 y la lista de 2016 World’s Most Ethical Companies del Instituto Ethisphere, y Good Company Index).

¿Por qué el diseño de sistemas éticos puede mejorar la igualdad de los ingresos?

Hay dos maneras en que se puede considerar la responsabilidad de los ejecutivos. Algunos piensan que tienen el deber fiduciario de maximizar los rendimientos de los accionistas. De acuerdo con este punto de vista, el deber de los ejecutivos es mantener los salarios bajos y los rendimientos de los accionistas altos; una receta para el crecimiento de la desigualdad y del resentimiento contra las corporaciones y el capitalismo.

Pero la mayoría de los líderes empresariales adoptan la visión de las partes interesadas, hasta un cierto punto. Saben que deben manejar muchos tipos de relaciones, a largo plazo, y están más motivados a invertir en sus empleados que en explotarlos hasta el extremo.

De hecho, la investigación realizada por Zeynep Ton en la Estrategia de los buenos empleos demuestra que invertir en los empleados puede lograr reducir los costos totales de los negocios y generar más ganancias, un resultado que puede ser contradictorio para quienes adoptan la perspectiva de la "prioridad de los accionistas".

Los estudios de casos de Ton de empresas icónicas tales como Costco y Trader Joe muestran cómo las decisiones de invertir en el personal, mediante salarios más altos, pero también con estrategias de gestión que ayudan a darle significado y dignidad al trabajo, generan beneficios para muchos, incluso para los inversores y clientes.

Cuando un gran número de empresas adoptan una perspectiva teniendo en cuenta a todos los participantes y dejan de centrarse únicamente en las ganancias a corto plazo, pueden generar, comúnmente, más valor y menos desigualdad. El resultado es una solución empresarial sin la necesidad de intervención del gobierno o de nuevas normativas.

¿Cómo pueden las empresas incorporar el diseño de sistemas éticos en sus negocios?

El liderazgo es un ingrediente esencial en el diseño de los sistemas éticos, y cualquiera puede aprender a convertirse en un líder ético. Como David Mayer, colaborador de Ethical Systems, describió en Fast Company, los líderes no solo deben ser buenas personas sino también directores morales. Deben traer sus valores personales al trabajo y también demostrar que la ecuanimidad, la integridad y la confianza mutuas son de primordial importancia en su estilo de gestión.

Para facilitar el liderazgo ético, los ejecutivos también deben esforzarse para que sus empresas sean una organización de aprendizaje. Estas organizaciones ven el fracaso como una oportunidad para la educación y desarrollan culturas que apoyan a los empleados hablando sobre los desafíos éticos y operativos. Con mucha frecuencia vemos a los ejecutivos desentenderse de los fracasos éticos y echarle la culpa a algunas manzanas podridas, en lugar de verlos como oportunidades para buscar un barril en mal estado; es decir, hacer un análisis exhaustivo de las causas sistémicas y las consecuencias que contribuyeron a dichas conductas.

Una forma de abordar esta brecha es medir todos los años la cultura ética de una empresa. La medición de la cultura es esencial para los líderes que desean tener el control sobre las organizaciones complejas; se deben buscar los problemas éticos que acechan en las sombras. La medición de la cultura también ayuda a quienes están a la cabeza de una organización a aclarar los objetivos, y a evaluar la eficacia de los programas de ética y cumplimiento de la compañía, reducir la mala conducta y mejorar la retención de los empleados.

El diseño de sistemas éticos trae beneficios a las empresas, a los empleados y a los accionistas. En el proceso, las empresas éticas pueden ayudar a sus países a luchar contra los demonios de crecimiento lento y creciente desigualdad.

Obtenga más información sobre el diseño de sistemas éticos aquí: http://ethicalsystems.org/

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo crear las habilidades necesarias para la era de la IA

Juliana Guaqueta Ospina

10 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial