Durante esta semana en el Foro Económico Mundial sobre Asia del Este que se llevará a cabo en Filipinas, los gobiernos de la región y los principales líderes explorarán las maneras de acelerar el crecimiento agrícola sostenible y lograr la seguridad alimentaria por medio de iniciativas de múltiples partes interesadas basadas en el mercado.

Hogar de 600 millones de personas, el Sudeste de Asia ha disfrutado de un crecimiento vibrante y acelerado. Los estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) conforman la octava economía más grande del mundo, con un crecimiento regional del PIB de 5%. La región incluye economías altamente desarrolladas como Singapur y Brunei, países de ingreso medio en crecimiento como Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia y Vietnam y economías emergentes como Camboya, Laos y Myanmar.

Algo que todos tienen en común es que, de media, más de la mitad de sus poblaciones vive en áreas rurales (en Laos llega hasta el 80%) y depende principalmente del sector de la agricultura como empleo y fuente de ingresos. A pesar de que millones de personas en la región han salido de la pobreza, un tercio de la población todavía vive con menos de dos dólares al día y la seguridad alimentaria sigue siendo una cuestión de alta importancia.

La región está dotada de ecosistemas únicos, como el delta Mekong y las selvas tropicales de Sumatra, Kalimantan y Borneo, muchos de los cuales se encuentran en peligro debido a las presiones de la población, la contaminación y el incremento de la demanda de recursos. Además, el cambio climático ha causado numerosos desastres naturales en la región, los cuales incluyen sequías, tifones, tsunamis y ciclones, todos los cuales destruyen la producción agrícola y desarraigan a las comunidades granjeras.

La pequeña agricultura domina el panorama del Sudeste de Asia: aproximadamente 100 millones de este tipo de agricultores operan en la región. Cosechando en menos de dos hectáreas, a la merced de cambios climáticos y de los precios de los productos, con acceso muy limitado a la tecnología, información y mercados, esta comunidad agrícola conforma la gran mayoría de personas con menos recursos y no tienen los alimentos asegurados. En su esfuerzo por sobrevivir, usan de más sus recursos de la tierra y el agua, expanden sus granjas a expensas de los bosques, usan productos y tecnología de baja calidad; todo lo cual tiene consecuencias negativas de gran consideración.

Sacar a más personas de la pobreza, garantizar alimentos nutritivos para todas ellas y garantizar que el medio ambiente natural esté protegido requerirá un cambio en la pequeña agricultura. Y también requerirá esfuerzos conjuntos y un nuevo compromiso de compañías, gobiernos, ONGs, investigadores y agricultores.

La iniciativa una Nueva Visión de la Agricultura del Foro Económico Mundial ha reunido a agentes de los sectores privado, público y civil a fin de trabajar en soluciones con base en el mercado para el desarrollo de una agricultura incluyente y sostenible en la región. Con el liderazgo local de gobiernos y compañías, estas asociaciones han estado activas en Vietnam e Indonesia, y ahora se están definiendo en Myanmar. Ancladas en la estrategia nacional de agricultura, enfocan sus esfuerzos en fortalecer las cadenas de valor de prioridad –desde cultivos como el arroz y papas hasta el aceite de palma, el café, el té y el cacao– y su objetivo es aumentar la productividad e ingresos de los/as agricultores/as al mismo tiempo que reducen los efectos perjudiciales del medio ambiente. También abordan temas específicos como las ineficacias de la cadena de suministro, el acceso al financiamiento para la agricultura y cómo atraer la inversión y aumentar el uso de la tecnología.

Algunos resultados ya son visibles. Por ejemplo, en la asociación de arroz de Indonesia, una exitosa prueba inicial dio un 17% más de producción e ingresos para los agricultores, a la vez que redujo el uso de agua hasta por un 20% y la emisión de gases de efecto invernadero por 0,04 toneladas de metano por hectárea. El programa tiene contemplado alcanzar a 5 millones de agricultores/as de arroz en más de un millón de hectáreas para 2020.

El proyecto del café en Vietnam incluye a compañías como Nestle, Yara y Syngenta, ONGs como IDH y 4C y agencias de investigación. Se está llevando a cabo junto con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. El proyecto ha ayudado a los agricultores a aumentar la producción por 10% y los ingresos por 14% a la vez que ha reducido el uso de agua por 40% y las emisiones de gases de efecto invernadero por 54%. En base a este éxito, el gobierno ahora busca institucionalizar el programa y llevarlo a más distritos, a la vez que une el procesamiento, el comercio, el financiamiento y la sostenibilidad a la producción del café en todo el país.

Usando este modelo de asociación de múltiples partes interesadas, con el apoyo de los gobiernos de la región de ASEAN y en colaboración con la Secretaría de ASEAN, el Foro Económico Mundial tiene planeado comenzar una nueva iniciativa regional titulada Grow Asia (“Cultivar Asia”). Esto servirá como una plataforma para catalizar las acciones que contribuyan a la seguridad de alimentos y a un desarrollo agrícola sostenible e incluyente en apoyo a las prioridades nacionales y regionales de la región de ASEAN.

Guiada por cada país e impulsada por gente local, Grow Asia apoyará soluciones escalables basadas en el mercado con impactos positivos medibles en el crecimiento agrícola incluyente y sostenible, sobre todo enfocándose en el desarrollo de la pequeña agricultura y la sostenibilidad ambiental de la agricultura.

En 2015 veremos el lanzamiento de la Comunidad Económica ASEAN (AEC) y de la estrategia de cinco años de ASEAN para mejorar la seguridad de alimentos en la región. Al alinearse con las prioridades regionales, así como incluir la voz y los recursos del sector privado y el apoyo de la sociedad civil, Grow Asia planea contribuir a un crecimiento económico sostenible por medio del desarrollo agrícola.

La región está lista para el crecimiento. Es hora de ser parte de esta estimulante transformación y garantizar que este crecimiento sea incluyente.

Aquí encontrará mayor información acerca de Grow Asia.

Autoras: Kavita Prakash-Mani, asesora especial, Grow Asia y Tania Tanvir; gerente superior del proyecto Iniciativa para una Nueva Visión de la Agricultura