Equity, Diversity and Inclusion

Mes de la educación financiera: Desde las escuelas al lugar de trabajo, pongamos manos a la obra.

Alguien está haciendo números con su teléfono y una hoja de papel con gráficos. Mes de la educación financiera: uno de cada tres adultos tiene conocimientos financieros en el mundo.

Mes de la educación financiera: uno de cada tres adultos tiene conocimientos financieros en el mundo. Image: Unsplash/Firmbee.com

Annamaria Lusardi
Academic Director, Initiative for Financial Decision-Making and Global Financial Literacy Excellence Center (GFLEC), Stanford University
Andrea Sticha
Research Director, Initiative for Financial Decision-Making and Global Financial Literacy Excellence Center (GFLEC), Stanford Graduate School of Business
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Equity, Diversity and Inclusion??
La visión global
Explora y monitorea cómo Sistemas financieros y monetarios afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Dominican Republic

Este artículo es parte de: Centre for Financial and Monetary Systems
  • En general, los estadounidenses obtienen malos resultados en la comprensión de conceptos financieros clave; esta deficiencia en los conocimientos financieros se extiende globalmente, afectando a los resultados económicos y personales.
  • La educación financiera debería implantarse en todas las áreas de la vida, desde la escuela hasta el lugar de trabajo, con cursos obligatorios de educación financiera para estudiantes de secundaria y universitarios.
  • La educación financiera es un proceso de aprendizaje permanente y la tecnología financiera probablemente influirá en los consumidores y les ayudará a tomar decisiones financieras con conocimiento de causa.

Abril es el Mes de la Alfabetización Financiera en Estados Unidos y los datos recientemente publicados muestran claramente que existe una necesidad urgente de centrarse en la educación financiera.

Las consecuencias de unos conocimientos financieros escasos son costosas y de gran alcance, y afectan a las familias, a sus empleadores, a las comunidades e incluso a la economía en su conjunto. Sin embargo, nuestro Índice de Finanzas Personales del Instituto TIAA-GFLEC (Índice P-Fin), publicado el 17 de abril, califica a los estadounidenses con un insuficiente cuando se trata de comprender los conceptos en los que se basan las decisiones sobre el ahorro para la jubilación, la gestión de la deuda o los seguros contra riesgos.

En promedio, los estadounidenses sólo pueden responder a la mitad de las 28 preguntas que diseñamos para medir los conocimientos sobre finanzas personales.

Esta falta de cultura financiera no es sólo un problema estadounidense, sino mundial. Nuestro estudio muestra que, en todo el mundo, sólo uno de cada tres adultos tiene conocimientos financieros, lo que es muy bajo, dadas las muchas decisiones financieras que se pide a los individuos que tomen.

En este estudio mundial, medimos los conocimientos financieros mediante preguntas que evalúan el conocimiento básico de cuatro conceptos fundamentales en la toma de decisiones financieras: conocimiento de los tipos de interés, interés compuesto, inflación y diversificación del riesgo. Entre los encuestados, las mujeres, los adultos con bajos ingresos y las personas con menos estudios tienen más probabilidades de sufrir carencias de conocimientos financieros. Estas correlaciones se mantienen tanto en los países en desarrollo como en los que tienen mercados financieros bien desarrollados (figura 1).

Figura 1 - Porcentaje de adultos con conocimientos financieros.
Figura 1 - Porcentaje de adultos con conocimientos financieros. Image: S&P Global Financial Literacy Survey, 2014

Una reciente comparación mundial de los conocimientos financieros publicada en el número de 2023 de la revista Journal for Financial Literacy and Wellbeing confirma estas conclusiones. Estos estudios utilizaron preguntas muy similares a las empleadas en la encuesta mundial para medir los conocimientos financieros. Descubrieron que los niveles de cultura financiera son bajos desde Perú a Italia y desde Singapur a Japón. Demasiadas personas carecen de los conocimientos financieros básicos que necesitan para construir vidas financieramente seguras y eso no es un buen augurio para las familias, sus comunidades o sus países.

También subraya la necesidad de abordar este problema el hecho de que los conocimientos financieros sean especialmente bajos entre las generaciones jóvenes. Se trata de una desconexión preocupante, ya que los jóvenes representan una parte significativa del mercado laboral. Además, están a punto de tomar, o ya han tomado, importantes decisiones financieras que afectan a sus vidas y a la economía en general, ahora y en el futuro.

A pesar de su influencia en nuestra economía, se ven frenados por un obstáculo importante: la falta de educación financiera en la escuela. Tenemos que dotar a los jóvenes de conocimientos antes de que tomen decisiones financieras que cambiarán sus vidas, para que puedan empezar sus carreras con una base sólida. Impartir un curso obligatorio de finanzas personales al graduarse en el bachillerato o en la universidad garantizaría que estén mejor preparados para un futuro financiero seguro.

Pero no podemos detenernos ahí. También sus padres se ven afectados por una falta de formación financiera. Los datos globales nos dicen que los conocimientos son escasos incluso entre los encuestados de más edad, que ya han tomado muchas decisiones financieras con consecuencias de largo alcance. La experiencia podría ser un mejor maestro cuando se trata de la gestión del dinero. Dicho de otro modo, la práctica no genera conocimientos financieros.

¿Has leído?

Programas de educación financiera en varias etapas

Por eso necesitamos elevar el aprendizaje financiero a la condición de un aprendizaje a lo largo de toda la vida. Podemos hacerlo mediante programas de bienestar financiero en el lugar de trabajo y en las comunidades locales. La ventaja añadida de estos programas es que pueden adaptarse a las necesidades de los grupos a los que sirven, ayudando a elevar a las mujeres, a las personas con bajos niveles de ingresos y a otras personas cuyos conocimientos financieros están rezagados.

Estos programas están a nuestro alcance. En este artículo de la Cornell Law Review, «Defined Contribution Plans and the Challenge of Financial Illiteracy», analizamos tres requisitos -autoevaluación, componentes sustantivos mínimos y calendario- que debe incorporar un programa de bienestar financiero en el lugar de trabajo.

El panorama económico y los mercados laborales a los que se enfrentan los trabajadores hoy en día han cambiado sustancialmente, y sin duda seguirán cambiando. Es hora de redoblar los esfuerzos para dotar a los trabajadores de los conocimientos y habilidades necesarios para tomar decisiones informadas en el siglo XXI.

A medida que el sector de la tecnología financiera o fintech revoluciona las prácticas financieras y reconfigura el panorama financiero, la industria financiera se posiciona para apoyar a los usuarios proporcionándoles conocimientos y recursos para tomar decisiones inteligentes. Las personas no tienen por qué convertirse en expertos financieros, pero tenemos que prepararlas para que elijan buenos asesores financieros o identifiquen las herramientas que pueden ayudarles a tomar decisiones con conocimiento de causa.

Nuestra investigación muestra que la educación financiera beneficia enormemente a los usuarios de las tecnologías financieras. Por ejemplo, las personas con altos niveles de cultura financiera tienen menos probabilidades de incurrir en una costosa gestión del dinero. En otras palabras, la educación financiera y la tecnología financiera producen buenos resultados financieros cuando van de la mano.

Los conocimientos financieros son importantes y ya es hora de que nos tomemos en serio los costes de un bajo nivel de conocimientos financieros. Las personas con escasos conocimientos financieros podrían dedicar hasta 12 horas a la semana -el equivalente a un día y medio completo de trabajo- a preocuparse y ocuparse de cuestiones de finanzas personales.

De esas 12 horas, siete se pasan en el lugar de trabajo. Para las personas con altos conocimientos financieros, el tiempo dedicado a preocuparse por asuntos financieros desciende a cuatro horas semanales, y sólo una de esas horas invade el tiempo de trabajo (figura 2, informe).

Figura 2 - Promedio de horas semanales dedicadas a pensar y tratar cuestiones y problemas relacionados con las finanzas personales.
Figura 2 - Promedio de horas semanales dedicadas a pensar y tratar cuestiones y problemas relacionados con las finanzas personales. Image: TIAA Institute-GFLEC Personal Finance Index, 2024

Lisa y llanamente, el analfabetismo financiero es costoso. Nos roba mucho tiempo. Afecta a la productividad laboral y a nuestro bienestar económico. Hagamos balance este año y redoblemos los esfuerzos para acelerar la educación financiera. Y el próximo mes de abril podremos informar y celebrar nuestros progresos.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Global Gender Gap Report 2024

Mark Muckerheide

31 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial