Equidad, Diversidad e Inclusión

Por qué debemos avanzar hacia la igualdad de género en materia de cuidados

Un hombre con un niño sobre sus hombros, ilustrando el cuidado.

Los hombres deben asumir mayor responsabilidad de cuidados más para aliviar la carga de las mujeres. Image: Kelli McClintock/ Unsplash

Gary Barker
President and Chief Executive Officer, Equimundo: Center for Masculinities and Social Justice
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Equidad, Diversidad e Inclusión??
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
  • Las mujeres asumen casi tres veces más que los hombres el cuidado diario de la casa, los niños y las personas mayores.
  • Para lograr la plena igualdad económica y política de mujeres y niñas, es necesario que hombres y niños hagan su parte del trabajo de cuidados y se conviertan en activistas por la economía del cuidado.
  • La prestación de cuidados por parte de los hombres se traduce en una mayor participación de las mujeres en el mercado laboral, una mayor igualdad de género y una mayor felicidad y bienestar para los hombres.

Tras la publicación del último Informe sobre la Brecha Global de Género, tenemos algo que celebrar, pero no mucho.

La marcha hacia la igualdad entre hombres y mujeres sigue estancada, en gran parte debido a la desigualdad en lo tocante a los cuidados. Las mujeres asumen casi tres veces más que los hombres el cuidado diario de los niños, la casa y las personas mayores. Aunque cada vez se presta más atención a la economía del cuidado, a menudo se olvida esta parte. Lograr la plena igualdad económica y política de mujeres y niñas requiere que hombres y niños hagan su parte del trabajo de cuidados y se conviertan en activistas por una economía del cuidado.

Los hombres deben desempeñar un papel más importante en la prestación de cuidados

En lo que respecta a la prestación de cuidados por parte de los hombres, se están produciendo cambios, pero no con la rapidez suficiente. El informe Women, Business and the Law 2024 (La mujer, la empresa y la ley), del Banco Mundial, reveló que siete países introdujeron 15 cambios en sus políticas de apoyo a las familias, incluidos cinco países que aprobaron por primera vez la licencia por paternidad. Los datos del informe Estado mundial de los padres 2023, de Equimundo, con datos de encuestas realizadas en 17 países, revelaron que tanto hombres como mujeres afirman que los hombres realizan más tareas de cuidados que en el pasado, pero ningún país del mundo ha alcanzado la igualdad en lo que se refiere al tiempo diario dedicado a esas tareas.

Uno de los retos sigue siendo la falta de licencias adecuadas para los padres. Aunque cada vez son más los países que ofrecen licencia por paternidad, en 2022, 186 países ofrecían licencias para las madres, frente a 122 países que ofrecían licencias para los padres. Aún cuando se ofrecen licencias a los padres, estos disfrutan de una media de 22,5 días, frente a los 192,3 días de las madres.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

No existe una referencia mundial sobre la licencia por paternidad

A diferencia de la licencia por maternidad, no existe un instrumento jurídico global ni un punto de referencia mundial sobre la duración de la licencia por paternidad. MenCare, la campaña mundial por más cuidadores masculinos (que coordina mi organización), defiende un mínimo de 16 semanas de días individuales, totalmente remunerados e intransferibles para cuidadores masculinos y femeninos (y padres no binarios, adoptivos o biológicos).

Incluso cuando las licencias se ofrecen y están disponibles para los padres, los hombres las toman o utilizan mucho menos que las mujeres, en gran parte porque creen que su trabajo remunerado y su trayectoria profesional se verán afectados negativamente si la toman en demasiado o por completo. Es una preocupación válida: hace tiempo que los datos demuestran cómo son afectados los salarios y la participación laboral de las mujeres cuando estas toman las licencias. Los hombres son racionales cuando comprenden que pueden salir perdiendo económicamente si toman demasiada licencia, incluso cuando se les ofrece.

¿Has leído?

Incluir el cuidado en la agenda

Este último reto apunta a la necesidad de un cambio narrativo, de ajustes en el lugar de trabajo, de formación y de conversaciones sobre cómo se debe apoyar a todos los trabajadores -hombres y mujeres- para que puedan dedicarse al cuidado.

Algunas empresas multinacionales están dando un paso al frente, dejando claro su apoyo a los trabajadores para que tomen su licencia y se sientan seguros en su estabilidad laboral y sus perspectivas de promoción a largo plazo. También hay organizaciones, como Lifeed, que ofrecen formación y apoyo a trabajadores y empleadores para reducir la disrupción que puede acarrear la licencia parental, al tiempo que ayudan a trabajadores y empleadores a desarrollar estrategias a largo plazo para apoyar a todos los empleados en sus tareas de cuidado.

Además de avances en materia de políticas, también necesitamos sistemas de salud que ofrezcan formación a padres y madres, y espacios de conversación en las escuelas y los medios de comunicación para discutir cómo pueden hombres y niños ver el cuidado como su responsabilidad. También necesitamos objetivos globales: incluir en las políticas la meta de que hombres y niños realicen la mitad del trabajo de cuidados en el mundo. Necesitamos más hombres que se unan a las mujeres para defender la economía del cuidado. El US Dads Congressional Caucus, formado por más de 30 miembros de la Cámara de Representantes de EE. UU., es un ejemplo de políticos hombres que dan prioridad a la economía del cuidado en su agenda legislativa.

El otro aspecto clave es conseguir que los hombres voten teniendo en cuenta su papel como cuidadores. Un estudio de Equimundo revela que, a escala internacional, los hombres son tan proclives como las mujeres a priorizar su apoyo a las políticas de cuidado, como subvenciones para el cuidado de los niños, ayudas a la renta de las familias más pobres y licencias parentales. En una reciente encuesta estadounidense sobre el tema, más del 80% de hombres y mujeres de todos los grupos de renta, etnias e incluso partidos políticos apoyaron políticas básicas de cuidado, como la ampliación de la licencia parental y la subvención de guarderías.

Dar valor al cuidado

El debate sobre la igualdad en la prestación de cuidado puede parecer un sermón dirigido a los hombres e incitar fácilmente una actitud defensiva. Si bien debemos llamar la atención sobre la brecha existente en el trabajo y las políticas de cuidados, también debemos reconocer el dividendo en bienestar que obtienen los hombres al cuidar de otras personas. Según una encuesta estadounidense, el 85% de los padres afirman que involucrarse en el cuidado es una de las cosas más importantes de sus vidas.

Del mismo modo, los datos de una muestra de 17 países revelaron que los hombres y las mujeres que afirman estar satisfechos con su grado de implicación en el cuidado de sus hijos tienen 1,5 veces más probabilidades de decir que son la persona que querían ser.

La conclusión es que la prestación de cuidados por parte de los hombres se traduce en una mayor participación de las mujeres en el mercado laboral, una mayor igualdad de género y una mayor felicidad y bienestar para los hombres. Aunque necesitamos políticas nacionales, programas en el lugar de trabajo y cambios en la narrativa y las normas sociales, también tenemos que reconocer que la participación de los hombres en una vida que les permita cuidar y ser cuidados es un componente fundamental de lo que somos como seres humanos y de lo que necesitamos para prosperar.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Accelerating an Equitable Transition: A Data-Driven Approach

Rebecca Geldard

4 de julio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial