Global Cooperation

Informe sobre Riesgos Globales 2024: Los riesgos aumentan, pero también nuestra capacidad de respuesta

Publicado · Updated
Imagen de un hombre caminando por una cuerda floja sobre un precipicio.

Aunque los riesgos mundiales dibujan un panorama sombrío, sus peores efectos no son inevitables. Image: Loic Leray/ Unsplash

Gayle Markovitz
Acting Head, Written and Audio Content, World Economic Forum
Sophie Heading
Lead, Global Risks, World Economic Forum
Comparte:
Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • El Foro Económico Mundial ha publicado su Informe sobre Riesgos Globales 2024, en el que destaca la necesidad de diálogo ante las crecientes fracturas mundiales.
  • Entre los principales riesgos se encuentran la ciberdelincuencia, los efectos adversos de la Inteligencia Artificial y los fenómenos meteorológicos extremos.
  • Aunque el reto de cada uno de ellos es grande, también lo es nuestra capacidad de respuesta, explican los expertos del Foro Económico Mundial.

Cambio climático, cambios demográficos, tecnología y geopolítica. Estas son las "fuerzas estructurales" dinámicas que están minando la estabilidad mundial, según el Informe sobre Riesgos Globales 2024 del Foro Económico Mundial.

Las consecuencias ya están afectando a miles de millones de personas. El clima extremo, la desinformación generada por la IA, la crisis del coste de la vida, los ciberataques y la polarización sociopolítica ya están sobre nosotros.

Panorama actual de los riesgos
Panorama actual de los riesgos Image: Informe sobre Riesgos Globales 2024, Foro Económico Mundial

El impacto y el horizonte temporal de cada área de riesgo es diferente, y también lo es nuestra posibilidad de mitigarlos o de prepararnos para ellos. Cuando se combinan, los riesgos aumentan: los conflictos perjudican directamente al planeta e impiden la tan necesaria acción colaborativa sobre el cambio climático. Los avances en inteligencia artificial pueden generar vulnerabilidades cibernéticas. Los elevados tipos de interés exponen a las pequeñas y medianas empresas y a los países muy endeudados a problemas de endeudamiento.

Los 10 principales riesgos en los próximos dos y diez años, según el Informe sobre Riesgos Globales 2024
Los 10 principales riesgos en los próximos dos y diez años, según el Informe sobre Riesgos Globales 2024 Image: Foro Económico Mundial
¿Has leído?

Pero aunque los riesgos de 2024 dibujan un panorama sombrío, sus peores efectos no son inevitables.

El Foro Económico Mundial habló con expertos del Foro sobre algunos de los principales riesgos de este año: la ciberseguridad, los efectos adversos de la IA y los fenómenos meteorológicos extremos, para conocer sus puntos de vista sobre las soluciones y el potencial de mitigación. Esto es lo que dijeron.

Ciberseguridad

Clasificación del riesgo: 4º en el horizonte de 2 años

Sean Doyle, jefe de la iniciativa Atlas de la Ciberdelincuencia, Foro Económico Mundial

El desarrollo tecnológico está haciendo que la brecha de equidad cibernética sea más marcada dentro de los países y entre ellos. Esto hace a todos más vulnerables, incluso a las organizaciones mejor protegidas.

Las industrias de todo el mundo están al borde de una transformación tecnológica. Las tendencias de ciberseguridad y ciberdelincuencia están impulsadas por los avances tecnológicos. Es necesario comprender las implicaciones a corto, mediano y largo plazo de estas tecnologías para la postura de ciberseguridad de cada organización.

Las tecnologías emergentes pueden aportar soluciones a la ciberinseguridad, pero todo indica que los avances beneficiarán a las organizaciones y sociedades que ya están más avanzadas y mejor protegidas frente a las ciberamenazas.

La brecha entre las organizaciones que son capaces de volverse ciberresilientes y las que no lo son es cada vez mayor. Por ejemplo, los ciberdelincuentes están adoptando nuevas tecnologías, como las herramientas de IA generativa, para aumentar el número de mercados en los que pueden operar. Responder a esto requiere una inversión y una adquisición de talento que muchas organizaciones no pueden o no conocen. Por ello, la proporción de organizaciones que pueden protegerse de los ciberdelincuentes o recuperarse de un ciberataque está disminuyendo.

Esta brecha de equidad cibernética tendrá un impacto social más pronunciado en 2024 debido a la convergencia entre la ciberdelincuencia y la delincuencia violenta en algunas regiones. Por ejemplo, en agosto de 2023, la ONU informó de que al menos 220 000 personas habían sido víctimas de la trata en el Sudeste Asiático y se habían visto obligadas a trabajar realizando estafas en línea.

A medida que las organizaciones se apresuran a adoptar nuevas tecnologías, como la IA generativa, no deben perder de vista los riesgos creados por aplicaciones de futuro próximo bien señaladas de otras tecnologías, como la computación cuántica. El desarrollo tecnológico está haciendo que la brecha de equidad cibernética sea más marcada dentro de los países y entre ellos. Esto hace a todos más vulnerables, incluso a las organizaciones mejor protegidas, por lo que las soluciones de colaboración que apoyen a los menos capaces de protegerse redundarán en beneficio de todos.

Loading...

Efectos adversos de las tecnologías de IA

Clasificación del riesgo: 6º en el horizonte de 10 años

Benjamin Larsen, jefe de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático, Foro Económico Mundial

El diálogo sostenido sienta las bases para una mayor cooperación y una posible inversión de la fragmentación digital.

A la hora de afrontar los retos que supone el rápido avance de la IA y la tecnología, se presentan una serie de problemas y soluciones innovadoras. El riesgo de concentración del mercado y su posible impacto en los incentivos de seguridad nacional requieren un esfuerzo concertado para mejorar las estructuras de gobernanza mundial. Iniciativas como el Grupo Consultivo de Alto Nivel de la ONU y la declaración de la Cumbre de Seguridad de la IA del Reino Unido, en la que participaron China, Estados Unidos, la UE, Ruanda y Corea del Sur, ejemplifican los pasos en la dirección correcta. Si bien el objetivo a largo plazo es trabajar por la armonización de los regímenes reguladores, se trata de importantes esfuerzos iniciales encaminados a lograr un mayor compromiso de las partes interesadas a escala internacional.

La integración de la IA en los conflictos plantea riesgos de escalada no intencionada y de potenciación asimétrica de actores malintencionados. Los marcos normativos, como la Declaración Política sobre el Uso Militar Responsable de la IA y la Autonomía, lanzada en 2023, pretenden orientar el desarrollo y despliegue responsable de la IA militar por parte de los Estados. Además, la colaboración en materia de IA y ciberguerra se considera esencial para abordar estos riesgos con eficacia.

La politización de las cadenas de suministro de IA exige una vuelta a la diplomacia constructiva y a la cooperación multilateral. Las recientes conversaciones entre el Presidente Biden y el Presidente Xi, en las que se reconocen los riesgos asociados a los sistemas avanzados de IA, señalan un creciente reconocimiento mundial de la necesidad de una gestión responsable. Aunque no es una solución inmediata a la competencia geopolítica, el diálogo sostenido sienta las bases para una mayor cooperación y una posible inversión de la fragmentación digital.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la cuarta revolución industrial?

La búsqueda de control por parte de los gobiernos sobre las aplicaciones de IA de alto riesgo conlleva la posibilidad de que algunas empresas del sector privado adquieran una influencia desproporcionada sobre el discurso legislativo a través de amplios grupos de presión. Las soluciones pasan por fomentar nuevas asociaciones público-privadas y entornos de pruebas (sandboxes) para abordar el problema de la rapidez del despliegue, evitar la captura reguladora y educar a los responsables políticos en el cambiante panorama de la IA. Se proponen formas de gobernanza institucional adaptables para afrontar los retos de un entorno tecnológico en rápida evolución.

La preocupación por la concentración de efectos adversos en el Sur Global exige soluciones que den prioridad al acceso equitativo a recursos digitales. Esto implica no sólo compartir datos, modelos y computación, sino también apoyar la educación y el cultivo del conocimiento digital en estas regiones. La noción de un recurso de investigación de IA a escala internacional, inspirado en la iniciativa nacional estadounidense, surge como una posible solución.

Fenómenos meteorológicos extremos

Clasificación del riesgo: 2º en el horizonte de 2 años

Gill Einhorn, Responsable de Innovación y Transformación, Centro para la Naturaleza y el Clima, Foro Económico Mundial

Debemos reconocer la magnitud del riesgo, pero mantener el optimismo de que podemos responder y responderemos de forma que evitemos y mitiguemos los peores riesgos.

Los fenómenos meteorológicos extremos, el cambio crítico de los sistemas terrestres (un nuevo participante este año) y la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas son los tres principales riesgos a largo plazo que figuran en el Informe sobre Riesgos Globales en 2024. Están interrelacionados y se refuerzan mutuamente.

Los cambios bruscos e irreversibles de los sistemas terrestres provocan fenómenos meteorológicos más extremos y corren el riesgo de colapsar los ecosistemas que no están bien adaptados a los nuevos climas.

La solución prioritaria es una reducción más rápida de las emisiones y la adopción de medidas creíbles por parte de todos los agentes de nuestro sistema económico para acelerar la velocidad y la escala de una transición limpia.

Reducir las emisiones humanas es la palanca más rápida para posponer o evitar cambios críticos en los sistemas terrestres.

Una vez alcanzado un punto de inflexión climático, los sistemas naturales de la Tierra refuerzan los cambios, por lo que retrasarlos el mayor tiempo posible dará tiempo a nuestra civilización para desarrollar estrategias adecuadas de adaptación y resiliencia.

He aquí, pues, la segunda prioridad para hacer frente al colapso sistémico derivado del riesgo ambiental: adaptarse eficazmente a los cambios que se avecinan. A medida que sube el nivel del mar, se necesita un ecosistema de soluciones interconectadas para hacer frente a las amenazas a la vida humana, los paisajes y las propiedades.

Las soluciones ya están disponibles. Las innovaciones de los agricultores africanos, experimentados en la gestión de sequías e inundaciones, serán cruciales para la calidad de las cosechas europeas. La innovación en la gestión de base de la reubicación de las comunidades árticas, que están en primera línea de los riesgos potenciales de catástrofes climáticas, puede aprovecharse para comprender las salvaguardias políticas y los enfoques más eficaces para gestionar estos cambios.

Se puede aprender mucho de las formas, procesos y ecosistemas de la naturaleza que han sobrevivido a cinco extinciones masivas anteriores para crear diseños más regenerativos, lo que se conoce como biomimetismo.

Debemos reconocer la magnitud del riesgo, pero mantener el optimismo de que podemos responder y responderemos de forma que evitemos y mitiguemos los peores riesgos. Somos responsables de la posible sexta extinción masiva, pero también estamos en una posición única para responder y evitar sus peores consecuencias.

Temas relacionados:
Global CooperationDavos AgendaClimate and NatureInteligencia Artificial y RobóticaCiberseguridad
Comparte:
Contenido
CiberseguridadEfectos adversos de las tecnologías de IAFenómenos meteorológicos extremos

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial