La salud mundial

Por qué no podemos pasar por alto los diagnósticos en la búsqueda de la salud universal

El diagnóstico es un elemento fundamental en la consecución de la asistencia sanitaria universal.

El diagnóstico es un elemento fundamental en la consecución de la asistencia sanitaria universal. Image: Roche

Lance Little
Head of Region, Asia Pacific, Roche Diagnostics Asia Pacific
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo La salud mundial afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

La salud mundial

  • La atención sanitaria universal es un principio de la agenda 2030 de la ONU, pero es un gran reto y en algunas regiones está cada vez más lejos.
  • El diagnóstico es un pilar fundamental y rentable de la asistencia sanitaria que a menudo se pasa por alto.
  • Los datos muestran que el 47% del mundo aún no tiene acceso ni siquiera a los diagnósticos más básicos.

El lugar donde vives no debe determinar si vives.

Este principio ocupó un lugar central en las audiencias sobre salud de la Asamblea General de las Naciones Unidas, celebradas el mes pasado, en las que los representantes debatieron sobre la mejor manera de acelerar la aplicación de la Agenda 2030 de la ONU. Entre ellas, las más importantes fueron la cobertura sanitaria universal y la preparación ante pandemias.

Las enseñanzas compartidas en COVID-19 han consolidado el inestimable papel que desempeña una acción mundial decisiva durante las emergencias sanitarias internacionales. También han impulsado a los países a adoptar medidas inmediatas para reforzar la seguridad sanitaria. Esto es aún más acuciante en los países de renta baja y media (PRMB), que se enfrentan a problemas de capacidad y competencia, a la ausencia de mecanismos reguladores uniformes, así como al reto añadido del rápido crecimiento de la población de pacientes y del número de ancianos.

No podemos seguir dejando de lado la consecución del desarrollo sostenible y la seguridad sanitaria mundial: debemos seguir esta visión del mundo con intervenciones urgentes. Y lo que es más importante, debemos reconocer que nadie puede hacerlo solo.

Es necesaria una acción colectiva para abordar las áreas críticas y apoyar la aplicación de políticas y directrices fundamentales, en consonancia con la resolución sobre diagnóstico de la Asamblea Mundial de la Salud y los objetivos de 2030.

La colaboración entre las partes interesadas privadas y públicas es esencial.

¿Has leído?

Diagnóstico en primera línea

La región de Asia-Pacífico, donde vive el 60% de la población mundial, tiene trabajo por hacer para lograr la asistencia sanitaria universal. Los países del Sudeste Asiático tienen el mayor nivel de gasto de bolsillo como porcentaje del gasto sanitario corriente de todas las regiones de la OMS. En 2017, esto se tradujo en 117 millones de personas que se enfrentan a la pobreza debido al gasto sanitario.

A menos de siete años de la fecha límite de 2030, lograr la asistencia sanitaria universal es una tarea de innegable envergadura. Pero aún se complica más por el hecho de que el 47% del mundo aún no tiene acceso ni siquiera a los diagnósticos más básicos.

Debido a la necesidad provocada por la pandemia, asistimos a un aumento de la innovación, aprobación y distribución de diagnósticos. A pesar de ello, los diagnósticos solo representan el 2% del gasto sanitario.

La innovación que cambia vidas sólo tiene sentido si llega a quienes la necesitan. Los diagnósticos deben desempeñar un papel más central en los planes nacionales de asistencia sanitaria, tanto en la preparación para las crisis como en los servicios sanitarios rutinarios. Asia-Pacífico soporta una importante carga mundial de enfermedades infecciosas, y la prevalencia de enfermedades no transmisibles, como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, se suma a los crecientes retos de los sistemas sanitarios.

Esto exige un papel más destacado para el diagnóstico, no sólo como medio para facilitar el tratamiento, sino como puerta de entrada para la intervención precoz, evitando que la enfermedad empeore y detectándola incluso antes de que empiece. Este planteamiento de intervención precoz se traduce en mejores resultados sanitarios para los pacientes y ahorro de costes a largo plazo para los sistemas sanitarios.

Un caso claro es el del cáncer de mama y de cuello uterino, en el que las intervenciones específicas y sostenibles de las economías emergentes de Asia-Pacífico pueden contribuir a acelerar su avance hacia los objetivos de la OMS para ambas enfermedades, como también se destaca en el informe de la Coalición contra el Cáncer de las Mujeres de Asia-Pacífico.

Avanzar en cooperación

La industria debe cooperar para facilitar vías que permitan el acceso a los diagnósticos.

Roche Diagnostics está apoyando programas de control y eliminación de la hepatitis en Pakistán junto con el Hospital Universitario Aga Khan y The Health Foundation, en beneficio de 36 000 pacientes a lo largo de dos años. Esta iniciativa forma parte de un Programa de Acceso Global más amplio, que apoya a los países de ingresos bajos y medios en el fortalecimiento de su infraestructura de diagnóstico. Desde su lanzamiento en 2014, la empresa ha proporcionado soluciones de diagnóstico a 89 países de todo el mundo, abarcando una serie de enfermedades de alta carga, como la tuberculosis (TB), la hepatitis B y C (VHB y VHC) y el virus del papiloma humano (VPH).

El sector debe seguir innovando -explorando oportunidades en salud digital para acercar los diagnósticos a los pacientes, por ejemplo- y buscar formas de asociarse con otras organizaciones para impulsar la capacidad de diagnóstico de Asia-Pacífico.

Una visión audaz requiere una acción audaz

La ausencia de un panorama sanitario homogéneo en Asia-Pacífico exige estrategias de diagnóstico localizadas. Una solución única para la cobertura sanitaria universal es insostenible. Aun así, aunque las estrategias de diagnóstico deben adaptarse a cada país, existen áreas de oportunidad aplicables a gran parte de la región.

Como recomienda la Comisión de Diagnóstico de The Lancet, los países deben formalizar el papel del diagnóstico en cada etapa de la atención sanitaria. Esto significa establecer estrategias nacionales de diagnóstico e introducir listas nacionales de diagnósticos esenciales para mejorar el acceso.

Otra forma es reforzando los laboratorios. La cobertura sanitaria universal no es alcanzable sin una red de laboratorios y una mano de obra cualificada que posibiliten el diagnóstico de los pacientes, las intervenciones tempranas y el seguimiento de los pacientes/enfermedades. Los sistemas de laboratorio son cruciales para permitir la rapidez y precisión de los resultados de las pruebas diagnósticas, especialmente en una crisis de salud pública. A pesar del papel fundamental que desempeñan en la toma de decisiones clínicas, los resultados de laboratorio sólo representan el 5% de los costes hospitalarios.

Para alcanzar el objetivo de la detección precoz, es necesario que los gobiernos y las organizaciones del sector privado sigan invirtiendo en la financiación de los laboratorios, la capacitación del personal y la formación.

El reto de la disponibilidad y accesibilidad de los diagnósticos es otro ámbito en el que la colaboración intersectorial puede marcar la diferencia. El gasto público en sanidad en Asia-Pacífico es relativamente bajo: sólo representa el 35% del gasto sanitario total de la región. Una mayor financiación de los programas de cribado puede reducir significativamente la carga de los centros de cuidados intensivos al facilitar una detección y un tratamiento rápidos. La industria del diagnóstico puede contribuir a ello proporcionando asistencia técnica y conocimientos especializados a las autoridades sanitarias a la hora de establecer sus listas de diagnósticos esenciales e innovando para producir diagnósticos adaptados a entornos de bajos recursos.

El diagnóstico precoz no es algo bonito de tener, es una parte vital para hacer posible la asistencia sanitaria universal.

Lance Little, Director General, Roche Diagnostics Asia Pacífico

Cooperación público-privada para el diagnóstico

Por último, los sectores público y privado pueden aprovechar plenamente el potencial de las soluciones sanitarias digitales, creando un marco sólido y fiable para la recopilación de datos de diagnóstico. Por ejemplo, el sistema sanitario tailandés pasó del papel a la historia clínica electrónica. El registro nacional de población sirve como sistema de prestación de servicios. Establece la lista de referencia de beneficiarios para el plan de asistencia sanitaria universal, lo que permite una cobertura rápida y elimina la necesidad de una campaña de inscripción duplicada.

El diagnóstico precoz no es algo bonito de tener, es una parte vital para hacer posible la asistencia sanitaria universal. A siete años del plazo para cumplir nuestros objetivos sanitarios, no nos queda mucho tiempo para proporcionar acceso al diagnóstico a casi la mitad de la población mundial. Esta puede ser una tarea desalentadora cuando se trabaja en solitario. La 78ª Asamblea General de las Naciones Unidas fue un paso importante en la presentación de hojas de ruta orientadas a la acción -pero aún queda mucho trabajo por hacer.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
La salud mundialHealth and Healthcare
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Closing the Women’s Health Gap: A $1 Trillion Opportunity to Improve Lives and Economies

Matthias Berninger

16 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial