Paridad de género

Las mujeres están subrepresentadas en áreas tecnológicas. Ésta ONG quiere cambiar las cosas

Una mujer que trabaja en el sector tecnológico.

"Las mujeres sólo representan el 26% de todos los puestos informáticos", afirma Tarika Barrett, CEO de la organización internacional sin ánimo de lucro Girls Who Code Image: Unsplas/hristina @ wocintechchat.comh

Ian Shine
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Paridad de género afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Paridad de género

  • Las mujeres están subrepresentadas en el sector tecnológico. La organización sin ánimo de lucro "Girls Who Code" se propone acabar con la brecha de género en los nuevos puestos tecnológicos de nivel inicial para 2030.
  • Su CEO, Tarika Barrett, habló en las Reuniones de Impacto sobre el Desarrollo Sostenible 2023 del Foro Económico Mundial sobre las iniciativas de la organización, así como sobre las historias personales que la han convertido en quien es hoy.
  • Cambiar la mentalidad de las empresas tecnológicas sobre la contratación y las reservas de talento será clave para impulsar la representación femenina, afirma.

Entre en las instalaciones de una empresa que no se dedique a la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM). Tome 10 empleados al azar, y es probable que 5 sean mujeres y 5 hombres.

Ahora, dirígete a una empresa repleta de trabajadores STEM y elige 10 empleados al azar. ¿Cuántos crees que serán mujeres?

La respuesta es tres, según el Informe sobre la Brecha Global de Género 2023 del Foro Económico Mundial.

Es un hecho que conoce muy bien Tarika Barrett, CEO de la organización internacional sin ánimo de lucro Girls Who Code, cuyo objetivo es cerrar la brecha de género en los nuevos puestos tecnológicos de nivel inicial para 2030.

"Las mujeres representan sólo el 26% de todos los puestos informáticos, y en el caso de las mujeres negras y latinas, las estadísticas son aún peores: combinadas, representan aproximadamente el 5% de todos los puestos informáticos", declaró recientemente durante las Reuniones de Impacto sobre el Desarrollo Sostenible (SDIM) 2023 del Foro Económico Mundial.

Un gráfico que muestra el porcentaje de mujeres empleadas en distintos sectores y con distintos niveles de antigüedad.
La proporción de empleo femenino está por debajo de la media en el sector tecnológico. Image: Informe sobre la Brecha Global de Género 2023

Desde que se fundó en 2012, Girls Who Code ha ayudado a 580 000 niñas y mujeres a aprender programación informática. La organización también está impulsando otras iniciativas para lograr la paridad de género en el sector tecnológico, como Barrett detalló en su entrevista para SDIM 2023. He aquí algunos puntos destacados:

¿Por qué es importante que más mujeres y niñas trabajen en tecnología?

Es tremendamente importante que haya chicas en tecnología, porque nuestra mano de obra tecnológica tiene que ser representativa de nuestras comunidades y de nuestro mundo. Ahora mismo, las niñas crecen viendo arquetipos de tecnólogos masculinos: Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Bill Gates. No oyen hablar de Katherine Johnson o Mary Jackson o Ada Lovelace o Grace Hopper, así que no se ven representadas.

La tecnología actual representa en gran medida las prioridades de unos pocos privilegiados que a menudo comparten una perspectiva singular, y esas son las personas que más se benefician en estos momentos. Cuando las mujeres, las niñas, las personas no binarias y las personas de color entran a formar parte de la mano de obra tecnológica, se convierten en creadores, en artífices del cambio. Defienden el tipo de tecnología que realmente satisface esas necesidades e intereses más amplios.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

¿Cuáles son los principales obstáculos para que mujeres y niñas ingresen en el sector tecnológico?

La mitad de las mujeres afirman que carecen de modelos femeninos en la tecnología. Un tercio de las mujeres afirman que carecen de las mismas oportunidades que sus homólogos masculinos. Y cuando nos fijamos en el liderazgo tecnológico, las mujeres representan sólo el 5%. Si hablamos de CEO negros y latinos de empresas tecnológicas de Fortune 500, esa cifra es cero.

Las empresas necesitan diversidad de perspectivas para ser eficaces, pero siguen sin atraer y retener talentos diversos. Girls Who Code realizó un estudio con Accenture y descubrió que el 50% de las mujeres acaban abandonando el sector tecnológico a los 35 años, muchas de ellas porque consideran que su lugar de trabajo es inhóspito o carece de modelos femeninos. Y lo vemos no sólo en las mujeres más avanzadas en sus carreras, sino también en algunas de las más jóvenes que acaban de entrar en este campo.

Alrededor del 50% de las mujeres acaban abandonando el sector tecnológico a los 35 años, muchas de ellas porque consideran que su lugar de trabajo es inhóspito.

Girls Who Code hizo un estudio en 2019 y el 50% de las encuestadas dijeron que habían experimentado o conocían a una mujer que había sufrido discriminación. Esto iba desde comentarios sexistas y racistas hasta acoso flagrante, y se trataba de mujeres jóvenes que acababan de iniciar su carrera profesional.

Algunas habían pasado de 5 a 10 rondas de entrevistas sin ver a una sola mujer o mujer de color. Si pensamos en ese entorno que caracteriza a nuestras empresas -y recordemos que ahora todas las empresas son casi tecnológicas-, tenemos un grave problema.

¿Cuál es su experiencia personal en lo que respecta a las barreras a las que se enfrentan las mujeres en el sector tecnológico?

Parte de mi viaje para convertirme en CEO de Girls Who Code fue cuando trabajaba en el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York. Tuve la oportunidad de dirigir el equipo que diseñaría y pondría en marcha la primera escuela secundaria de Nueva York centrada en la ingeniería de software. Fue entonces cuando vi de cerca y en persona las barreras a las que se enfrentan las chicas.

En el centro de ese proyecto estaban las cuestiones de equidad. Cuando nos propusieron construir ese instituto, la idea era que siguiera el modelo de una de las escuelas más elitistas de Nueva York. Nos opusimos y dijimos que queríamos que cualquier estudiante, independientemente de su origen, tuviera la oportunidad de aprender a programar.

Las chicas quieren devolver algo a sus comunidades, quieren hacer algo con un propósito, quieren cambiar el mundo. Muy a menudo nuestra sociedad pinta un arquetipo de líder tecnológico, y parte de lo que hemos tenido que hacer con Girls Who Code es cambiar la imagen de cómo es un informático o un tecnólogo.

Nuestras niñas y mujeres jóvenes son poderosos modelos a seguir en ese sentido. Saben que pueden dedicarse a lo que les apasiona y a la intersección de ello con la tecnología, y que también pueden ganarse la vida para sí mismas, sus familias y su comunidad. No tiene por qué ser esta extraña dicotomía que a menudo vemos en nuestra sociedad.

Muy a menudo nuestra sociedad pinta un arquetipo de líder tecnológico, y parte de lo que hemos tenido que hacer con Girls Who Code es cambiar la imagen de cómo es un informático o un tecnólogo.

Una ex-participante de nuestros programas, Karina Popovich, impulsó una coalición de propietarios de impresoras 3D durante la pandemia y la llamó Makers for COVID-19. Se unieron en todo el mundo y fabricaron miles y miles de unidades de equipos de protección personal para los trabajadores de primera línea.

Karina lo hizo por voluntad propia porque vio este problema y quiso abordarlo, y tenemos tantas historias como esa: estudiantes que han aportado su creatividad, que han aportado su pasión y que entienden dónde se conecta eso con la tecnología. No solo ven un futuro para sí mismos en el que podrán mantenerse económicamente trabajando en tecnología, sino que también están devolviendo y abordando estas cuestiones insolubles que a veces, como adultos, pensamos que no podemos manejar en absoluto.

¿Cómo pueden las empresas tecnológicas convertirse en lugares más inclusivos y acogedores para las mujeres y los grupos minoritarios?

Creo que algo importante que pueden hacer las empresas es ampliar el ámbito de búsqueda de candidatas fuertes. A veces se confía demasiado en los cursos universitarios de cuatro años o en las instituciones de prestigio, como las universidades de la Ivy League, pero sabemos que la mitad de las mujeres a las que atendemos en Girls Who Code proceden de grupos históricamente subrepresentados.

Se trata de mujeres jóvenes, entusiastas y resilientes, que a menudo hacen malabarismos para atender a sus hijos o cuidar de ellos, cursar estudios y trabajar. Son la encarnación de la valentía y la resiliencia, precisamente las cualidades que estas empresas están desesperadas por tener en su mano de obra, pero que no siempre aparecen en las credenciales académicas tradicionales.

Yo estudié en la City University de Nueva York y sé que no me habrían dado ni la hora en algunas de esas empresas que recurren en exceso a otras fuentes para encontrar candidatos. Esa es una de las razones por las que en Girls Who Code nos hemos involucrado en la programación de la mano de obra.

Gráfico que muestra cuántas mujeres más trabajarían en tecnología si las prácticas de contratación fueran más inclusivas.
El sector tecnológico podría ser más inclusivo si cambiara su forma de buscar posibles empleados. Image: Girls Who Code/Accenture

Algo de lo que estoy especialmente orgullosa es de haber puesto en marcha cumbres sobre contratación. Hemos celebrado cinco desde el inicio de la pandemia y hemos acogido a miles de chicas y otros estudiantes. Tuvieron la oportunidad de estar frente a cientos de empleadores que tal vez no las hubieran identificado fácilmente como su grupo de candidatas.

Una empresa que acudió a nuestra primera cumbre de contratación contrató a 17 mujeres jóvenes. Ahora han contratado a más de 100 alumnas de Girls Who Code. Cuando veo el comportamiento de una empresa como esa, entiendo que quieren ser los primeros y no los últimos, y que la forma en que están pensando en el talento es diferente y que tienen una mentalidad de crecimiento. Están dispuestas a transformar su empresa, la cultura de su empresa, y a aprovechar realmente este talento increíble que a menudo dejamos sobre la mesa.

¿Qué más necesitan las chicas para hacer carrera en la tecnología?

En Girls Who Code, nuestra programación comienza en tercer grado y se extiende hasta la universidad y el mercado laboral. Tenemos clubes extraescolares gratuitos donde las niñas aprenden a programar en un entorno seguro, y forman parte de lo que llamamos la hermandad, donde se apoyan unas en otras y se ven representadas. Eso despierta y enciende la pasión. También ofrecemos un programa intensivo durante el verano.

Nuestro mayor motor de crecimiento eran los clubes extraescolares gratuitos, pero prácticamente se evaporaron durante la pandemia. Sabíamos que no podíamos dejar atrás a nuestros alumnos más marginados, así que nos reagrupamos, los encuestamos para preguntarles qué necesitaban, y sus comentarios -junto con las mejores prácticas en términos de aprendizaje digital- se convirtieron en la base de nuestra programación virtual, que seguimos haciendo hoy en día.

Loading...

Es una mezcla de aprendizaje síncrono y asíncrono basado en proyectos, aprendizaje en grupo, y hemos visto a nuestros estudiantes prosperar como resultado, porque, seamos honestos, algunos estudiantes no lo estaban haciendo muy bien en términos de instrucción en persona. Esa es una de las razones por las que hemos decidido no volver a la situación anterior. Ahora atendemos a un 200% más de estudiantes y llegamos a más alumnos de zonas pobres y rurales que nunca.

Programas como nuestra preparación para entrevistas técnicas, nuestra academia de liderazgo, nuestra preparación para el trabajo y nuestra cumbre de contratación desempeñan un papel importante a la hora de garantizar que estos jóvenes consigan el trabajo de sus sueños en el que han estado pensando. Y esa hermandad que hemos creado, que empieza en tercer curso y llega hasta el mercado laboral, es la que realmente ha impulsado la persistencia y ha permitido prosperar a nuestras jóvenes y estudiantes no binarios.

¿Has leído?
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

El cambio climático afecta más a las mujeres. Debemos legislar para proteger su salud

Matthias Berninger

16 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial